Roberto Gómez (Onda Cero): «Se equivocó la COPE no fichándome y me decepcionó que ni Lama ni Paco González ni Xuancar me llamaran para ir»



Roberto Gómez

Roberto Gómez Chaves (Trujillo, 1956) es uno de los reporteros más veteranos que ha dado nuestro periodismo. Sigue en la cresta de la ola después de más de 44 años de profesión. Tertuliano, presume de haber visto más de 4.000 partidos de fútbol, de ser entrenador y de ser «el mejor reportero español». Pero no solo de eso: es pregonero, le han dado premios taurinos, de medicina, empezó en Los 40 principales… En el Diario Marca le han entrevistado…

Pero por encima de todo se siente un privilegiado por haber compartido carrera profesional con José María García y José Ramón de la Morena, los dos números 1 de nuestra radio. Un personaje al que en esta charla de periodismo y deporte pretendimos conocer mejor.

  • Antes de empezar, dígame ¿por qué se ha resistido tanto a esta entrevista?.
  • Porque los periodistas no tienen que hablar, lo que tienen que hacer es trabajar. No me gustan ni los jueces, ni los médicos mediáticos… De los periodistas deportivos solo interesa de qué equipo son, es lo único que interesa.
  • ¿Y Roberto Gomez de qué equipo es?
  • Al Papa no se le pregunta si es católico…
  • Vamos, que es del Real Madrid…
  • Al Papa nunca se le pregunta si es católico… Todo el mundo sabe de qué equipo soy. Me gusta también que ganen el Atlético, el Getafe, el Sevilla…
  • A quien no le conozca, ¿quién es Roberto Gómez?
  • Yo soy reportero. Mis ídolos han sido Miguel de la Cuadra, Pérez Reverte… El periodismo es reporterismo. Mi lema es ir, ver, escuchar y contarlo. Soy el mejor reportero del mundo de deportes. Echo mucho de menos estar en los banquillos, me ha costado superar no estar en acontecimientos importantes, pero gracias a Radio Marca y a Vicente Ortega especialmente sigo estando en Mundiales, Champions y demás.
  • ¿Cuando empezó su pasión por el periodismo?
  • A los 10 años le dije a mi madre: ‘voy a presentar telediarios’. Empecé en Radio Popular de Cáceres con 14-15 años en un programa de música los fines de semanas poniendo canciones de Camilo Sesto, Miguel Gallardo, Lolita, Perales… y a los 16 me contrataron en Badajoz para hacer Los 40 principales. Con 17 años entraba en el circuito nacional con Joaquín Prat, Joaquín Luqui y eso me hacía mucha ilusión. Con 19 años me vine a Madrid a hacer la mili y empecé con García junto a Pepu Hernández (ex seleccionador de baloncesto y hoy concejal del Ayuntamiento de Madrid), José Joaquín Brotons, Pedro Pablo Parrado, Fernando Soria, Vicente Marco, Enrique Gozalo, Javier Valdivieso…
  • ¿Hacía la mili y ya estaba con García?.
  • Sí, yo estaba haciendo la mili con Andrés Montes y Ramoncín y estaba en Radio Madrid en la SER trabajando los sábados y domingos. García me mandó a un combate de boxeo en el Palacio de Deportes y murió el boxeador, que era almeriense. Entré desde el hospital contando aquello y García me presentó como un periodista trujillano que está haciendo la mili en Alcalá de Henares. El lunes al llegar al cuartel me felicitaron todos. Cuando acabé la mili entré en la redacción de deportes de la SER, que era la mejor universidad.
  • Cuéntenos cómo llegó a trabajar con José María García, el número 1 del siglo pasado.
  • El primero que entra haciendo inalámbrico en el Bernabéu soy yo, con Boskov en el banquillo, Juanito y Santisteban y allí estoy yo. García para mí ha sido el mejor, el Di Stéfano de la radio, un monstruo. Su capacidad de trabajo, profesionalidad, impresionante… He sido un privilegiado dentro de esta profesión porque he trabajado con García, De la Morena, Herrera, Gabilondo… García me enseñó orden, trabajo, respeto, valores. Todo fue bueno.
  • Usted vivió en 1994 el sorpasso de José Ramón de la Morena a José María García. ¿Qué tenía De la Morena y qué le falló a García para que cambiara aquello?
