‘Cartas desde mi casa’, abrazo virtual a enfermos de coronavirus y sus familiares



Carmen Sanchez Monterde

En Heraldo de Aragón leemos como la agencia zaragozana Sin Palabras Creativos canaliza esta idea que se sirve de las redes sociales para llevar a todas partes palabras de ánimo para los enfermos y sus familiares.

Carmen Sánchez Monterde, locutora de trayectoria consolidada en Aragón, quedó impactada hace unos días con la iniciativa de la cirujana Cristina Marín en el hospital de La Princesa de Madrid; animar a los ciudadanos a escribir cartas anónimas para distraer a pacientes y familiares. “Me pareció magnífica, pero pensé que quizá había otro modo de canalizar ese torrente de cariño sin poner a los médicos a gestionar las cartas; bastante carga de trabajo llevan ahora. Hablé con Sin Palabras Creativos, la agencia que lleva mi pareja, y el equipo se puso en marcha para animar a la gente a escribir en sus redes con el ‘hashtag’ #cartasdesdemicasa, haciendo las cartas accesibles a cualquiera. También se abrió una web para detallar la iniciativa, con un correo que recibe igualmente cartas de gente que no usa las redes sociales y quiere participar; es cartasdesdemicasa.com”.

Se contactó con el Salud y la DGA, que enseguida aplaudieron la idea. Lo de ‘Cartas desde mi casa’ es un guiño becqueriano; en 2020 se cumplen 150 años de la muerte del creador de ‘Cartas desde mi celda’, obra escrita en el Monasterio de Veruela durante la larga convalecencia del escritor sevillano en tierras zaragozanas tras su tuberculosis. “Es un homenaje, sí –aclara Carmen– y no solo por la efeméride; ahora mismo nuestras casas y las habitaciones de los hospitales también se sienten un poco como celdas, así que ‘Cartas desde mi casa’ es un cajón de ánimo, deseoso de recibir material que pueda animar a quien más lo necesite. La respuesta ha sido brutal; no hay más que rastrear el hashtag en Facebook o Instagram para comprobarlo. A Instagram llegan además cartas de niños desde el colegio Miguel Servet de Fraga; en Twitter también se mueve el asunto, y el personal de Sin Palabras, con una media de edad muy joven, se ha volcado en la tarea”.

Los audios
‘Cartas desde mi casa’ no soslayó el hecho de que los más enfermos tienen que hacer esfuerzos titánicos para leer, y ha gestado una red de locución que lee las cartas y las graba. “Es complicado fijar la vista y la postura con dolor de cabeza o fatiga muscular –apunta Carmen– así que nos hemos unido locutores y también voluntarios sin experiencia previa, y repartimos cartas para leer. Mamen Sánchez, subdirectora de Participación y Ciudadanía del Servet, ha informado de la iniciativa a hospitales de toda España”. Si se opta por el ‘streaming’, las cartas de esta plataforma están disponibles en lugares como Spotify, Google Podcast, Apple iTunes, Ebooks, Anchor FM o Radiopublic.

59123