Cadena COPE pierde un 35% de su publicidad en la pandemia y prepara nuevos recortes



COPE

Fernando Cano publica en El Español que Cadena COPE no está teniendo un buen año económico tras encajar los efectos de la caída de la publicidad lastrada por la crisis de la pandemia de coronavirus. La emisora reconoce en el apartado «Acontecimientos posteriores al cierre» de sus cuentas anuales de 2019 -depositadas hace unos días en el Registro Mercantil- que ha tenido un impacto «importante» en sus ingresos de este año.

La emisora detalla que se ha materializado un descenso en las ventas del mes de marzo, que se han visto reducidas en un 35% respecto al mismo mes del año anterior y que acumularon en el primer trimestre del año un descenso del 19% respecto al mismo periodo de 2019.

En abril indica que se ha mantenido el descenso aunque no lo cuantifica y advierte un cambio de tendencia tras comenzar el confinamiento. De esta manera, COPE avisa que está estudiando medidas de ajuste significativas en todos los capítulos de gastos que «puedan compensar la reducción de ingresos».

Rebajas salariales
Entre ellas, apunta a reducciones salariales y negociar bajadas de precio de los servicios con proveedores, suministradores y colaboradores. Este diario publicó que en abril la cadena ya comenzó a negociar rebajas salariales.

Los directivos de la cadena ya transmitieron a la plantilla la necesidad de ajustar costes y una de las primeras medidas fue la rebaja salarial del 20% en algunos puestos claves de la plantilla. No obstante, ahora estaríamos hablando de nuevos ajustes.

En cualquier caso, en sus cuentas la emisora advierte que los flujos de tesorería estimados permitirán hacer frente a sus obligaciones pese a una caída de las ventas de un 35%, sin necesidad de recurrir a la financiación bancaria.

Cinco años de beneficios
Estas previsiones contrastan con los buenos datos de 2019. Como había avanzado la propia COPE sus beneficios netos de este año llegaron a 5,6 millones de euros y su facturación se elevó hasta los 129,7 millones de euros.

En el caso de los beneficios mantienen la tendencia del último lustro, pero además con un crecimiento de 10 millones en sus ingresos anuales.

Entre 2010 y 2015 la emisora de los obispos acumuló unas pérdidas de 23 millones de euros (9,1 millones en 2010, 3,7 millones en 2011, 2,3 millones en 2012, 1,4 millones en 2013, 4,7 millones en 2014 y 1,8 millones en 2015), mientras que desde 2016 han ganado más de 21 millones (4 millones en 2016, 6,5 millones en 2017, 4,8 millones en 2018 y 5,6 millones en 2019).

60565

loading…