Balance de Onda Cero post Herrera: Menos ingresos pero más rentable

Carlos Herrera en Onda Cero

La división de radio de Atresmedia consiguió un resultado bruto de explotación positivo (19,7 millones de euros) durante 2016, el primer ejercicio completo sin Carlos Herrera. En este tiempo, Onda Cero ha perdido 1 de cada 4 oyentes y su programa matinal ha caído en casi 800.000 seguidores.

Onda Cero vive peor sin Carlos Herrera. Desde que el locutor se marchó de la empresa a COPE, su audiencia ha caído casi en la misma medida en la que se ha incrementado la de su principal competidor, la Cadena COPE, que hace más de un año le arrebató la segunda posición del sector de la radio generalista. Pese a este acentuado descenso, la división de Atresmedia que engloba a Onda Cero, Europa FM y Melodía FM sigue siendo rentable, tal y como se demuestra en su último informe anual de cuentas, en el que se detalla que su resultado bruto de explotación (EBITDA) fue de 19,7 millones de euros.

Este dato fue un 9,8% peor que en 2015, pero, aun así, será presumiblemente mejor que el presente COPE, que el año pasado cerró con un EBITDA de 3,5 millones de euros (100% mayor que en 2014), pero con un déficit de 1,8 millones.

La radio de la Conferencia Episcopal ha perdido 23 millones de euros entre 2010, cuando fichó al equipo de Tiempo de Juego, y 2015, cuando Carlos Herrera se puso al frente de su prime-time. Es cierto que su audiencia ha mejorado con creces, pero su negocio todavía no es rentable.

Entre la primera oleada del EGM de 2015 y la última de 2016, Onda Cero ha perdido casi 600.000 oyentes, mientras que COPE ha ganado más de 850.000. Carlos Herrera dejó los micrófonos de Atresmedia con más de 2 millones de seguidores diarios, de media, mientras que Carlos Alsina y Juan Ramón Lucas registran actualmente 1,2 millones.

Entonces, La Mañana de COPE, de Ángel Expósito, no llegaba al millón de oyentes (981.000), mientras que actualmente cuenta con 1,9 millones. El ‘efecto Herrera’ se notó rápidamente en las cuentas de la cadena de los Obispos, puesto que durante sus tres primeros meses en la empresa su facturación publicitaria creció el 24,7%.
Ahora bien, no sirvió para cerrar el año (el último del que existen datos en el Registro Mercantil) con beneficios.

En lo que respecta a la división de radio de Atresmedia, en 2016 ingresó 82,17 millones de euros, es decir, un 8,6% menos que en 2015. Esto obligó a sus gestores a realizar un duro ajuste de costes del 8,2%. En concreto, los gastos de personal disminuyeron el 3,9% y los de explotación, el 10,7%.

La audiencia total de sus emisoras fue de 4.150.000 millones de oyentes durante la tercera oleada del EGM de 2016, frente a los 4.552.000 que logró un año antes.
Onda Cero perdió 421.000 seguidores en este periodo, Europa FM, 34.000, y Melodía FM ganó 56.000.

Lejos de COPE

En el último semestre, la audiencia de su cadena generalista se ha estabilizado, “con un ligero incremento”, según expresa Atresmedia en su informe de cuentas. Eso sí, todavía está muy lejos de la de COPE, que actualmente es de 2,6 millones de oyentes diarios.

La división radiofónica de Atresmedia representa actualmente el 8% de los ingresos de una compañía que en 2016 facturó más de 1.000 millones de euros (+5,2%) y consiguió unos beneficios de 129 millones (+30%). La audiencia de sus canales de televisión mejoró en tres décimas (27,1%) durante este ejercicio, aunque sus principales cadenas perdieron cuota de pantalla: Antena 3, un 0,6% (12,8%) y La Sexta, un 0,3% (7,1%).

47818