Catedral y Las Lleras se alzan con los primeros premios de la VII Feria de la Limonada y la Tapa de La 8 y esRadio León



esRadio León

La Semana Santa está en vísperas y la limonada tienta en todos los bares de León. Casi todas son irresistibles. Y las hay de excepción. La que elaboran en el restaurante Catedral, en el corazón del Barrio Húmedo, es la mejor. Así lo decidió ayer el jurado convocado para la VII Feria de la Limonada y la Tapa de La 8 y esRadio celebrada en la Casa de las Carnicerías dentro de los actos de la capitalidad gastronómica.

La cervecería Alhambra y el bar El Altar se alzaron con el segundo y tercer premio a la mejor limonada, que además de diploma otorga un sello que garantiza la calidad de sus productos, la elaboración y toda su trazabilidad. Limonada y tapa son una pareja pecadora y con todas las garantías de triunfar estos días, como se vio en el alto número de establecimientos participantes, más de cuarenta, y lo reñido que estuvo el concurso de las tapas.

El palmarés se lo llevó el mesón Las Lleras por su propuesta de huevo poché con morcilla. El jurado decidió otorgar el segundo premio ex aequo a Vychio, por su pizza casera de manzana, mozzarela, queso azul y nueces, y a Mamá Tere, que presentó una espuma de patata morada, con picadillo de manzana y huevo de codorniz. El tercer premio fue a parar a un establecimiento astorgano, restaurante Serrano, que sorprendió con su nicuit de piñón y manzana reineta.

La Feria de la Limonada y la Tapa de La 8 y esRadio «dignifica un producto de mucho arraigo en León», como señaló Juan Francisco Martín, director de la cadena. Los premios otorgados certifican que la limonada «es cien por cien leonesa y está elaborada con los productos y tratamientos adecuados», precisó. En colaboración con Diario de León, distribuirá un rutómetro de la limonada en León que se extiende a otras seis localidades de la provincia.

El concejal de Comercio y Consumo, Pedro Llamas, alabó la apuesta por la calidad y subrayó que el mérito de la capitalidad gastronómica será quedarse con la impronta de la calidad, la evolución y el cambio en la hostelería.

El jurado contó con José Ramón Chacón, director del Centro Integrado de Formación Profesional Ciudad de León, quien señaló la importancia de la formación en este proceso, en la que el centro, abierto en 1995, juega un papel decisivo. Cuenta actualmente con 300 estudiantes. Ramón Villa, de la Academia Leonesa de Gastronomía, dijo que la feria «coloca a la limonada en el espacio que se merece» y apostó por el sello Manjar de Reyes para dar continuidad a la capitalidad.

51686