Sergi Mas (ex M80) estrena el podcast: “Cincuenters”

Sergi Mas

Y coincidiendo con su estreno, Gorka Zumeta le ha entrevistado para su blogg: Un hombre de radio, Sergi Mas, acaba de poner en marcha “Cincuenters”, un podcast que bucea en una generación con, al menos, 40 años de recuerdos, que vive la vida de manera diferente a como lo hace un Millennial, y desde luego distinta, todavía, a como lo hace un jubilado. Mas reivindica la nostalgia realista, no la impostada, la ñoña, la que sirve de recurso melancólico fácil. Le he ‘atracado’ durante unos minutos vía Twitter para que me cuente, y me adelante, historias de este nuevo podcast generacional: ‘Cincuenters’. Un lujo siempre charlar con él…

  • Sergiii!!! Cincuenters!!! Benvingut!
  • Hola Gorka, encantado de saludarte.
  • Lo mismo digo. ¿Cincuenters y no cincuentones, por qué?
  • Cincuenters porque, aunque suene a cierto anglicismo (cosa que odio), suena más simpático. Al menos Cincuenters tiene el género común (parece para masculino y femenino). Cincuentón me parece pasado de moda y un término de los 80. Justamente acertado, pero tiene para mi cierto toque ‘ofensivo’. Y además obliga a decir cincuentona.
  • ¿Dónde está el límite entre la nostalgia gratuita, incluso la ñoñería, y la ‘nostalgia positiva’?
  • Tú decoras tu casa con unos muebles vintage y hay bastante gente a la que le apasionará. Bueno, sin llegar al papel pintado, pero tiene su aquel y además hay casas preciosas con una decoración de los 80 y 90, desde la modernidad. Puedes tener unas estanterías 90eras y una radio digital o una tele de plasma junto a ellas. Y mola. Entonces, eso de la ‘nostalgia gratuita’ lo pongo algo en cuarentena. Cincuentena, en este caso.
  • Recurriendo a una generación que ha sobrepasado los 50, la nostalgia es inevitable…
  • Pero como digo en el primer podcast, no se trata de un canto constante a la nostalgia y un “quiero volver…” De ninguna manera. Se trata de recordar con cariño y aprecio aquellos años; que nuestra generación, cuando fuimos más jóvenes, valoraba más las cosas. No es ni mucho menos un ‘yo fui a EGB’, aunque fuimos. No se trata de añorar. Insisto, se trata de valorar en positivo lo que hacíamos y lo que nos entretenía.
  • Conforme te haces mayor, acumulas más recuerdos en el disco duro del cerebro…
  • Tú puedes, por ejemplo, como comentaba en el ejemplo de la decoración de casa, poner en una fiesta discos y canciones de los 80 y 90. La gente salta de alegría y muchos jóvenes de generaciones más próximas se las saben de memoria. Nadie se plantea nada. Al contrario, mucha gente, si no todos, disfrutan. No hablo en ningún caso de volver atrás. Al contrario. Como digo en el podcast, hablo de generación que nos hemos adaptado bien a la actual modernidad, que hemos pasado bien de la Olivetti al iPad, del papel carbón al escáner… y no ha sido fácil.
  • Nuestros hijos pasarán por lo mismo…
  • ¡Seguro! Pasarán del móvil actual (que manejan como nadie) a… vete tú a saber el qué…
  • Cincuenters es…
  • Simplemente, un auto homenaje en general.
  • Para nuestra generación, no ha sido nada fácil adaptarnos… De hecho, llega un punto en que el ritmo vertiginoso de la tecnología te supera, a mí, al menos.
  • Totalmente. nos supera.
  • ¡La fuerza de la música…! Empiezas tu podcast con el sonido de la productora británica Thames, que dio series míticas como “Un hombre en casa”, y su spin off “Los Ropper”. ¿Quieres hacer comedia, o el humor es lo más serio del mundo?
  • Autohomenaje, como decía, y además, por qué no, recordar cosas que ‘consumíamos’ en los 70, 80 y 90… pero, insisto, con cariño, aprecio y valorando el salto. Una sintonía del “Un, dos, tres, responda otra vez” (episodio que cuelgo mañana) ahora nos la sabemos de memoria, pero para mí, el auténtico valor es lo que envolvía aquella sintonía.
  • El poder evocador…
  • Con quién veías los viernes el “Un , dos, tres…, o en qué piso lo veías (que vendiste por cuatro duros), o a quién llamabas por teléfono -fijo- al día siguiente para comentarlo… Todo eso tiene un valor incalculable, para mí. Más allá de saber la sintonía… y por tanto, genera recuerdos, con sonrisas, pero sobre todo genera emociones.
  • Tú y tus circunstancias… como diría Ortega… ¿o era Gasset?). No, Juan Carlos Ortega…
  • ¿Comedia? Durante muchos años estoy vinculado al deporte y lo sigo estando en los medios. Y también a la comedia. Hago en TVE Catalunya un programa de comedia y entretenimiento. Pero me apasiona comunicar y emocionar. Siempre. Siempre. Y no es nada fácil. La parte cómica la explicaré, como hago en RNE, poco a poco al hablar de las manías que tenemos los Cincuenters cuando vamos de rebajas, cuando nos sentamos al volante de un coche, en las formas de dirigirse a alguien…

