Spotify aspira a ser la nueva radio del coche

Spotify en el coche

El próximo 24 de abril, en un evento en Nueva York, Spotify podría anunciar su primer producto físico: un reproductor de diseño circular pensado para el salpicadero del coche permanentemente conectado a la red y con el que aspira a sustituir a la radio convencional.

El dispositivo, según los rumores que circulan desde hace meses por la red, no sé podrá comprar de forma tradicional si no que estará incluido dentro del precio de una suscripción al servicio Spotify Premium con compromiso de un año y que podría oscilar entre los 12 y los 15 dólares al mes en Estados Unidos, según los rumores.

El reproductor, del que se ha filtrado una foto, tendría una conexión 4G integrada y gratuita pero que sólo se podrá utilizar para reproducir la música en streaming desde el servicio. Aunque tiene controles físicos básicos para pausar la reproducción o reproducir de forma aleatoria listas de reproducción, la interacción se realizará por lo general con la voz y el altavoz podría funcionar también como manos libres para el teléfono.

Algunos usuarios que han recibido notificaciones sobre el nuevo producto -bien por error o como parte de una fase de prueba del diseño gráfico de la promoción- confirman también que el dispositivo ofrecerá conexión con Alexa, el asistente personal virtual de Amazon.

Con el nuevo producto, Spotify buscaría aumentar el número de suscriptores del servicio premium. Actualmente la compañía tiene más de 157 millones de usuarios registrados pero sólo 71 millones pagan por el acceso al catálogo musical sin anuncios. La empresa también ha confirmado que casi dos millones de los usuarios gratuitos utilizan bloqueadores de anuncios para eliminar la publicidad del servicio.

Aunque son buenas cifras, la presión sobre la compañía ha aumentado tras su salida a bolsa el pasado día 3 de abril. Buena parte de los ingresos de Spotify se emplean en pagar a las discográficas por los derechos de streaming. El año pasado acumuló pérdidas por valor de 1.235 millones de euros.

Para mostrar cifras positivas la compañía necesita que más usuarios se apunten a los servicios premium sin publicidad y que aumente el número de horas dedicadas a escuchar contenido con menores costes de licencia, como podcasts o artistas independientes producidos por la propia compañía, áreas en las que ha redoblado sus esfuerzos en los últimos meses.

51840

Puedes comentar la noticia

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*