Conociendo a Didac Romagós y Ràdio Vilablareix



Didac Romagós

Marta Costa-Pau escribe en Ara que la mayoría de los locutores empiezan muy jóvenes en una radio pequeña con el sueño que un día les contratarán para trabajar en una gran emisora. Dídac Romagós, en cambio, prefirió quedarse en su pequeña radio de pueblo, Ràdio Vilablareix, para tratar de liarla. De ofertas para dar el salto a cadenas líderes de audiencia no le han faltado, pero él ha preferido dedicar talento, horas y entusiasmo para ensanchar su radio más allá de donde llega la señal. Desde el 107.5 FM (Girona) o por internet, Ràdio Vilablareix se ha ganado la fama de ser la única radio que pincha música sólo en catalán y presume de haber conseguido que por su modesto estudio pasen los grandes nombres de la canción, de la literatura, del teatro, del cine, del arte y de la política de los territorios de habla catalana.

«Sólo hago entrevistas presenciales. Les cito en la plaza del pueblo y les espero allí, delante del Ayuntamiento, a menudo bajo la mirada de vecinos curiosos por saber qué famoso llegará hoy», explica el Didac. Si al principio costaba hacer venir a los entrevistados, ahora las tornas han cambiado. «Flipo cuando los grandes artistas del momento te llaman porque sacan disco y quieren venir para que les entreviste», añade el locutor, orgulloso de que haya tenido éxito el modelo de radio «local y de país, comprometida con la cultura catalana» que él defender ante el equipo de gobierno, de ERC, cuando se gestaba la nueva radio municipal de Vilablareix, un pueblo cerca de Girona de poco más de 3.000 habitantes. Con más de 13.200 seguidores en Twitter, Ràdio Vilablareix (@rvilablareix) fascina a todo el que visita sus estudios para ser entrevistado por Didac.

En un tuit reciente el sociólogo Salvador Cardús anima a seguir a los que todavía no lo hacen. El escritor Sebastià Alzamora la recomienda «vivamente», y el periodista Llibert Ferri la describe como «uno de esos fenómenos seductores que generan repentinamente los países pequeños». El jurista Héctor López Bofill asegura que todos sus amigos literatos le recomiendan seguirla porque «tiene un proyecto de difusión cultural de gran nivel», y el cantante Cesk Freixas destaca que, a pesar de ser un pueblo pequeño, Vilablareix «tiene una de las radios más grandes de este país», y agradece que cuide con tanta ejemplaridad» la proximidad, el periodismo y la cultura».

Conciliar el sueño con Barril y Puyal
Curtido como locutor desde los 14 años en La Ràdioactivitat, la emisora ​​que había años atrás en Vilablareix, Dídac Romagós dice que la radio casi está en su ADN. De pequeño dormía escuchando la voz de la radio que se colaba a través de la puerta de la habitación de sus padres. Si la cerraban, él se levantaba a tientas y, sin hacer ruido, la iba a abrir porque no había manera de conciliar el sueño sin la compañía de Joan Barril, «con aquella su manera de hacer radio reposada», o sin la voz única de Puyal los días de fútbol. Ahora Dídac la vive día y noche, la radio. Siempre atento a todo, para que nada falle, para que todo el pueblo y Catalunya se la sientan suya, porque las primeras figuras de la cultura sigan sintiendo como un privilegio ser recibidos por el locutor en la plaza del pueblo de Vilablareix para acompañarlos hasta el estudio.

61684

loading…