Alfred Costa, Germà Arroyo y Francisco García Donet, favoritos para dirigir À Punt



À Punt

En Las Provincias leemos que la comisión evaluadora de los candidatos a la dirección general de À Punt mantendrá el próximo viernes una nueva reunión para avanzar en los trabajos de selección de los tres aspirantes sobre los que se efectuará la designación del sucesor de Empar Marco. Tras la confirmación de que la todavía responsable de la radio y la televisión públicas no optará a la reelección, la comisión evaluadora tiene sobre la mesa el perfil de los nueve candidatos que optan al puesto, con el objetivo de perfilar los tres nombres que se convertirán en finalistas de este proceso. Cubierta esa fase, el consejo rector realizará entrevistas a los seleccionados en las que tendrán que acreditar los requisitos exigidos en la convocatoria, ha explicado ya la radiotelevisión pública valenciana.

Entre los nueve aspirantes presentados -Pere Valenciano, Juli Esteve, Artur Balaguer, Pau Vergara, Francisco Picó, Pepe Crespo, Alfred Costa Francisco García Donet y Germà Arroyo- saldrán los tres elegidos. La comisión evaluadora dedicó su primera reunión, la del pasado día 2, a comprobar que todos los candidatos cumplían las condiciones necesarias para optar. A partir de ahí, la comisión extraerá sus conclusiones a partir de la documentación presentada.

Las fuentes consultadas por Las Provincias admiten, no obstante, que tres de los candidatos presentados cuentan, a priori, con más posibilidades de convertirse en la terna definitiva de finalistas. Los nombres en cuestión son los de Alfred Costa, Germà Arroyo y Francisco García Donet. Costa es el actual jefe de emisiones de À Punt, y trabajó en Canal 9, donde llegó ser subdirector de programación. También fue concejal del PSOE en Torrent. García Donet fue asesor del exministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, y es administrador de la empresa Onair Comunicació i Producció. También formó parte de la plantilla de Canal 9. Y Germà Arroyo, que también formó parte de la redacción de RTVV y que, tras su salida de la cadena, fue director de informativos de Mediterráneo TV.

Las fuentes consultadas por este diario señalaron que, a priori, cualquiera de estos tres nombres podría realizar una buena labor como nuevo director general de la radio y televisión públicas. Se trata, en los tres casos, de nombres que pasaron por Canal 9, que asumieron ciertas responsabilidades en aquella cadena, y que posteriormente han continuado con trabajos vinculados al sector audiovisual. De los tres, uno de ellos, Costa, trabaja ya en À Punt, mientras que los otros dos han optado por otros ámbitos.

En el caso de que los designados para la terna final de este proceso de selección fueran estos tres nombres, el consejo rector estaría introduciendo una novedad significativa respecto del proceso de selección que hace tres años acabó con la designación de Marco. Aquella elección fue cuestionada prácticamente desde el primero momento, tanto por la falta de experiencia en Marco en el ámbito de la dirección de medios audiovisuales -fue corresponsal de TV3 y de diversos medios catalanes en la Comunitat-, como por la evidente simpatía mostrada en redes sociales hacia distintos dirigentes de Compromís.

En este caso, los nombres de los tres favoritos para alcanzar el proceso final de selección estarían vinculados a cargos directivos en empresas del ámbito audiovisual. A Marco se le ha cuestionado a lo largo de su mandato por la escasa audiencia alcanzada por À Punt como por el incumplimiento del contrato programa y por la escasa implantación lograda por la televisión pública valenciana.

Sobre la terna de candidatos propuestos, el consejo rector de À Punt iniciará un proceso para seleccionar el del aspirante a la dirección general. Hasta la fecha, uno de los escenarios sobre la mesa hacía referencia a la posibilidad de que ninguno de los nueve nombres sobre la mesa pudiera alcanzar los apoyos necesarios -tres quintas partes de los miembros del consejo- como para que su nombre llegara a Les Corts.

Al relevo de Marco se suma la de Enrique Soriano, que ya ha comunicado su voluntad de no continuar en el cargo. La necesidad de un pacto entre los partidos mayoritarios para este segundo puesto puede acabar obligando a negociar también el puesto de director general.

58077