Campaña solidaria de Radio Zaragoza: «Estoy en ERTE, pero tengo que colaborar»



Radio Zaragoza

Miles de personas entregan sus bolsas de comida en la nueva campaña que Radio Zaragoza organiza, junto con el Ayuntamiento de la capital, para llenar las despensas del Banco de Alimentos

Hasta las ocho de esta tarde cinco centros cívicos de Zaragoza estan abiertos para recoger alimentos. Es la nueva campaña que Radio Zaragoza y el Ayuntamiento de la capital ponen en marcha para llenar las despensas del Banco de Alimentos de Aragón.

Los centros de Torrero, Río Ebro, San José, Delicias y Estación del Norte están recogiendo bolsas de comida que los vecinos de Zaragoza están entregando durante todo el día. Hay muchos que lo hacen como costumbre: «soy oyente y vengo todos los años». Otros utilizan mucho sentido común y empatía, «es muy duro vivir con 500 euros al mes», señalan. Otros echan una mano a pesar de estar en ERTE, «trabajo en Alumalsa y a pesar de estar mal en la empresa, tengo que venir, hay gente que lo pasa peor que yo», apunta un vecino. Y algunos hasta se emocionan a punto de entregar su carro lleno y dicen: «hay muchas personas sufriendo». Casi un centenar de voluntarios están trabajando durante todo el día, recogiendo, guardando y coordinando el almacenaje en la sede del Banco.

Alimentos para temporeros
El lema es “Necesitamos tu ayuda, te necesitamos como el comer”. El objetivo de esta nueva campaña es atender la creciente demanda alimentaria que existe desde las entidades sociales desde que arrancó la pandemia. El Banco de Alimentos está atendiendo a unas 26 mil personas, solo en la provincia de Zaragoza. Estas semanas esta entidad tiene más trabajo por el servicio que realiza con una comarca en concreto. Se trata de la comarca de Valdejalón. Valdejalón es uno de los lugares de destino de cientos de personas que llegan de diferentes lugares de España y otros países para recoger fruta. Dos parroquias de esta zona forman parte de una mesa de trabajo coordinada por la comarca para atender a estas personas, «sobre todo a aquellos trabajadores que acuden a la zona sin contrato», como indica Marta Gimeno, presidenta de la comarca. Esa mesa se reúne dos veces: al principio y al final de la campaña. Está compuesta por todos los agentes sociales y económicos de la zona, incluidos sindicatos y empresarios
agrícolas. Ofrecen hasta dos vales a quienes lo necesiten y centralizan dos puntos de atención en La Almunia y Ricla para ofrecer ínformación y formación. Desde hace once años en esta comarca trabajan los llamados agentes de convivencia. Son personas que colaboran en la relación directa y personal con los temporeros y que en este momento de pandemia son imprescindibles. La evaluación de esta figura ha sido tan positiva que se ha trasladado a la comarca de Caspe.

64433