El EGM tiene catalogadas 664 emisoras como “piratas” al no estar contempladas en el Plan Técnico

EGM

Tal como recoge un artículo de El Español, la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), organismo que elabora el Estudio General de Medios (EGM), medidor de referencia del mercado radiofónico español, mantiene el registro de 664 emisoras que contabiliza como ilegales, tradicionalmente calificadas en el sector como piratas. Estas frecuencias cuentan con un código de identificación, su dial y la ciudad en la que operan.

Esto significa que el organismo que mide las audiencias de la Radio y que es el referente del mercado publicitario radiofónico mantiene un registro minucioso de unas emisoras que legalmente no deberían funcionar y que su sola existencia está penalizada por ley. En mayo de 2015 el Tribunal Superior de Justicia de Valencia multó con 130.000 euros a Mega Radio tras operar 20 años sin permiso administrativo.

De esta listado al que ha tenido acceso El Español vemos que 99 pertenecen al grupo COPE, de las que 21 son de Cadena 100, 30 son de COPE, 16 de Megastar y 32 de Rock FM. También encontramos 38 emisoras de Fun Radio (*), 30 emisoras de esRadio, 25 de Gestiona Radio, 15 emisoras de Radio Marca, 14 de Intereconomía, 13 frecuencias de Onda Cero y así hasta 294 postes denominados “Emisora Ilegal Baja”. La AIMC mantiene otras 370 emisoras locales independientes registradas, pero bajo la categoría de “Emisora Ilegal”.
(*) N. de la R. Fun Radio estuvo asociada a Loca FM, pero hace ya muchos meses que desapareció del mercado español de la radio.

Filtro del EGM a las piratas

En el caso de la COPE se dan situaciones tan sorprendentes como que algunas de ellas están consignadas en su propia página web como emisoras oficiales de la cadena. Hablamos de la 97.4 de Lleida, 101.6 de Vinarós, 102.2 de Marbella, 89.2 de Lorca, 98.1 de Mieres, 100.3 de Béjar y 90.6 de Gandía. Particularmente preocupante es el caso de Rock FM de la que 16 de sus 46 emisoras registradas en su página web, están consideradas como ilegales en los registros del EGM.

El EGM mantiene estas emisoras bajo la denominación de “Emisora Ilegal Baja”, aunque indican a El Español que oficialmente no forman parte de su medición. De hecho, nos remiten a sus normas para incluir a los medios, un documento que en el caso de la radio indica que hasta 2013, en el EGM se reportaba información de todas las emisoras con dos condicionantes: “que existiera alguna mención y que estuvieran asociadas a AIMC”.

Hasta esa fecha nunca se dejó de reportar audiencia de una emisora por no tener una concesión administrativa perfectamente regulada y siempre se ha dicho que si se adoptara una medida en este sentido nunca debería ser discriminatoria, “siendo aplicable en toda su extensión a todos los asociados”.

“Debe disponer de concesión administrativa”

No obstante, en marzo de 2014 se aprobó que no se reportara audiencia de aquellas frecuencias no contempladas en los Planes Nacionales de Radiodifusión Sonora. Para llevar a cabo este objetivo, el equipo técnico de AIMC cruzó el fichero de emisoras vigentes en el EGM, con la relación de frecuencias que contemplan dichos Planes Nacionales de Radiodifusión Sonora.

Todo el procedimiento fue completado en marzo de 2014 y arrojó que de las 3.182 emisoras existentes en el fichero EGM, después de esta depuración quedó reducido a 2.083 (un 34,5% menos). El BOE del 16 de junio de 2016 certifica que el Plan Técnico Nacional autoriza a 1.905 emisoras legales en toda España. Esto significa que incluso la cifra total de emisoras filtradas por el EGM sigue siendo superior al máximo legal de frecuencias permitido por la Ley.

De esta manera, a partir de esta fecha -marzo de 2014- solo pueden ser incluidos en los ficheros emisoras que acrediten una emisión radiofónica sujeta a medición en EGM a cualquier servicio de audio que consista principalmente en la difusión simultánea de programas y contenidos sobre la base de una estructura de programación definida, organizada en parrilla con horarios y con presencia en la programación de presentadores/locutores. Debe, además, “disponer de su correspondiente concesión administrativa”.

El caso de COPE

En cualquier caso, y en el entendido de que EGM no contabiliza estas emisoras ilegales, las propias características del estudio dan pie a que se sigan considerando estos postes. El EGM realiza encuestas, tanto telefónicas como presenciales, y en ellas pregunta qué radio se escucha y qué programas se recuerdan. De esta manera, el encuestado no puede identificar si una radio que escucha es pirata o no, por tanto si quiere incluirla en la encuesta -y es pirata- nadie podría impedírselo.

Por ejemplo, COPE reconoce una sola emisora en Lleida (97.4 FM y 1224 en onda media) y según el listado del EGM la FM es una emisora ilegal. Pese a ello, en el último Estudio General de Medios (EGM), computó 14.000 oyentes en esta provincia. Un buen ejemplo de que el filtro de la AIMC no es del todo fiable.

Algo similar pasa en Rock FM que en Málaga obtiene 14.000 oyentes sin emisoras legales. En esta provincia la emisora tiene cuatro postes piratas según la AIMC, aunque una de ellas está certificada erróneamente como oficial en la web del grupo COPE. Del mismo modo, la cadena MegaStar se convertía en junio en una emisora 100% digital, según indicaba la propia COPE en un comunicado. Pese a ello, esta lista de ilegales, la AIMC le atribuye 16 postes.

“Muestra contaminada”

“En cualquier caso e independientemente de que en algunos sitios te de más o menos audiencia, la muestra está absolutamente contaminada y a partir de estos ningún dato es válido”, indica José Antonio Abellán, el comunicador que ha denunciado estas irregularidades y que ha seguido el tema desde hace meses.

Esto sin contar con las implicaciones legales de la existencia de estas emisoras. ¿Por qué la AIMC no las denuncia? En su reciente entrevista con El Español, Abellán indicaba que desde la AIMC no existía la voluntad de denunciar. “Yo he estado reunido con la AIMC hablándoles de esto y les he preguntado si ésta es la política para que pirateemos todos. Y me dicen que no son la Policía y que no pueden hacer nada”.

La redacción de El Español ha contactado con la AIMC para responder a esta y otras preguntas: ¿Por qué siguen registrándose emisoras ilegales en el EGM a pesar del filtro del año 2014? ¿Cómo se evita en la medición que se compute audiencia a emisoras en provincias donde existen emisoras ilegales? ¿Por qué se contabiliza audiencia a cadenas en provincias donde solo tienen radios ilegales?. No obstante, fuentes oficiales del medidor solo les ha remitido a un documento en el que se incluyen las condiciones para que una emisora sea contabilizada por el EGM.

51838