Crónica de la Gala de entrega de los Premios Ondas



Así han sido los Ondas del reencuentro: memoria radiofónica, periodismo local y un gran año para las series.
Barcelona ha acogido los Ondas con los premiados de 2020 y 2021 en una gala celebrada en el Teatro Coliseum, presentada por Carles Francino y con los ‘gags’ de Raúl Pérez

Han sido los Ondas del reencuentro. De la vuelta a celebrar el periodismo y la cultura, pero también la empatía, el esfuerzo y la excelencia. Con Carles Francino de maestro de ceremonias y el humor de Raúl Pérez, la gala, que entregaba también los premios de la pasada edición, ha sido una reivindicación de la memoria y la experiencia radiofónica, del periodismo de proximidad y del gran año de la ficción televisiva española.

Una gran noche para el periodismo que ha estado cerca de los oyentes, que los ha acompañado en los momentos más duros de la pandemia, para el periodismo que lo hace con empatía, sensibilidad y rigor. Como los profesionales de la Cadena SER en La Palma o la televisión canaria.

“Es un lugar que ya no existe, allí llevamos 60 adía contando cosas que ya no existen, es tremendo como periodistas y palmeros. Las palabras se quedan cortas porque caen casas, pisos, sueños… de gente muy humilde que luchó mucho para tener lo que tiene. Les ruego que no se olviden de ellos, cuando se apague el volcán, que no se apaguen las cámaras”, ha pedido Javier Rodríguez, periodista de la SER que ha seguido y contado cada día la evolución de la erupción del volcán de La Palma.

«Con gente de casa y el presupuesto del Lleida»
Los periodistas han reclamado un periodismo local fuerte, sin redacciones sobrecargadas, con gente y materiales para humanizar la información. “No se puede informar de la realidad de este país desde el centralismo”, añadía Eric Pestano. “Es como que el Barça gane la Champions, pero con gente de casa —porque casi todos hemos sido becarios— y con el presupuesto del Lleida”, seguía Sique Rodríguez, director de ‘Què t’hi jugues!’, premio a la radio de proximidad, que ha invitado a uno de sus oyentes a dar el discurso. “El oyente es lo que da sentido a nuestro trabajo, el programa es la complicidad, cuidemos a las emisoras locales y a los que tienen este oficio como sueño”, ha zanjado Lluís Flaquer.

La memoria de la radio
A esas peticiones se han unido las de tres periodistas veteranos por la memoria, la experiencia y el bagaje de una vida dedicada al oficio. Ángeles Afuera ha recogido el Ondas a toda una trayectoria por su labor al crear y mantener la fonoteca de la Cadena SER: «La memoria está compuesta por eslabones de cariño, de dolor, de talento, de experiencia, de conocimiento. La radio estaba perdiendo muchos de esos eslabones y yo descubrí una de las profesiones más generosas, la de documentalista. Os toca conversar nuestra memoria”, ha expresado.

La despedida de Gabilondo
La vida de la SER no se entiende sin Ángeles Afuera y tampoco sin Iñaki Gabilondo. El periodista ha subido por última vez al escenario para recoger su séptimo Ondas, el concedido de forma especial por el jurado de estos premios. “Este tiene un valor especial porque es claramente el de la despedida. Lo considero como un Ondas a título póstumo pero aún en vida. El primer Ondas lo recibí en noviembre del 69, he tenido la oportunidad de ver tantas cosas, un país, un mundo, una radio, un Iñaki que ya no existe”, ha recordado con un último consejo sobre el futuro de la radio. Que lo nuevo no sepulte a lo antiguo, que sumen podcast, programas de ficción y la frescura de la radio informativa en directo. “Viva la SER, fue mi sueño de niño, viva la radio”, ha cerrado con la gran ovación de la noche en el Teatro Coliseum de Barcelona.

El pionero de las tertulias
“Yo soy muy de Fernando Fernán Gomez, que siempre decía: ¿Un premio? Total, si el año que viene se lo van a dar a otros. Y aquí el año siguiente se lo han dado a Iñaki Gabilondo. No vamos mal, me he dicho”, ha comenzado su discurso Fernando Ónega, veterano periodista que fue director de Informativos de la SER durante el 23-F y pionero de las tertulias políticas en nuestro país. Con mucho sentido del humor, Ónega, ahora a Onda Cero, no ve este reconocimiento como un anticipo de la retirada. “Parece que señala un cierto camino a la jubilación, pero consulté el archivo de Ángeles Afuera y vi que a Julia Otero se lo dieron en 2013. Por lo menos me quedan 20 años. Lo grande que tiene la SER es que le da premios a los grandes programas y a los pequeños, a las emisoras que hacen grandes cosas. Esto es un homenaje a mi generación. Éramos gente torpe con el micrófono y nuestro logro ha sido contribuir a hacer de la radio un medio útil y creativo. Es un medio que ha transmitido la vida”, ha recordado en homenaje a sus compañeros de generación.

