À Punt planea abrir una segunda emisora de radio dedicada a la música y la cultura



À Punt Ràdio

ABC publica que el consejo rector de los medios públicos valencianos incluye otro canal en el borrador del nuevo contrato-programa y apuesta por un presupuesto «continuista» para 2022.

La presidenta en funciones de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC), Mar Iglesias, ha asegurado este jueves que el consejo rector de À Punt apuesta por un presupuesto «continuista» para 2022 y que el borrador del nuevo contrato-programa incluye un nuevo canal cultural para la radio, como establece la ley de creación de la radiotelevisión valenciana.

Así lo ha avanzado sobre la aprobación del nuevo contrato-programa 2021-2023, un documento que quiere que esté listo «cuanto antes» porque el anterior caducó el año pasado y lleva meses negociándose con la Generalitat, aunque ha remarcado que trabajan con normalidad.

«No estamos dejados de la mano de dios (…). No es una cuestión de vida o muerte», ha aseverado en la comisión de radiotelevisión de Les Corts en dos comparecencias a petición de Compromís y PP sobre el contrato-programa y el presupuesto, respectivamente. El consejo rector del ente remitió la semana a la Conselleria de Hacienda su propuesta para las cuentas de 2022.

Iglesias, que está en funciones desde enero y a expensas de que el Consell de l’Audiovisual proponga la nueva presidencia, ha garantizado que el segundo canal que establece está previsto en el último borrador del nuevo contrato-programa, destinado a la radio «con música y contenidos culturales». También ha mostrado su intención de aumentar los recursos para el doblaje y la subtitulación.

En cambio, el director general de À Punt Mèdia, Alfred Costa, que ha comparecido posteriormente sin mencionar el segundo canal, sostuvo hace unos meses que el panorama mediático actual «desaconseja totalmente» crearlo en radio o televisión, por lo que pidió centrarse en fortalecer la oferta entre la cadena y la plataforma multimedia.

«Mirar al futuro de manera responsable»
En relación al próximo presupuesto, la presidenta ha afirmado que son «plenamente conscientes de las dificultades» y ha llamado a que los números que salgan a fin de año de Les Corts permitan a À Punt «mirar al futuro de manera responsable».

Sin dar cifras, ha explicado que el borrador remitido a Hacienda supone un incremento respecto a 2021 -56 millones- para incluir el IVA como gasto, después de que la Agencia Tributaria concluyera hace unos meses que los medios de comunicación públicos no tienen derecho a deducírselo como venían realizando en los últimos años, algo que recurrió la CVMC.

Esto supone que todas las partidas aumentan en la propuesta del consejo rector, a lo que se suma el impacto de la subida de la factura de la luz. Eso sí, ha garantizado que en materia de contenidos el dinero previsto es «prácticamente» el mismo que en el presupuesto de 2021, sin contar el IVA.

Entre los grupos, la oposición (PP, Cs y Vox) ha criticado las pérdidas de la corporación y los incumplimientos en materia de audiencia o publicidad, incumplimientos que ella ha achacado a la «tormenta perfecta» de estos dos años. «Por cada euro de inversión se retornan dos de impacto en la sociedad valenciana», ha replicado.

Los del Botànic (PSPV-Compromís-Unides Podem) han coincidido en que el presupuesto debe aumentar para consolidar À Punt como servicio público, cumpliendo la ley que establece que debe rondar entre el 0,3 y el 0,6% de las cuentas de la Generalitat.

Negociación del contrato-programa
Respecto al contrato-programa, la presidenta en funciones ha explicado que la CVMC envió en diciembre a la Generalitat una primera versión que «se ha negociado en varias ocasiones», tras lo que se han remitido diferentes borradores durante estos meses y ahora está pendiente cerrar la parte económica.

Pero ha puntualizado que a principios de invierno la Comunitat vivió «los peores momentos de la pandemia» y que ella no trabaja a tiempo completo -es profesora de la UA y fue nombrada en julio presidenta de FORTA- y no ha «podido dedicarle el tiempo que requería».

También ha justificado que la paralización del contrato-programa se debe al cambio de criterio de Hacienda en la devolución del IVA, algo que «rompió todo el trabajo previo». «Necesitamos saber de las fuentes que disponemos para establecer los objetivos», ha defendido.

Con todo, Iglesias ha hecho hincapié en que À Punt «trabaja bien y con tranquilidad» gracias al mandato marco y a las directrices del anterior contrato-programa que no se incumplen «en ningún momento», además de recordar que algunas televisiones autonómicas carecen de estos instrumentos.

Del Botànic, Compromís y UP han coincidido en que la ley de À Punt debe resolver la interinidad del consejo rector y dejar clara la caducidad del contrato-programa. La oposición ha cargado contra las «excusas» y la «desidia» de la corporación y de la Generalitat porque la comisión mixta no se ha reunido en 2021.

Publicidad, audiencia y convenio colectivo
Como balance de 2020, la presidenta ha destacado que se cumplieron la mayoría de objetivos, aunque los ingresos de publicidad ascendieron a 1,6 millones en lugar de los 2,5 de previsión. Aun así ha defendido que supone un aumento anual del 30% y que en la primera mitad de 2021 se ha conseguido un 75% más de facturación que en los mismos meses del año pasado.

En materia de audiencia ha reconocido que no se cumplieron los objetivos -en 2020 alcanzó un 3% y el contrato-programa establecía un 3,6%-, pero ha resaltado que la tendencia fue creciente durante el año pasado y continúa en ascenso, actualmente «por encima de los meses del confinamiento».

Por otro lado, Iglesias ha explicado que en el convenio colectivo de los trabajadores se están «renegociando algunas situaciones» y que trabajan para tenerlo «cuanto antes». La mayor dificultad, a su juicio, es la dualidad de las dos entidades de la radiotelevisión pública (CVMC y Societat Anònima de Mitjans de Comunicació), algo que espera que se resuelva mediante una fusión actualizando la ley de 2016.

Externalizaciones «respetando la ley»
En su intervención posterior, a petición de UP, el director de À Punt ha llamado a trabajar por el mejor presupuesto y se ha comprometido a estabilizar la plantilla, además de defender la política de externalizaciones respetando «escrupulosamente» la ley y el servicio de informativos: «Cuando contratamos a empresas valencianas, también estamos cumpliendo el mandato».

Alfred Costa ha reiterado que su modelo de televisión autonómica es la vasca y ha descartado además que se hayan manipulado informaciones sobre vacunación o que se haya descalificado a Vox por atribuir este partido al espectro de la extrema derecha en el 10% de las veces que ha aparecido en informativos. «No se pueden sentir ofendidos», ha dicho.

65941

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*