Alicante es una de las provincias con más producción de podcast y con algunos de los mejor posicionados, como Fuera de Series o Casus Bellis



Cristina Martinez lo expone desde informacion.es: Donde quieras, cuando quieras y lo que quieras. El podcast comenzó a sonar en España en 2004 y llegó para quedarse. Más de 16 años después, en plena efervescencia de la imagen, las pantallas y las series, resulta que estos programas de voz «enlatada» siguen ganando adeptos. 2020 puso a prueba todos los soportes y plataformas y el podcast salió bien parado: el consumo subió un 25% respecto al año anterior, según un estudio de Voxnest (empresa especializada en el mundo del podcasting). Y cuatro de cada diez internautas en nuestro país ya se han rendido a los encantos de estos archivos, tal como recoge la encuesta Digital News Report.

Un incremento de oferta que crece paralela a la evolución tecnológica que va abriendo camino a nuevos recursos y posibilidades. Mejores grabadores, nuevos interfaces de audio portable, incluso incorporación de la imagen. Si los podcast nacieron como un hobby, todas estas posibilidades han ido abriendo paso a la profesionalización y, por tanto, a la monetización.

Y ahí entran las plataformas que han visto un nicho de negocio posible. Ivoox surgió en España como un quiosco donde poder reproducir, cargar y descargar audios, convirtiéndose en una de las principales plataformas de podcasting. Pero Apple, con más de 1.700.000 entradas, se lleva el mayor pastel. Hasta ahora. Spotify irrumpió con fuerza marcando territorio y abriendo la puerta a la demanda y captación de los títulos mejor posicionados. Un ejemplo: a mediados del pasado año, pagó 100 millones de dólares por un contrato de exclusividad con el podcast de entrevistas The Joe Rogan Experience, el número 1 del mundo. El mismo camino ha iniciado en España Podium Podcast, de Prisa, que ha empezado a captar a los que más números de escuchantes suma. También están Podimo o Audible de Amazon.

De lo general a lo particular, o no tanto, Alicante es una de las provincias españoles más potentes en la producción de podcasts. En esta ciudad se celebraron las II Jornadas Nacionales de Podcasting en 2017, que se concentró en las Cigarreras, y cuenta con una asociación, Alipod, con una treintena de miembros adscritos. Y no solo son muchos, sino que están algunos de los programas más veteranos y más seguidos del país.

Uno de ellos es Fuera de Series. C. J. Navas fue su creador en 2007. Profesor de la Universidad Miguel Hernández, se dio cuenta de que la emisora del campus se le quedaba pequeña. «Hice primero una sección y luego un programa de series porque entonces no encontraba un sitio para hablar de ello». Así que, como por inercia, terminó montando su podcast. «Te permite hablar de la temática que quieras y al difundirlo por internet, tu audiencia es el mundo», asegura.

Empezó solo y hoy cuenta con una decena de colaboradores. Las escuchas al mes rondan las 200.000 y han ampliado sus propuestas. «Esto ha evolucionado mucho. Ahora emitimos un programa diario de lunes a viernes; hacemos un programa de análisis episodio a episodio del universo Marvel; si te suscribes, todos los días a las 6 de la mañana tienes Fuera de Series y un magazine; los lunes hacemos top de nuestras series favoritas, los miércoles un review y los viernes, Razones para ver, en la que hablamos de una serie que se estrene el fin de semana».

Donde quieras, cuando quieras y lo que quieras. El podcast comenzó a sonar en España en 2004 y llegó para quedarse. Más de 16 años después, en plena efervescencia de la imagen, las pantallas y las series, resulta que estos programas de voz «enlatada» siguen ganando adeptos. 2020 puso a prueba todos los soportes y plataformas y el podcast salió bien parado: el consumo subió un 25% respecto al año anterior, según un estudio de Voxnest (empresa especializada en el mundo del podcasting). Y cuatro de cada diez internautas en nuestro país ya se han rendido a los encantos de estos archivos, tal como recoge la encuesta Digital News Report.

