Una vecina de Benicàssim, Marta García Atienza, recopila y regala aparatos de radios para hacer más llevadera la soledad en las habitaciones de los hospitales y residencias en época de cuarentena



Benicassim

Ismael Mateu cuenta la historia en elperiodicomediterraneo.com:
La crisis sanitaria originada por la pandemia del coronavirus está sacando a relucir el ingenio y la calidad humana de tantas y tantas personas en la provincia de Castellón. Muchos son los casos de vecinos que realizan la compra a personas mayores o infectadas de covid-19, numerosos son los colectivos y pequeñas empresas que se han puesto el mono de trabajo para hacer mascarillas, restaurantes y cocineros que cocinan para los más necesitados… y cómo no, velar por el bienestar de los pacientes de los hospitales o los usuarios en las residencias de mayores. Este último caso es el que ha puesto en marcha una vecina de Benicàssim, Marta García Atienza, quien recopila y regala aparatos de radios para hacer más llevadera la soledad en las habitaciones de esos centros en época de cuarentena.

Todo surgió a través de una idea creada hace varias semanas, cuando comenzó el estado de alarma y la cuarentena, por los responsables del programa de radio Buenos días Javi y Mar, de Cadena 100, presentado y dirigido por Javi Nieves y Mar Amate. Una iniciativa «para hacer más livianas las horas que muchos pacientes de hospitales y personas que residen en los centros de ancianos estaban pasando en cuarentena», explica Marta García.

Esa propuesta llegó «tras un llamamiento que hicieron los miembros de ese programa, pidiendo ideas o maneras en las que desde su espacio podían colaborar con la situación actual generada por la pandemia». A raíz de ahí, un grupo de enfermeros se puso en contacto indicando que «agradecerían mucho si los oyentes pudieran donar radios que no utilizasen para poder entregarlas a los pacientes aislados y de esa manera conseguir que estas personas que pasaban 24 horas al día solos en habitaciones completamente aislados tuvieran, al menos, la compañía de la radio», añade Marta. Esta vecina de Benicàssim, profesora de inglés, decidió hacer de enlace en la provincia e incluso en otros centros del resto de la Comunitat Valenciana, entre hospitales y residencias que solicitasen radios y el programa radiofónico, ya fuera «tanto con radios de segunda mano o comprándolas para donarlas», recuerda.

Todo generosidad
«Me pareció una buena iniciativa con la que podía ayudar fácilmente y mejorar la vida de los enfermos, así que me puse en contacto con la emisora», relata, añadiendo que le asignaron «el Hospital del Vinalopó, en Elche, donde requerían cuatro radios», que compró por Amazon y las envió «directamente al hospital por una compañía de transportes», arguye.

Un detalle que obtuvo respuesta positiva. «Días después me volvieron a escribir del programa para darme las gracias y enviarme varias fotos de los sanitarios con las radios», comenta. Es por ello que decidió seguir ayudando. «Al ver la cara de felicidad y el bien que esa acción podía hacer a otros, solicité otro lugar y esta vez me asignaron la residencia de mayores Savia, en Benicarló, con 109 residentes y a la que hemos entregado cinco radios que he recopilado entre unos amigos», añade, en un bello gesto de solidaridad que sirve para combatir el coronavirus y también la soledad de pasar aislado la cuarentena de la enfermedad.

59729