  • Primera cuestión: no creo en el EGM. ¿Por qué lo consiguió De la Morena? El fenómeno García es irrepetible, pero De La Morena, que fue becario mío, es el mejor radiofonista de la historia. Sus entrevistas, sus silencios, sus pausas son perfectos. No hay nadie que lo haga como él. Le desbancó porque la maquinaria Prisa era muy potente y José Ramón supo conectar con la gente joven con su lenguaje y forma de ser. De la Morena es un amante de la radio y García era un periodista que hacía radio, pero José Ramón manejó la técnica de la radio como solo lo hizo el difunto Juan Manuel Gozalo.
  • García dejó paso a De la Morena y estamos ahora en la era de los Castaño, Lama, Pedrerol, Carreño, Paco González. Empecemos por El Partidazo, que después de 25 años reina en la radio deportiva nocturna… Se veía venir, ¿no?
  • No, no. Puedo opinar poco de Juanma (Castaño) porque de la COPE solo escucho al Grupo Risa. Y eso que tengo grandes amigos como Manolo Lama, Siro, Fouto… Juanma ha sabido coger el tema de las tertulias, tiene buenos tertulianos que debaten bien pero De la Morena es el mejor. De Manu Carreño tampoco puedo hablar porque no le escucho, no soy de podcast, aunque tiene buena gente como Herráez, Pulido y Jesús Gallego.
  • Menuda guerra la de entonces por el liderazgo de la radio deportiva española. ¿Cómo lo vivió desde cerca?
  • Era apasionante, era apasionante, era apasionante… La tensión era alucinante, brutal, solo comparables con las urgencias del Clínico de Madrid. Desde las 8 de la mañana se estaba trabajando, luchando, secuestrando protagonistas, todo el mundo en la calle, no se podía dar una noticia que diera la competencia, era un periodismo de calle, de raza, de casta, de reporterismo, que envejecías. El cansancio que producía emocional a nivel familiar provocaba separaciones, desapego de los amigos, eran las 24 horas del día para trabajar. Yo he estado con los dos, con García y De la Morena, que es más que un amigo, y era durísimo. García me mandó secuestrar a Maradona el primer día que debuto en la COPE. Voy a Zurich y cojo el avión a Sevilla para llevarle con Rafael Almansa a los estudios de la calle Rioja en la COPE. Según llego a la escalerilla del avión, veo a José Ramón de la Morena, dos días después de que yo dejara la SER. Le dejé que hablara con Maradona y García me montó un bronca brutal.
  • De enemigos irreconciliables a amigos ahora. ¿Cómo es posible esto?
  • Lo digo abiertamente: no entiendo que García y De la Morena tengan esta relación después de todo lo que ha pasado. No lo entiendo, pero me alegro muchísimo que se lleven bien porque son grandísimos amigos míos y para mí era un palo que estuviera uno y llegara el otro. García y De la Morena no tienen nada que ver.
  • Después de 44 años en la profesión, ¿es mejor el periodismo de ahora o el del siglo pasado?
  • A mí me gusta mucho el periodismo de ahora. El reporterismo es el periodismo. A mí me da una pena terrible cada vez que entro en una redacción y que todo el mundo esté pendiente de la pantalla. El periodismo es calle. Yo tengo un hijo en Telemadrid al que le han dado tres premios y es reportero. Hay que amar esta profesión, tener mucha ilusión y experiencia. Nos hemos instalado en una situación en la que hay muchos presentadores de instagram, la gente está en el twitter y grupos de whattsapp, en vez de estar en la calle. Solo están pendientes de las ruedas de prensa, en vez de estar en la calle y conectar con la gente pero que cada uno haga lo que quiera. Si yo fuera directivo de una empresa periodística prohibiría las redes sociales que solo sirven para alimentar el ego de los periodistas.
  • Y lo de Pedrerol y El Chiringuito es otra fórmula de éxito que ha cambiado el escenario de la noche deportiva en la radio. ¿A usted le gusta?