-Y Cincuenters no persigue también contar a las generaciones que nos suceden cómo vivimos nuestra década prodigiosa? ¿Pretendes, en este sentido, compartir tus experiencias con las siguientes generaciones?

-Todo lo que sea recordar, con estilo, con un discurso correcto y elegante y -muy importante-, sin buscar la lágrima fácil, me parece acertado. Y, además, a quien le parezca aburrido el podcast, lo deja de escuchar y punto. Eso es fácil. No quiero pontificar pero… tengo la sensación que antes (¿cuándo es antes?) dábamos más valor a las cosas.

  • Estoy de acuerdo… Hoy se vive más en lo efímero y se prescinde de lo trascendente…
  • Estrenar unos zapatos un domingo, un jersey el día X… Ahora todo va muy rápido. Pero en ningún caso Cincuenters es un canto a la añoranza ni a ‘cualquier tiempo pasado fue mejor’. En algunos casos, sí. En otros, no. pero cualquier tiempo pasado fue, sobre todo, anterior.
  • Internet nos imprime demasiada velocidad… Y a menudo nos dejamos atrapar…
  • Cincuenters también tiene y tendrá su parte cómica. En mi canal de Instagram hablo de Cincuenters desde hace ya más de dos años. Tengo registrado los dominios .com y punto .es en internet. Poco a poco.
  • Poco a poco no, porque en nada te plantas (nos plantamos) en los Sesenters…
  • Jajajaja… Bueno, mejor no hablemos de edades…
  • ¿Y cómo reciben -recibimos- los Cincuenters los primeros achaques?
  • Los recibimos porque los Cincuenters ya vamos al médico a hacernos controles rutinarios (cosa que hace años… rutinarios… más bien no), algunos vamos al gimnasio y hasta incluso entramos… O cuando se nos cae un bolígrafo al suelo y nos cuesta cogerlo… Eso son señales…
  • O cuando los Cincuenters que hemos trabajado en la radio muchos años con los auriculares muy altos de volumen… empezamos a perder audición…
  • Perder oído… Un médico me dijo: “ha perdido el 25% de un oído… y ya no se recupera”… ¡Glups!
  • Ya somos dos. ¿Y cómo ha ido la acogida de este podcast, que va a ser cortito, dices, entre los 3 y los 10 minutos como mucho?
  • Ciertamente la acogida me parece muy correcta. Muy positiva. Al fin y al cabo, esto es un divertimento. Y de excusa, la radio. Siempre la radio. Bueno, el podcast. Porque esto siempre ha sido una grabación. Eso del podcast… está bien, pero podían haber cogido otro nombre menos cacofónico. Hablamos de decoración de los 70, 80, incluso de los 90… pero hablar de radio hoy me parece como una vuelta a lo demodé. Me ha dicho una oyente por Facebook: “Sergi, me encanta. Parece que esté escuchando una radio antigua”.
  • Me gusta la comparación… en el buen sentido del término ‘radio antigua’… la clásica.
  • Es decir, nos gusta decorar una casa vintage, nos gusta ropa o moda de pantalones acampanados… pero disfrutar de recuerdos ¿no? ¿Perdón? Why not? ¿Cómo se explica el éxito de ‘Cuéntame’, entonces?
  • ¿Entonces?