Un incremento de oferta que crece paralela a la evolución tecnológica que va abriendo camino a nuevos recursos y posibilidades. Mejores grabadores, nuevos interfaces de audio portable, incluso incorporación de la imagen. Si los podcast nacieron como un hobby, todas estas posibilidades han ido abriendo paso a la profesionalización y, por tanto, a la monetización.

Y ahí entran las plataformas que han visto un nicho de negocio posible. Ivoox surgió en España como un quiosco donde poder reproducir, cargar y descargar audios, convirtiéndose en una de las principales plataformas de podcasting. Pero Apple, con más de 1.700.000 entradas, se lleva el mayor pastel. Hasta ahora. Spotify irrumpió con fuerza marcando territorio y abriendo la puerta a la demanda y captación de los títulos mejor posicionados. Un ejemplo: a mediados del pasado año, pagó 100 millones de dólares por un contrato de exclusividad con el podcast de entrevistas The Joe Rogan Experience, el número 1 del mundo. El mismo camino ha iniciado en España Podium Podcast, de Prisa, que ha empezado a captar a los que más números de escuchantes suma. También están Podimo o Audible de Amazon.

De lo general a lo particular, o no tanto, Alicante es una de las provincias españoles más potentes en la producción de podcasts. En esta ciudad se celebraron las II Jornadas Nacionales de Podcasting en 2017, que se concentró en las Cigarreras, y cuenta con una asociación, Alipod, con una treintena de miembros adscritos. Y no solo son muchos, sino que están algunos de los programas más veteranos y más seguidos del país.

Uno de ellos es Fuera de Series. C. J. Navas fue su creador en 2007. Profesor de la Universidad Miguel Hernández, se dio cuenta de que la emisora del campus se le quedaba pequeña. «Hice primero una sección y luego un programa de series porque entonces no encontraba un sitio para hablar de ello». Así que, como por inercia, terminó montando su podcast. «Te permite hablar de la temática que quieras y al difundirlo por internet, tu audiencia es el mundo», asegura.

Empezó solo y hoy cuenta con una decena de colaboradores. Las escuchas al mes rondan las 200.000 y han ampliado sus propuestas. «Esto ha evolucionado mucho. Ahora emitimos un programa diario de lunes a viernes; hacemos un programa de análisis episodio a episodio del universo Marvel; si te suscribes, todos los días a las 6 de la mañana tienes Fuera de Series y un magazine; los lunes hacemos top de nuestras series favoritas, los miércoles un review y los viernes, Razones para ver, en la que hablamos de una serie que se estrene el fin de semana».

Une evolución vertiginosa
El proceso de María Santonja, hasta hace una semana presidenta de Alipod, ha sido vertiginoso. Empezó en 2013 con un podcast de cine y series, Fans Fiction, en la radio online Artegalia de Sant Joan junto a Richie Fontano. «Lo hacíamos por hobby, entonces el mundillo del podcasting en España era una comunidad de aficionados». Hoy en día es su trabajo. «Empecé haciendo podcast para terceros y ahora produzco para otras personas y asesoro a gente que quiere usar su podcast como marca personal».

Para el próximo 6 de marzo, ha organizado la primera edición de PodWoman, «el primer evento de podcasting de España dedicado a las mujeres». Y también es productora de Lidera-Te, comunidad de mujeres emprendedoras.

Considera que España va al rebufo de EE UU, donde «ya es toda una industria y se mueve mucho dinero». No obstante, algo está cambiando y, dice, «hay marcas que se anuncian ya en podcast o que les interesa hacer los suyos propios o plataformas que empiezan a tener contenido exclusivo, lo que es una oportunidad para creadores de contenido: igual que Netflix compra series a productoras, pues esas plataformas adquieren contenidos de podcasting. Ahora, empieza a ser viable dedicarse a esto».

Santonja considera que estamos en un momento «de revolución del audio, no solo en el podcast, porque creo que ha habido un punto de saturación de pantallas; el audio te permite levar a cabo una tarea simultánea y también la intimidad que te da la voz, la cercanía al oyente, elegir el momento… se crea una conexión mayor».

