Buscando soluciones en ‘Quédate en Casa’ de Radio Enlace



Radio Enlace

El programa de radio ‘Quédate en Casa’ nace el cuarto día de confinamiento, realizado desde la casa de Paco Aragón, debido a la necesidad de seguir informando al vecindario de lo que ocurre en sus barrios y de ayudar en estos tiempos de crisis. Lo han contado desde periodicohortaleza.org

El programa Quédate en Casa nace de la necesidad de informar y ayudar en estos tiempos de crisis. Surge de la decepción por asistir a un nuevo fracaso de los grandes medios de comunicación, así como de la frustración por estar en casa sufriendo los otros daños del virus: la manipulación, las mentiras y el miedo.

Realizado cada dos días íntegramente en el domicilio de Paco Aragón, trabajador de nuestra radio comunitaria de Hortaleza, el programa aflora tras la responsabilidad colectiva de Radio Enlace al cerrar el local y ver cómo la brecha informativa se agrandaba entre los medios que podían retransmitir como si nada hubiera pasado o los medios locales, como el nuestro, que sufrimos el parón del directo y nos hemos tenido que reinventar para alcanzar las 30 producciones semanales.

Técnicamente, el programa es muy sencillo y la misión del realizador-técnico-locutor, como en el fútbol, es la de repartir la pelota; en este caso, el teléfono. Por eso quien lo define rectificaría diciendo que el programa es de un equipo formado por los más de 60 entrevistados que han contado sus inquietudes y forma de vivir la cuarentena. En ese equipo, destacó el papel de las redes vecinales que han prestado su tiempo, no solo para el enorme trabajo solidario, sino para difundirlo a través de Radio Enlace.

El programa se divide en un primer bloque construido por entrevistas. Luego tenemos el espacio vecinal, la solidaridad y no perdemos de vista la agenda con un paseo por las convocatorias y la música con contexto, generalmente canciones relacionadas con ayudas o actividades frente a la pandemia.

Quédate en Casa nace el cuarto día de confinamiento después de dar tumbos delante del ordenador, rellenando papeles relacionados con documentos que pedía la Administración para requerimientos que teníamos pendientes en la asociación. Ese trabajo, en las circunstancias habituales del confinamiento, desesperaba al conductor de este espacio, motivo por el que decidió montar el estudio de radio.

Cierto que el nombre del programa no está muy pensado. Siendo más lógico, debería haberse llamado Salir del Armario porque el estudio de radio se montó dentro de un armario, el único sitio de la casa de este maestro de la radio donde era posible tener un micro, un portátil y una pequeña mesa de mezclas.

Además, la salida del armario le ha permitido hacer algo que le gusta y lo ha reencontrado con su profesión de siempre, la de periodismo, que tenía olvidada y algo oxidada…, aunque solo sea para hacer lo mismo que el resto, ¡pero de una forma más normalizada, integradora e intentando buscar siempre soluciones!

59755