  • El mejor programa de estos lo inventó Alfonso Arús con El Rondo. Ni ha habido ni habrá otro mejor. El Rondo puso y quitó presidentes mientras lo hizo de forma independiente. Me decepcionó mucho que lo quitara TVE, sé los motivos y quién decidió quitarlo…
  • Dígalo entonces…
  • El Rondo lo quitó Florentino Pérez y para mí fue un error porque es el cañón más grande que hubo superando a veces a la película de La 1. Aquello era la bomba y el mérito era de Arús, Juan Carlos (Rivero), Lourdes (García Campos), Quique Guasch… Se cargan El Rondo, va Pedrerol a TVE y presenta Club de Fútbol, que no era lo mismo. Después se va a Intereconomia con Punto Pelota y ahora El Chiringuito. Admiro la capacidad de trabajo de Josep Pedrerol, impresionante, con sus tertulianos como Roncero, Cristóbal Soria que lo hacen muy bien, pero tiene más mérito Juan Carlos Rivero con Estudio Estadio, ya que es el programa más plural e independiente con gente muy variopinta. Mantenerse con una cuota de pantalla y siendo referente tiene mérito. También es destacable lo que fue Futboleros en Marca TV y agradezco a Felipe del Campo, que ahora cuenta conmigo en Gol, que apostara por mí. Pero el grande, el grande, el grande, ha sido Arús.
  • Si Castaño o Pedrerol le quisieran fichar, ¿dejaría a De la Morena en El Transistor o a Rivero en Estudio Estadio?
  • No, yo soy leal. Mi éxito es la lealtad, como lo soy con Marca aunque mi íntimo amigo Alfredo Relaño me quiso fichar para As. De la Morena, Gallardo, Rivero y ahora que me está llamando Felipe saben que soy leal. Se equivocó la COPE no fichándome y me decepcionó que ni Lama ni Paco González ni Xuancar me llamaran para ir, pero me había llamado ya De la Morena y en 15 segundos lo solucionamos. Se equivocaron y se van a arrepentir. Les hubiera ido bastante mejor conmigo.
  • En 2002 acabó en la cola del INEM tras el adiós de García y dijo que se sintió solo…
  • Lo pasé muy mal. Eso es terrible. Un día me dijo Del Bosque que todos deberíamos ir una vez al menos a la cola del INEM para valorar lo que tenemos. Murió mi madre y me dijeron de Onda Cero que tenía que dejar la casa. Me quedé solo. Una colaboración en Interviu y nada más. Lo pasé muy mal. Hay mucha envidia y mediocridad. Me pasaron la factura de García o no sé qué. Me rescató TVE para hacer el matinal y me levantaba a las 3 de la mañana. Presentar los territoriales era lo que más me fascinaba. Hay generaciones que se han criado viéndome en la tele. Lo bueno en la vida es reinventarse y ese es mi mérito. Cada cosa que hagas con ilusión y amar la profesión, estoy enamorado de ser reportero.
  • Pero más que reportero, ahora es tertuliano.
  • Fue Arús y Luis Jiménez de Onda Madrid quienes me descubrieron para las tertulias. Yo me las preparo, iba a decir, no como tú -risas-, veo quién está…
  • Da la sensación que en las tertulias va a la contra para ser el protagonista.
  • No, lo que no me gusta es el pensamiento único. El 99,9% de los periodistas dicen que les gusta esta Copa del Rey y no han analizado nada, como pasa con el VAR, todos a favor, un seguidismo terrible. Con el paso del tiempo estoy disfrutando con el VAR cada vez que os escucho a algunos.
    Yo conozco el colectivo arbitral y funciona como una secta. Su corporativismo es ilimitado porque se juegan las habichuelas y ganan entre 300.000 y 400.000 euros, cosa que celebro, pero ¿se van a perjudicar entre ellos?
  • Es usted un nostálgico. No le gustan las nuevas tecnologías, ni el VAR, ni el nuevo formato de la Copa…
  • No, todo lo contrario. Yo soy más progre que el 99%. Lo que hago es hablar con los presidentes que han jugado la Copa y me dicen que esto es una ruina, que palmas dinero. Me preocupa más, no por los veteranos como tú sino por la gente joven que opine tanto a la ligera y no investigue las cosas. Ser tertuliano es muy difícil y a mí me gustan dos. Uno es Paco Marhuenda, que me encanta, y el otro es Fidalgo, el ex de CC.OO., con Herrera. También sigo a Inda. Me fijo mucho en ellos.
  • No le gusta la tecnología por mucho que hable de progre.
  • Yo no estoy en contra la tecnología, sino estoy en contra de que los señores que apliquen la tecnología prevariquen. EL VAR se va a cargar el fútbol y a corto o medio plazo desaparece. Necesitamos buenos árbitros. Los de ahora parecen modelos de El Corte Inglés, muy guapitos…
  • Ha pasado de ser defensor de los árbitros a atizarles día tras día.
