El Grupo de Periodistas Pi y Margall presenta una queja ante el CAC contra Silvia Cóppulo (Catalunya Ràdio) por tergiversar la información

Silvia Cóppulo

La presentadora del “Catalunya Vespre” en Catalunya Ràdio, Sílvia Cóppulo, comparó el pasado 6 de febrero -primer día de juicio para el 9-N- España con una dictadura, además de asegurar que Mas, Ortega y Rigau fueron juzgados por “pedir a la gente que querían que fuera políticamente Catalunya” y admitir que el día de la psuedoconsulta lloró “de emoción y tensión contenida”.

De este modo, en su editorial, preguntó “¿como explicaremos a nuestros a nuestros hijos y a nuestros nietos que hoy el presidente de Catalunya (sic), la vicepresidenta y la consejera de Enseñanza del anterior Govern les han llevado a juicio por pedir a la gente que querían que fuera políticamente Catalunya?”.

“¿Como les explicaremos que los han tratado como acusados de haber cometido varios delitos más de 40 años después de que supuestamente se haya terminado la dictadura? ¿entenderán el apoyo popular de ese día cuando les expliquemos que más de 2,3 millones de personas fueron a votar en noviembre de 2014 en unas urnas de cartón sabiendo que el resultado no servía para nada? ¿compartirán la alegría que tuvo la mayoría del país (sic) y la indignación que siente ahora?”, insistió.

En este sentido, consideró que “Artur Mas, Joan Ortega e Irene Rigau, acompañados de 40.000 personas han vuelto a dar una lección de firmeza y dignidad”. También admitió que el 9-N ella y su equipo “lloramos de emoción y de tensión contenida” y luego “personalmente fui a votar”.

“Aquellos 2,3 millones de personas hoy lo volveríamos a hacer. El 80% de la población de Catalunya quiere votar en un referéndum vinculante si Catalunya se convierte en un Estado independiente o no. Votar es la acción primera que define la democracia. Llevar los cargo electos a juicio por haber escuchado la voluntad de la gente es una escenificación de fuerza de las estructuras de otro Estado. Nada que ver, pero todavía todo a hablar con él”, sentenció.

La editorial de Cóppulo ha provocado que el Grupo de Periodistas Pi y Margall haya presentado una queja ante el CAC por “vulneración de varios artículos del Libro de Estilo de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) por parte de la presentadora del programa ‘Catalunya Vespre de Catalunya Ràdio del pasado 6 de febrero 2017”.

“Es absolutamente intolerable que desde la radio pública autonómica se tergiverse, mienta y confunda a la ciudadanía incluso saltándose el Libro de Estilo de la radio y televisión de la CCMA, así como el resto de normas que rigen la vida audiovisual en España”, sentencian.

47693