  • Entonces: ¡Orgullo de explicar cosas! En casa tengo un arsenal con seis Terabytes de archivos de sintonías, videos… fotos… Me gusta. Sencillamente me gusta. Y no quiero volver a vivir como vivía antes, añoro lo que no tengo, pero lo recuerdo y lo exporto todo con cariño.
  • La radio produce sordera.
  • Eso es. Y la tele no engorda. Es la radio. En la radio estás picando cosas todo el día y como no te ve nadie…
  • Ya hay voces que llegan desde Estados Unidos que apuntan a que la radio se va a trasladar a soporte podcast… ¿Qué reflexión te merece esta frase?
  • Mucho dependerá de la facilidad de las APP. Cuanto más fácil sea, y el mercado tecnológico nos ayude, el podcast seguirá ganando. Recuerdo, Gorka, estar en casa y tener tres radios cassetes grabando programas de radio simultáneamente. Tres a la vez. Ahora me pierdo algo y estoy tranquilo. Y lo mejor. Ya no es radio en formato podcast. Es podcast producido en un estudio, o en casa.
  • Lo comentaba en una entrevista la semana pasada: vas a un restaurante, te sientas, y el camarero, sin pedirle nada, te pone la comida delante. Sin elegir. Esto es la radio hoy. Lo que te den. O… que te den! Con el podcast, tú eliges el menú.
  • El podcast crecerá exponencialmente cuando los automóviles lleven accesorios y utilidades para bajarse contenidos al momento. Dependerá, como casi todo, de internet, del 4G o del 5G y de poder bajarse inmediatamente contenidos que busquemos en los equipos de audio del automóvil.
  • Cincuenters puede formar parte de una ‘dieta equilibrada’ de consumo de podcast/radio ‘antigua’…
  • Bueno, pero radio antigua… es que el término me duele un poco. Aunque también me enorgullece. Insisto en que lo vintage vale para todo (decoración, moda… ) menos para tele y radio. Que alguien te diga: qué programa más lento, qué antiguo… ¿Y…? ¡Está hecho con un móvil y en HD, eh? Me molesta un poco este repelús a lo vintage solo por el quedar bien.
  • A mí me pasa una cosa con el podcast. Como consumidor compulsivo de radio, ante un podcast que se termina, y provoca el silencio, me bloqueo. No hay continuidad, horarias, boletines, separadores… Es un corte brusco…
  • ¡Yo más! Pero como dicen en el futbol… el podcast es así. No llamadas en directo…. Aunque veo que la radio también empieza a coger vicios del podcast…. Llamar a los oyentes por su nombre en Twitter (¡qué feo queda eso!) o pasar notas de voz en lugar de llamadas. Peor aún. Y eso sería muy de podcast.
  • Ahí no estoy de acuerdo, Segi. Creo que las notas de audio de WhatsApp son una aportación enorme como herramienta de la radio actual, porque amplían las posibilidades y rompen fronteras para producir un programa.
  • Ahora bien. La interacción del podcast nunca será la de la radio en directo. Ojito con eso. Nunca
  • De acuerdo… Pero llegaremos a crearnos nuestras propias parrillas de podcast… para viajar, para trabajar, para acompañarnos de noche… ¡Ha sido genial ‘charlar’ contigo un rato, Sergi!
  • Lo mismo te digo, Gorka, gracias.
  • A ti.
  • 54512