  • Soy defensor de los árbitros pero los que apliquen bien el reglamento. Deben estar preparados, pitar bien y tener personalidad. ¿Dónde están los Pes Pérez, Soriano Aladrén, García de Loza, Daudén?
  • ¿Son mejores los de antes que los árbitros de ahora?
  • Indudablemente, indudablemente. Los dos mejores de estos años han sido Velasco Carballo, un magnífico árbitro y un nefasto responsable del VAR, y Del Cerro. Pero los árbitros de antes, por favor, son mucho mejores. Tú veias pitar a tíos como Guruceta, López Nieto, Martín Navarrete y eran unos árbitros muchísimo mejores. Físicamente están bien pero ninguno tiene el control del partido, si a todos les hacen el corro de la patata… Hay que poner un dispositivo en la línea de gol, pero el VAR… Sin VAR llegó la expulsión más clara y mediática de la historia, la de Zidane y Materazzi.
  • Pero a Roberto Gómez le gusta el ruido en las tertulias.
  • Hay un alto porcentaje de compañeros de tertulias que su única obsesión es meterse conmigo y me encanta.
  • Roberto Gómez es de los que no deja indiferente. ¿Siente más el cariño de la gente o el ruido de los que le ponen a parir?
  • El cariño de la gente, sin duda, a mí me quiere la gente muchísimo. Lo mejor de todo es que la gente no me conoce, solo mis amigos.
  • ¿Es consciente de que hay gente que piensa que Roberto Gómez está todos los días en los restaurantes poniéndose morado?
  • Es mentira. Yo soy vegano, no como carne, me tomo una ensalada, una verdura y ya está. No bebo alcohol, nadie me ha visto beber alcohol, pero no voy ahora a desmentir todo lo que dicen… Soy una persona que me dedico a hacer obras sociales para ayudar a un equipo de fútbol de Mali, a la asociación Down para deporte, a la lucha de niños contra el cáncer, participo en un simposio contra la muerte súbita, organizo un torneo benéfico con Vicente del Bosque en Alalpardo… A eso dedico el tiempo.
  • ¿Cómo es un día en la vida de Roberto Gómez?
  • Me levanto muy temprano porque tengo un programa en Radio Marca Barcelona a las 7:30 durante 45 minutos, luego puedo tener tertulia en Radio Marca, que es una emisora que me encanta. Y luego me voy o a El Retiro o a Madrid Río a correr, lo importante no es cuanto corras sino el hábito de todos los días. La gente me para, me hago fotos… El 90% de los días como en casa, luego descanso y por la tarde noche puede que tenga tertulia en la radio, voy a Estudio Estadio y luego a Onda Cero hasta las 2 de la mañana. Pero para mí vital es salir a correr una hora u hora y media.
  • ¿Lo de que era portero y tiene título de entrenador es real o forma parte de sus tertulias?
  • Yo era portero, magnífico portero de fútbol, mi ídolo de siempre era Iribar. Es el personaje del fútbol que más me ha impactado y gracias a Caparrós le conocí. He jugado al fútbol, al baloncesto, soy muy bueno y me llamaban ‘Magic’ Gómez, y también en balonmano era bueno como portero y mi ídolo era Perramón.
  • Si tuviera que hacer una pancarta como la de Bale y le digo Del Bosque, Capello, Caparrós… ¿En qué orden?
  • Los tres. Vicente es algo más porque le conozco desde jugador. Como seleccionador y como entrenador del Madrid no me daba ni bola. De hecho, un día di una convocatoria del Madrid y cuando lo vio lo cambió. Y con la selección pasó lo mismo, un chico estuvo tres listas sin ir porque anuncié su convocatoria. Capello es un espectáculo, lo que ha hecho por mí, me ha hecho de su familia… Y a Joaquín le conozco desde que entrenaba en Tercera con el Moralo. Me jode mucho cuando la gente para meterse conmigo me dice que a ti te gusta Capello, Caparrós… Y lo que peor llevo es que la gente diga que Del Bosque no hizo nada y que solo siguió la herencia de Luis Aragonés, aunque para mí Luis es la pera.
  • Pero el reconocimiento a Del Bosque está fuera de toda duda.
