Esperança Camps renuncia a la dirección de À Punt Ràdio



Esperança Camps

En Valencia Plaza leemos: Menos de dos meses. Eso es lo ha durado un puesto de nueva creación de À Punt, el de la dirección de la radio. Desde que empezara a emitir en diciembre de 2017, la única cadena radiofónica del ente público valenciano no contaba con una gestión propia y directa, dependiendo así de la dirección de contenidos y programación de À Punt, con César Martí al frente.

Todo cambió el pasado mes de julio, cuando la nueva dirección representada por Alfred Costa decide cancelar Punt Docs y La qüestió, los dos programas que coordinaba la subdirección de informativos no diarios. Esto suponía una enmienda a la totalidad del trabajo de Esperança Camps, que era la persona que había estado al cargo de esta subdirección hasta entonces. Muy cercana a la anterior directora general de À Punt, Empar Marco, Camps formaba parte de un modelo con el Costa quería romper.

Cabe recordar que Esperança Camps obtuvo el puesto de subdirectora mediante un concurso público, no exento de polémica. Esto obligaba al ente a que, en caso de recolocación en el organigrama, debía ser en un puesto del mismo rango. Y entonces, se encendió la luz: la radio no tenía dirección, así que a Camps le encomendaron «relanzarla a partir de otoño», según explicó en su día el ente a este diario.

Bueno, pues el verano ha pasado y ha sido la propia Esperança Camps la que ha renunciado a su puesto en el ente. «Ahora es el momento de afrontar nuevos retos profesionales siempre desde el rigor y la honestidad y el indispensable sentido de servicio público al país. Deseo todos los éxitos a À Punt Media y que siga cumpliendo su principio fundamental: servir a la ciudadanía valenciana», tuiteaba como despedida.

Esperada o no, la realidad es que Esperança Camps se ha llevado consigo la propia misión que le encargaron: nadie le tomará el relevo en la dirección de la radio. ¿La explicación? Ese puesto no se contempla en la relación de puestos de trabajo, un hecho que no les impidió crearlo hace unos cincuenta días.

De esta manera, la radio seguirá esta temporada subordinada al organigrama general de la radiotelevisión y el «relanzamiento» quedará a expensas de las buenas intenciones de los responsables de siempre. Entre los cambios ya anunciados: el peso de la producción propia en la radio aumentará, poniendo -por ejemplo- un carrusel deportivo en los fines de semana y una tertulia nocturna.

60655

loading…