Cómo instalar o cambiar la radio del coche correctamente



Autoradio

En motor.es se puede leer que actualmente, cambiar la radio de un coche suele ser bastante más complicado que antes, pues la mayoría van integradas en la consola central o forman parte de un sistema global de infoentretenimiento. Aún así, es posible hacerlo en muchos de los casos.

Aunque en la actualidad muchos coches disponen de sistema multimedia integrado en la consola central, lo que no cambia es que la calidad y las funciones sean de un nivel intermedio. Por tanto, si queremos disfrutar de una radio más completa y de mayor calidad, no nos queda más remedio que afrontar la sustitución del sistema preinstalado en el vehículo. Y así es como tenemos que hacerlo.

Qué tipo de radio queremos
Antes de comenzar con la sustitución, debemos tener claro qué tipo de radio queremos, pues ya han quedado atrás las que incorporan reproducción de cassette o Compact Disc (CD) y hoy en día se demandan funciones como la inserción de USB, sincronización por Bluetooth, reproducción de al menos formatos MP3 y WAV o compatibilidad con Android Auto o Apple Car Play.

En función de todo ello nos encontraremos con una diferente oferta de productos en el mercado, así como precios y calidades muy dispares entre las que elegir nuestro próximo reproductor de sonido y radio.

Lo que debemos saber antes de instalar o cambiar la radio
Aunque no existen unas conexiones o parámetros universales y muchos de ellos dependerán del fabricante elegido, lo cierto es que la mecánica de instalación de un nuevo sistema de sonido suele ser la misma en todos los casos.
Para asegurarnos de que no tendremos problemas de compatibilidad, antes de proceder a la instalación deberemos revisar algunas cuestiones importantes. Retirar la radio antigua es el primer paso porque nos permitirá comprobar qué tipo de conexiones tiene nuestro vehículo y así asegurarnos de que no tendremos problemas con la nueva. A la hora de hacerlo, debemos tener mucho cuidado al hacer palanca o extraer embellecedores y demás, pues podríamos rallarlos o romper las pestañas de sujeción.

Una vez realizado, nos ayudará a comprobar los siguientes puntos:
Adaptador: generalmente se trata de un conector universal denominado ISO 10487, pero no siempre es así. En estos casos puede ser necesario un cable adaptador para adecuar la conexión entre el aparato de radio y el coche.
Dimensiones: tan importante como poder realizar una conexión óptima es tener la posibilidad de encajar la nueva radio en el espacio habilitado para la misma en el vehículo. Actualmente, existen dos tamaños estandarizados: 1 DIN y 2 DIN, además de variados marcos con los que ajustar el nuevo aparato.
Control desde el volante: es una función cada vez más presente en los vehículos de todas las gamas y precios, por lo que debemos asegurarnos de instalar la interfaz de control necesaria para utilizarlos con nuestro nuevo equipo de radio. Se trata, en esencia, de un cable adaptador que permite la comunicación entre los mandos del volante y la radio.

Pasos a seguir para instalar la nueva radio
Cuando ya tenemos claros todos estos puntos y estamos seguros de que la radio que queremos es compatible con nuestro vehículo, procederemos a comenzar con la instalación de la nueva radio.

Ejemplo de cómo cambiar una radio de coche de manera sencilla.
Hacer una foto a las conexiones: de este modo nos aseguramos de que conectamos la nueva del modo adecuado al poder establecer una comparativa.
Desconectar las conexiones: lo haremos cuidadosamente para no romper cables o pines de conexión. Comenzaremos por el más grueso, el de la antena, que suele ser el que más limita los movimientos. Luego continuaremos con los que están agrupados y finalizaremos con los de los altavoces, la alimentación y el RCA. Si alguna de las conexiones está sucia o sulfatada, deberemos limpiarla antes de conectarla de nuevo.
Emparejar los cables según colores: y es que cada color tiene un significado y sirve de referencia para una función concreta. Si disponemos de arneses (piezas que agrupan cables), los conectaremos a los mismos. De no ser así, lo haremos manualmente según colores con soldadura, rizado o conectores tipo Butt. Por supuesto, siempre es recomendable revisar los diagramas de conexión de la radio y el coche.
Instalar el kit de montaje: algunas radios lo incluyen y deberemos proceder según las instrucciones de montaje del fabricante.
Conectar los cables: ya tenemos todo preparado y podemos conectar los arneses y cables a la nueva radio. Primero la fuente de alimentación, a continuación el cable a tierra y, posteriormente, el de la antena y los cables restantes.
Comprobar el funcionamiento: es momento de encender la radio para ver si todo ha sido conectado adecuadamente o se hace necesaria alguna revisión. Además, deberemos comprobar la sintonización de las emisoras, la reproducción de archivos procedentes de la memoria USB o las funcionalidades del volante, entre otras.
Encajar la radio en su sitio: el último paso es colocar el aparato de radio en el hueco habilitado para tal efecto en la consola central, ajustando su posición y la del panel para que tanto la radio como el marco queden ajustados y bien insertados. Para ello suele haber algún mecanismo de tornillos o presión que hacen posible la correcta fijación del sistema.

Aunque la instalación de una nueva radio no es un proceso necesariamente complicado, sí es cierto que demanda ciertos conocimientos y detalles importantes para que el proceso sea satisfactorio. Por tanto, siempre es aconsejable que dicha operación sea realizada por un profesional cualificado. ¿También quieres cambiar los altavoces del coche? No te pierdas nuestro artículo sobre cómo conseguir el mejor sonido.

62334

loading…

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*