  • Se ha sido muy injusto con Del Bosque, el primero Florentino Pérez. Ha llegado el momento de que Florentino rinda el homenaje a Vicente del Bosque. Dar la sensación de que Del Bosque no es madridista es una canallada.
  • ¿Por qué se proclama madridista y se lleva mucho mejor con Enrique Cerezo que con Florentino Pérez?
  • Todo el mundo sabe que soy madridista y soy de Cerezo, del Sevilla, del Getafe… Florentino tuvo un problema con García y yo estaba con García y soy leal. Florentino me ha puteado mucho: me puteó en TVE, me puteó en Onda Cero, me puteó en Marca… A mí me han defendido Martín Vega y José Angel de la Casa en TVE, en Marca Inda y De la Morena, que tiene una magnífica relación, jamás en la radio me ha dicho nada.
    Cerezo es amigo mío, le conozco de TVE y luego le hacen directivo del Atleti. Cerezo es el mejor presidente del mundo, para los medios es el mejor, para el equipo es el mejor, pero claro que soy madridista. Eso no quiere decir que en una final no quiera que gane el Atleti. El carnet de socio lo da Florentino, pero el carnet de madridista no. La gente sabe que mi equipo es el Real Madrid.
  • Repite una y otra vez en sus tertulias lo de panenkitas. ¿Quiénes son los panenkitas?
  • Debería ser la palabra del año. Panenkita es la gente joven que ha incluido un lenguaje con el punto ciego, la presión alta, laterales largos, el relato del partido, filtrar pases… Yo me parto, me descojono. El panenkismo no va a acabar con el fútbol como el VAR pero la cantidad de panenkitas que hay es increíble. La gente piensa que lo digo de forma peyorativa contra la revista Panenka, pero no, soy lector y me extraña que no me hayan hecho una entrevista con este tema. Gonzalo Miró, Rivero, Corrochano, Esteva, tú eres un panenkita…
  • Le gusta mucho la política y en sus tertulias no pierde la oportunidad de mostrar su simpatía por el PP.
  • Me gusta mucho, es verdad. Soy del Partido Popular, soy de Rajoy, del alcalde de Madrid al que conozco hace 25 años, de Isabel Díaz Ayuso también, pero mi mejor amigo es Guillermo Fernandez Vara, del PSOE. A Rajoy le meto yo en el deporte…
  • ¿Le preocupa el futuro de un Gobierno PSOE-Podemos?
  • Mucho. Yo abogaría por un gobierno PSOE con Ciudadanos y el PP porque sería lo mejor para España.
  • ¿Y Vox no le preocupa?
  • No lo sigo mucho. No soy de Vox, soy del PP, no quiero hablar de Vox.
  • Es de los más taurinos. Si un amigo le explica que no le gustan los toros porque se mata y se hace sufrir al animal, ¿cómo defendería su postura?
  • Soy animalista, me gustan los animales y la fiesta de los toros. Respeto a la gente que no le gusta pero no comparto la beligerancia con los aficionados a los toros. Digo lo mismo que el Papa: a ver si nos preocupamos más por las personas que por los animales. Porque veo que muere mucha gente y está tirada en la calle y nadie se acerca. A mí no me gusta la caza pero entiendo que haya cazadores.
  • Luis Villarejo, director de Efe Deportes, propuso hacer una serie para Netflix titulada ‘Bobby’ porque dice que usted es un personaje de lo más interesante.
  • Sí, porque yo estoy en la calle y hay que conectar con la gente, en vez de estar encerradito en la redacción. Yo por las mañanas me marcan el termómetro el portero de mi casa y Manolo el barrendero de mi barrio. Me gusta la calle, saludar a la gente y tengo un grupo que son muy de Roberto Gómez: los difuntos Patxi Andion, Arturo Fernandez, luego Ramoncín, Camacho, Talavante… Soy de la gente.
  • ¿Piensa ya en la jubilación o hay ‘Bobby’ para rato?
  • No pienso en la jubilación porque no tengo dinero para jubilarme, pero sí digo una cosa: el día que se acabe no vuelvo a hacer nada. No me gustan los ex, no me gusta que hable García, Aznar, Rodríguez Ibarra, Pujol, Rajoy, Felipe González… El dia que acabe no volveré a estar en la radio, en la tele, cuando uno se retira, se retira.
  • 57947