Comedia, feminismo y cultura
Los Ondas reconocen también el buen momento de los podcast. Distintos formatos que no paran de crecer, que tienen una legión de seguidores y que también se han convertido en shows en vivo. El premio lo comparten en esta edición dos producciones que celebran la comedia, el feminismo y la cultura. “Las mujeres con discurso feminista lo tenemos complicado en el espacio público y los periodistas culturales están en una situación difícil”, ha reivindicado Isabel Calderón, creadora junto a Lucía Lijtmaer de ‘Deforme semanal ideal total’, un espacio de Radio Primavera Sound que se ha convertido en referente.

«¡Vivan las mujeres cómicas!»
Otras dos mujeres, Carolina Iglesias y Victoria Martín encabezan ‘Estirando el chicle’, podcast que también comenzó como un proyecto autoproducido y es hoy uno de los grandes éxitos de Podium Podcast. “Esto ha crecido tanto que ahora somos muchas mujeres. Los proyectos de comedia tienen éxito si nos dan libertad creativa, somos muchas cómicas para generar cultura, dejadnos hacer. Se lo dedicamos a las pringadas de la clase, estamos nosotras aquí también, a todas las mujeres creadoras que quieren contar historias juntas ¡Vivan las mujeres cómicas!”, han reclamado ambas.

Otra cómica, presentadora y todoterreno de la comunicación como Inés Hernand ha recogido el premio a mejor programa de televisión para todo el contenido de Playz, la plataforma dedicada al público joven de radiotelevisión española. “En Gen Playz hablamos de sexualidad, suicidio, la ley trans, acoso escolar…”, ha explicar Hernand para pedir que se escuche a la juventud, que se le dé su espacio y que el futuro es hoy. “Por más cuerpos no normativos, personas racializadas y diversidad”, ha clamado entre aplausos.

El gran año de las series españolas
Entre 2020 y 2021, en los meses de mayor consumo audiovisual, la ficción española estrenó varias series que han supuesto un salto en lo temático y lo cualitativo. “Se están contando muy buenas historias, tenemos guionistas con un increíble talento”, reivindicaba Javier Cámara tras recoger, junto a Diego San José, la estatuilla a mejor comedia por ‘Vamos Juan’. Un premio compartido con ‘Maricón perdido’, serie creada por Bob Pop. ‘Esta serie nació porque en una noche en ‘Latemotiv’ conté cómo los chungos me zumbaban por maricón, gordo y gafotas. Ayer me hubiera gustado estar con todo ese equipo para abrazarlos. A mí Movistar+ me echó antes porque les resultaba incómodo”, ha comentado el creador sobre el final del programa de Buenafuente, cuya productora participa en la serie. El también escritor, que lleva a pantalla sus memorias ensoñadas desde la niñez a la madurez, ha dedicado la serie a “a todes los que no tuvieron el privilegio de contar su historia con su voz”.

‘Antidisturbios’ ha sucedido a ‘Patria’ como mejor serie dramática con premio también para la actriz Vicky Luengo. ‘Veneno’ ha tenido también un merecido reconocimiento para sus tres actrices protagonistas. Jedet y Daniela Santiago, dos de las intérpretes que dan vida a Cristina Ortiz, han mandado un mensaje de ánimo y apoyo a Isabel Torres, enferma de cáncer que recientemente ha revelado que los médicos le han dado dos meses de vida.

Música en directo
La música también tiene su espacio dentro de los premios Ondas. Aitana, fenómeno musical del año, ha abierto la gala con una actuación, Pablo López ha celebrado el poder de la música en directo en todos estos meses marcados por las restricciones de la pandemia, y Mikel Erentxun ha recogido un Ondas muy emotivo a toda su trayectoria. “Me encanta mi trabajo, mi oficio, la música, espero que no suponga un punto final, espero seguir navegando y haciendo más discos. Quiero compartir este premio con todos los músicos, técnicos, productores que me han acompañado en este viaje. Y también con el público, a esos amigos desconocidos que van los conciertos y compran discos en tiempos tan inciertos”, ha concluido.

El final de la gala, de hecho, también ha sido inesperadamente musical. Después de recoger el Ondas por el documental Eso que tú me das, en el que entrevistó a Pau Donés en sus últimos días de vida, Jordi Évole ha recordado el compromiso del autor de La Flaca con la sanidad pública —»Pau adoraba a todo el personal del Hospital Vall d’Hebron. Me da pena la gente que se lleva el dinero fuera de España porque no puede sentir el orgullo que sentimos nosotros por la sanidad pública»— y ha decidido hacer un Pau. Es decir: atreverse a hacer algo que no se atrevía a hacer. En este caso, cantar el estribillo de Grita, ayudado por el público.

66941

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*