Director de la CRTVG rechaza una figura concreta que vele por la buena praxis en violencia machista y opta por formación



Alfonso Sánchez Izquierdo

Galiciapress.es se hace eco de que el director de la Corporación de Radio Televisión de Galicia, Alfonso Sánchez Izquierdo, ha rechazado que el ente público incorpore una figura concreta que vele por el cumplimiento de buenas prácticas en el tratamiento de temas relacionados con la violencia de género. Así, ha cuestionado la efectividad de esta medida y ha señalado que él opta por la formación de los profesionales.

Lo dijo en respuesta a la diputada del PSdeG Noa Díaz, quien cuestionó los cursos de formación que se ofrecen en la CRTVG y su revisión temática, toda vez que se imparte ahora uno referido al acoso laboral y en él se incluyen descargables con imágenes de piernas de mujeres que llevan minifalda y zapatos de tacón.

«Lo que menos esperamos es el tratamiento frívolo», ha manifestado Noa Díaz, quien leyó el diálogo que se mantuvo entre los tertulianos en ese momento en el programa de televisión, que incluyeron «risas, carcajadas» e incluso el sonido de una «caja registradora» a modo de ilustración sonora cuando una de las personas que intervino se preguntaba si se había cobrado por difundir datos de la vida personal y qué se había hecho con ese dinero.

«Un esperpento» en directo, dijo Noa Díaz, sobre la tertulia del programa ‘Quen anda aí’ en el que se abordó la serie documental de Rocío Carrasco por personas «no expertas», como el propio Sánchez Izquierdo admitió que eran y ante la petición de la diputada socialista de que, precisamente, personas que no son especializadas en esta cuestión no participen en tertulias de este tipo.

Sánchez Izquierdo acusó a la diputada de que el PSOE quería que se adopten «medidas contundentes de despidos» de las profesionales de la comunicación que estaban en el programa. Ante ello, Díaz aclaró que las caras de los presentadores denotaban incomodidad y se preguntó por qué no se actuó después de espacios publicitarios, mientras que Sánchez Izquierdo apeló a la programación en directo, el 86 por ciento de la programación efectiva, para justificar que en este tipo de situaciones se pueden cometer «errores».

«ALUCINADA»
Noa Díaz quedó «alucinada» con los argumentos esgrimidos por Sánchez Izquierdo, quien en su última intervención apeló a que su intervención estuvo revisada por una mujer abogada con experiencia en temas de violencia de género. «Fue escrita casi en su totalidad por una profesional abogada, experta en temas de género y no sirvió para evitar las descalificaciones», le reprochó.

Sánchez Izquierdo indicó que incluso las dilatadas trayectorias de los profesionales y tertulianos «no garantizan que no vayan a cometer errores». «Ni ellos ni nadie está exento de cometerlos», ha dicho el director de la CRTVG, quien volvió a defender la especial sensibilidad de la CRTVG con la materia y con programación específica.

Con todo, el director de la compañía ha señalado que los comentarios que allí se vertieron «no fueron acertados». «Es obvio», ha reconocido Sánchez Izquierdo, quien, no obstante, ha indicado que la TVG «seguirá» apostando por la «formación», pero «también por la libertad de expresión».

En cuanto a la cuestión de la violencia de género, el director de la corporación ha indicado que «las principales herramientas están en los legisladores, parlamentos y gobernantes» y «no solo en la ciudadanía y en los medios de comunicación».

64426