Àngels Barceló (SER): «Hay que hacer periodismo bien hecho y si encima te apoyan los números mejor»



Ángels Barceló

Claudia San Martín le ha entrevistado para el Diario Sur:
Nuestros oídos están de suerte. Àngels Barceló y su programa ‘Hoy por Hoy’ de la Cadena SER aterrizan mañana (17/9) en Málaga, más concretamente en Torremolinos, para comenzar una nueva andadura del matinal en el que se desgranará la situación sociopolítica de cada provincia que visiten. Desde SUR hablamos con la locutora para conocer los entresijos de este directo, apuntando en la diana de uno de los temas en los que versará el programa: el turismo.

– ¿Qué ve ‘Hoy por Hoy’ en Málaga para empezar este recorrido en la provincia?
– Empezamos en Málaga porque de algún modo queremos reflejar la situación y los problemas que está atravesando este país y el del turismo es uno de ellos. Lo hemos visto durante todo el verano y conocemos los datos. Torremolinos es un eje indiscutible para el turismo en España y para la provincia de Málaga. La mejor manera de estar es sobre el terreno y hacerlo allí y ver cómo es el turismo habitualmente, cómo ha sido este verano y cuáles son las expectativas de salida de esta situación de crisis. Creo que es un buen punto para empezar.

– ¿Qué opina de los modelos de ciudades donde se vive principalmente del turismo, como en Málaga?
– No sólo Torremolinos, creo que es el país entero. No nos habíamos dado cuenta del peso que tenía el turismo en nuestra economía hasta que han dejado de llegar turistas. La economía se había ido apoyando en éste casi sin darse cuenta. Cuando falla vemos que el agujero que hace en las cuentas es muy importante. Después de la crisis de 2008 se habló de que todo estaba basado en el ladrillo, resulta que se levantó el pie del ladrillo y se apretó el acelerador del turismo. Cuando fías toda la economía a un sector en concreto y tan sensible es cuando hay que repensar el modelo económico del país y el modelo turístico que queremos.

– ¿Cree que el turismo genera empleo estable y de calidad?
– No, genera empleo habitualmente precario. La gente hace temporada y el problema vendrá en invierno porque hay muchos que no han podido hacerla este verano. Cuando digo que hay que repensar el modelo turístico no me refiero sólo al del sol y playa. Por ejemplo, pienso que la provincia de Málaga es una de las ciudades que más lo ha repensado con una propuesta cultural increíble como ya quisieran tener muchísimas ciudades. Y lo ha sabido vender.

– Hoy se celebra la manifestación de los trabajadores del mundo del espectáculo, ¿qué opina de las medidas que han tomado las administraciones hacia el sector cultural?
– Se ha pensado poco en el sector cultural. La característica de esta crisis es que ha afectado a todo el mundo, nadie se ha salvado excepto el comercio ‘online’, pero cada sector llora por lo suyo y el sector cultural es un gran damnificado porque las administraciones, generalizo, nunca le han dado el valor que tienen. Cuando los políticos piensan en cultura imaginan la obra de teatro, en el disco… No piensan en la industria que hay detrás y que vive de todo eso. Además, se han tomado decisiones en algunos momentos algo drásticas. Yo no tengo noticia de ningún brote de coronavirus en ningún cine, teatro o concierto cuando las cosas se han hecho bien. Los políticos no tienen que olvidarse de la cultura porque se creen que no hay industria detrás de ella y mueve a muchísima gente y puestos de trabajo.

– ¿Cree que se debe a que en España no se distingue cultura de ocio?
– Claro, se mete todo dentro de mismo saco y no es así. Incluso no es lo mismo el teatro que el cine. Lo he hablado con directores de teatro estos últimos días y todo lo que mueve detrás una compañía no es lo mismo que la proyección de una película. La cultura no es el sector de ocio de tomarnos unas copas en un bar, es otra cosa completamente distinta. Es fácil decir: ‘Todo lo que sea gente de cara a un escenario lo cerramos’, y no es así. Hay cosas que se hacen bien y otras mal; las que están mal hechas cerradas todas, pero las que se hacen bien mientras no se demuestre lo contrario dejémosles trabajar.

– ¿Cómo prepara el programa fuera del lugar habitual de trabajo?
– Con el coronavirus es mucho más difícil, pero te da un plus de trabajo y piensas en contenidos que le pueda gustar e interesar a la gente que viene a verte en directo y hacerlo también para los que nos escuchan desde sus casas y no romperles la dinámica del programa normal. Vamos a hablar un buen rato de turismo y de Torremolinos, que creo que hay mucha gente a la que se le viene un Torremolinos a la cabeza que no tiene nada que ver con lo que es. Hablaremos con el alcalde del municipio de los datos, vamos a escuchar música, con la sección de discos dedicados…

– ¿Cree que la radio se ha visto fortalecida tras la pandemia? ¿Cómo es la lucha contra la inmediatez de Internet?
– La radio sigue teniendo la misma inmediatez. Cuando no existía Internet se caracterizó por llegar siempre la primera a los sitios y contar las cosas. Compite con Internet, pero le podamos dar valor añadido con los analistas y los comparadores. En el caso de la pandemia se ha visto fortalecida porque a la inmediatez le hemos sumado la compañía y pocos medios lo dan. El oyente interactúa con nosotros y hemos abierto mucho los teléfonos para compartir sus preocupaciones, pero también las nuestras. La radio para mucha gente está pasada de moda, pero ha recuperado su esencia durante el confinamiento. Hemos notado el calor y el apoyo de la gente.

  • ¿Está pendiente de la audiencia? ¿Importan los números en la radio?
  • Vengo del mundo de la tele y ahí sí que los números son una esclavitud. Aquí afortunadamente no lo es, claro que quieres ser el primero, que quieres ser líder, pero la radio me permite trabajar con tranquilidad. Hay que hacer periodismo bien hecho y si encima te apoyan los números mejor. Aquí estamos pendientes una vez cada tres meses y cuando llegan queremos que sea buenos, pero si son un poco peores te preguntas en qué has fallado y qué puedes mejorar.
  • ¿Cree que ha cambiado la audiencia en los últimos meses?
  • Sí, porque puede que mucha gente que no nos había escuchado porque llevaba otro ritmo de vida y se ha enganchado a la radio porque está teletrabajando y para teletrabajar la radio es una maravillosa compañía. No sé cómo se puede medir esto, pero creo que durante la pandemia hay gente que ha redescubierto la radio y otros que la han descubierto por primera vez. Elvira Lindo me decía que cuando empezó el confinamiento tenía la radio en el último estante de la cocina y que la fue bajando hasta que la dejó en la mesa de la cocina. Y es eso, que la gente que no tenía costumbre de escuchar la radio ha empezado a hacerlo y otros que las escuchaban de fondo la han vuelto a poner en primer plano en sus vidas.
  • ¿Cómo se ve la vida desde lo más alto de la radio?
  • (Risas). Con vértigo, porque es una responsabilidad por la repercusión que tiene el programa. Yo sufro mucho por hacer las cosas bien hechas y para que todo salga bien, es un ejercicio cada día de preparación del día siguiente, cansado y exhaustivo, pero yo lo disfruto, esa es la compensación.
  • 60957
loading…