Robert Reilly vuelve a ser director de Voice of America



Voice of America

La Agencia de Medios Globales de Estados Unidos (USAGM, por sus siglas en inglés), anunció el miércoles que el ex director de la Voz de América, Robert Reilly, regresará para liderar la emisora.

Reilly, quien se desempeñó como director de la VOA durante aproximadamente un año después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en EE. UU., es el primer director permanente en ser nombrado por el director ejecutivo de USAGM, Michael Pack. La agencia no ha declarado cuándo comenzará Reilly como director.

En un comunicado de prensa, el miércoles, Pack dijo: «La experiencia inimitable y el liderazgo comprobado de [Reilly] como servidor público y ciudadano privado beneficiarán enormemente a toda la agencia».

Reilly, de 74 años, ha pasado su carrera dentro y fuera del gobierno, desde que trabajó en la Agencia de Información de Estados Unidos (USIA), luego en la Casa Blanca como asistente especial del presidente Ronald Reagan y como asesor principal de diplomacia pública en la Embajada de Estados Unidos en Berna, Suiza.

La VOA se puso en contacto con Reilly por teléfono el miércoles, pero dijo que no podía atender la llamada.

En la declaración de USAGM, Reilly dijo que estaba encantado de regresar a la emisora y agregó: «Siempre he sido un firme partidario de la misión de la VOA de contar la historia de Estados Unidos al mundo».

Reilly es actualmente director del Westminster Institute, una organización de investigación creada en 2009 para promover la libertad con un enfoque en las amenazas de la ideología extremista. Ha escrito en defensa de los cambios que hizo Pack en su primer mes como director ejecutivo, incluido el reemplazo de jefes de las emisoras de la agencia y la restauración de editoriales.

En un ensayo publicado en julio, Reilly escribió que «Pack puede que haya tomado medidas enérgicas en sus primeros días como director ejecutivo de radiodifusión, pero ya era hora de hacer cambios radicales».

En un artículo de opinión del Wall Street Journal de 2014, Reilly acogió con satisfacción los planes del Congreso de disolver la junta de radiodifusión anterior que solía supervisar las emisoras de USAGM. Los miembros de la junta, varios de los cuales dirigían grandes cadenas de noticias de Estados Unidos y que trabajaban a tiempo parcial, «buscaron replicar su éxito de acuerdo con criterios comerciales», escribió Reilly. Al hacerlo, argumentó, la atención se centró menos en quién escuchaba la emisora y más en cuántos estaban sintonizando.

Los legisladores republicanos y demócratas criticaron la decisión de Pack de nombrar a Reilly como director de la VOA.

El representante Michael McCaul de Texas, republicano principal en el Comité de Asuntos Exteriores, señaló que Pack aún no ha comparecido ante el comité para responder preguntas sobre sus acciones desde que se convirtió en CEO.

El comité emitió una citación para Pack en septiembre, cuando canceló su testimonio programado.

McCaul le dijo a la VOA: “Sigo preocupado por la situación en USAGM bajo Michael Pack. Todavía le debe al Congreso respuestas, incluida su última decisión de personal. El trabajo de los valientes periodistas de la VOA debe ser respetado, no socavado ”.

Eliot Engel, un demócrata de Nueva York que dirige el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara, hizo referencia a las aparentes opiniones anti-LGBTQ de Reilly y describió su nombramiento como «lamentable y una vergüenza».

«Los periodistas de la VOA no deberían tener que soportar el daño a la reputación de tener que trabajar para alguien con puntos de vista tan atrasados ​​y fuera de sintonía con los valores estadounidenses», dijo Engel.

El equipo de transición del presidente electo Joe Biden declinó la solicitud de comentarios de la VOA.

Reilly ha hablado y escrito públicamente sobre los derechos de los homosexuales y el extremismo islamista. En un libro de 2015, «Making Gay OK», Reilly preguntó por qué «los estadounidenses se ven obligados a considerar los actos homosexuales como moralmente aceptables». En la introducción, sostiene que la «crítica de la causa homosexual no es un ataque a los homosexuales».

Es autor de “America on Trial: A Defense of the Founding” publicado a principios de este año; y en 2011, «El cierre de la mente musulmana: cómo el suicidio intelectual creó la crisis islamista moderna».

Después de renunciar como director de la VOA después de 11 meses en 2002, actuó como asesor principal del Ministerio de Información de Irak durante la Operación Libertad Iraquí, donde supervisó la disolución del Ministerio de Información.

La reelección de Reilly como director de la VOA se produjo un día después de que la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobara la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA por sus siglas en inglés), que incluye enmiendas a la legislación que rige la USAGM.

La NDAA, que debe ir al Senado el jueves, incluye disposiciones que revierten algunos de los poderes otorgados al CEO. Pack es el primer nominado presidencial en desempeñar ese cargo.

Las nuevas disposiciones incluyen evitar que el CEO o los empleados federales sirvan en cualquiera de las juntas de beneficiarios y exigir que los miembros de la junta tengan experiencia en periodismo, tecnología o diplomacia.

La enmienda de la NDAA dice que los jefes de las emisoras de la agencia pueden ser nombrados o removidos solo si se aprueba por mayoría de votos de la junta asesora; y que la junta debe asesorar al CEO para asegurarse de que «respeta la integridad profesional y la independencia editorial» de las redes.

Reilly reemplaza a Elez Biberaj, el jefe de la división Eurasia de VOA, a quien se le pidió que asumiera el cargo de director interino cuando Amanda Bennet renunció días antes de la llegada de Pack.

Biberaj anunció en un correo electrónico al personal el martes por la noche que volvería a su puesto como director de la división Eurasia de la VOA después de la llegada del nuevo director.

Biberaj sugirió que los últimos seis meses han sido el período más desafiante en la historia reciente de VOA. Escribió que «algunos funcionarios de la agencia no respetaron las reglas, los protocolos y los procesos que yo consideraba inviolables». También dijo, sin dar más detalles, que «los intentos de pisotear la independencia periodística de la VOA amenazaban con socavar nuestra credibilidad ganada con tanto esfuerzo».

62033

loading…