Continuan los despidos en Ràdio Sabadell



Nueva escalada en la tensión entre la gran mayoría de la plantilla de Ràdio Sabadell, la dirección de la emisora y el ejecutivo municipal presidido por Juli Fernández. El despido del trabajador más veterano, considerado como un símbolo para los trabajadores, a través de un burofax esta semana ha profundizado la brecha.
La plataforma «Ràdio Sabadell Diu Prou» responsabiliza la dirección de la emisora, a la que acusan de acoso laboral y al concejal Miquel Soler. Todo ello con un gobierno «que esconde la cabeza bajo el ala».
Manolo Guerrero ha sido jefe técnico de Ràdio Sabadell desde el año 2001, cuando se recuperó la emisora como radio municipal. Desde entonces se ha convertido en compañero, maestro y tutor de varias generaciones de periodistas y técnicos que lo definen como el alma de Ràdio Sabadell.
Su despido fue aprobado por el Consejo de Administración de la empresa municipal en diciembre, y reside en las causas de la aparición de la plataforma Ràdio Sabadell Diu Prou, que congrega a la gran mayoría de la plantilla. Las muestras de solidaridad hacia él han sido muchas: de la actual plantilla, de antiguos trabajadores de la emisora ahora en medios catalanes (por ejemplo, Ricard Ustrell, presentador de «El Suplement» de Catalunya Ràdio) y de colaboradores externos (el presidente de la Orquesta Sinfónica del Vallés, Jordi Cos, le dedicó de forma implícita hace unos días la entradilla de su programa).
Pero la dirección de la emisora no ha dado marcha atrás, y después de darle un mes de vacaciones, ahora se la ha despedido mediante un burofax.
El despido de Guerrero abre una herida de difícil solución en la radio, ya que afecta a uno de los símbolos de la emisora. «Con la marcha de Manolo Guerrero, que durante más de 15 años ha ejercido como jefe técnico de la emisora, Ràdio Sabadell queda huérfana de uno de sus puntales», mantiene la plataforma, que más allá de la dirección de la emisora, que recae en Montserrat Pérez Creus, señala el ejecutivo cuatripartito, que ha dado su «visto bueno». Esta semana el alcalde, Juli Fernández, se ha comprometido a mantener la plantilla, asegurando que más allá del de Guerrero no habrá más despidos. Pero la plataforma desconfía, creyendo que el Ejecutivo «esconde la cabeza bajo el ala» sin poner en duda las decisiones que se toman en la emisorra.
Compleja situación y digitalización
La dirección argumenta que con los cambios técnicos y de orientación a la emisora ya no hay un responsable técnico, ya que se ha quedado sin funciones ni tareas asignadas, además en una empresa en una situación financiera compleja.
Un argumento que no convence la plantilla: el propio Guerrero fue el responsable de digitalizar los estudios, hace un par de años. Y a nivel financiero sí se han hecho contrataciones directivas y a nivel comercial, que aún así no han enderezado la facturación.
«Posible venganza personal»
Los trabajadores sostienen que Guerrero ha sido acosado, vaciando su puesto de trabajo para justificar el despido. Y creen que se le ha despedido por motivos políticos, considerando que el concejal del ramo, Miquel Soler, ha querido tener una «posible venganza personal por la relación de la actual concejal de Comunicación con el primer jefe de emisiones de Radio Sabadell 94.6».
El anterior jefe técnico, que fue despedido hace unos años y al que Guerrero sustituyó, es la pareja de Soler.

47403