La diferencia con la radio la ve clara. «Las redifusiones de programas de radio en podcast difunden contenido pensado para radio, usan su formato pero no lo son».

El más escuchado de la historia
Casus Belli se ha situado como el podcast de historia más escuchado del país. Suma entre 400.000 y 500.000 escuchas reales al mes (según la IAB, agencia de medición de audiencias en estos soportes) y casi un millón de accesos mensuales, es decir que no terminan de oírlo al completo. El siglo XX, sobre todo la II Guerra Mundial y la guerra fría, son sus puntos fuertes.

El alicantino Daniel Carmona empezo en febrero de 2017 y se declara podcaster profesional. «Empecé participando en podcast de otros y al final hice al mío». De los 10 o 15 minutos una vez por semana ha pasado a seis programas semanales «que pueden durar entre media hora y ocho horas». Y ahora lidera un equipo de seis personas. Tanto ha crecido que ha añadido Victoria Podcast, sobre historia de la humanidad en general, y Para Bellum, que se lo pidió Spotify.

Los beneficios llegan por tres lados. «En Casus Belli, a través del micromecenazgo recurrente porque tenemos un programa de fans de Ivoox, que a partir de 3 euros puede acceder a un programa exclusivo los viernes; luego por los anunciantes, que aún no es un peso grande; y la tercera vía son los cursos que salen, hacer podcast a museos o empresas, por eso cree Podfactory que es asesoría, formación y producción a medida».

Su secreto, dice, está en el «efecto café». «Cuando somos varios es como una tertulia y es como si los oyentes estuvieran con nosotros en la mesa».

El lado más negro
El título Helena en el país de los horrores no es casualidad. Elena Merino, periodista, creció viendo películas de cine negro. Y de ahí surgió su pasión por el crimen y el lado oscuro del ser humano. Empezó con un programa de radio, El jardín de los horrores, y hace 10 años lanzó su podcast en Radio San Vicente. «Ya tenía un canal en Ivoox y fui subiendo contenidos. Luego, por la evolución del propio medio, empezamos a buscar un camino para intentar financiar los gastos y si teníamos beneficios reinvertir».

Se colocaron en la plataforma Ivoox y solicitaron mecenazgo hace un par de años. «Eso nos ha permitido contratar una productora». Ahora el equipo lo forman cuatro personas y cuenta con una docena de colaboradores, «casi todos en Madrid». «Cuando hemos ido allí a hacer los programas cara a cara hemos grabado hasta en el Museo de Cera o en una galería de arte», destaca.

Mirando hacia atrás afirma que ha habido «momentos muy duros, aunque ha sido muy satisfactorio». Ahora el camino que se abre es el de la monetización. «No da para el sueldo de una persona, pero cubre los gastos que es lo que más nos importaba».

Las últimas cifras registradas por Ivoox cifran en 1.330.000 el número de escuchas en un año, «pero sabemos que hincha un poco las audiencias». Aunque IAB marca que sus programas tienen entre 10.000 y 40.000 escuchas. «La parte luminosa de las personas es muy visible, a mí me interesa conocer la otra parte, no me gusta la parte morbosa del suceso sino la parte psicológica».

El próximo miércoles Elena en el país de los horrores se suma a la plataforma Podium Podcast por su número de seguidores. «Esto es ya profesional porque te buscan y te contratan».

La Comunitat, la tercera con más escuchas de podcasts
La Comunitat Valenciana es la tercera con mayor porcentaje de escuchas de podcasts. Así lo refleja un reciente estudio de la agencia Prodigioso Volcán, que sitúa en cabeza a Madrid, con un 16,2 por ciento y Andalucía, con 15,9, seguidas del 14,5 por ciento de personas que escuchan estos programas en la Comunitat. En España, cuatro de cada 10 internautas se conecta a estas propuestas. La mayoría, un 82,8 por ciento, lo hace a través del móvil y, sobre todo, cuando están en casa (un 67,5 por ciento) y cuando van de camino al trabajo (un 30.1 por ciento).

62940