RNE encuentra en Pepa Fernández su mayor balón de oxígeno



Pepa Fernández

En PR Noticias publica que por primera vez en varios años, RNE ha salvado un Estudio General de Medios en positivo. La emisora pública ha sido la única junto con COPE que ha logrado aumentar sus oyentes respecto a la última oleada de 2019. En números generales, RNE ha logrado aumentar sus datos en más de un 3% hasta cifrar sus oyentes en 1.215.000.

Este es el mejor dato que la emisora que dirige Paloma Zuriaga ha logrado desde noviembre de 2018 y lo ha hecho, principalmente gracias a los datos cosechados por su matinal. Las mañanas de RNE han conseguido una mejora de casi el 15%, rozando el millón de oyentes, con 997.000. El equipo de Pepa Fernández se ha convertido gracias a estos datos al balón de oxígeno que la emisora pública necesitaba después de una de sus épocas más negras, encadenando varios mínimos históricos consecutivos.

Los datos vertidos por el último EGM respaldan la apuesta que RNE realizó el pasado mes de septiembre al elegir a Pepa Fernández como la nueva conductora de sus mañanas. El reto no era fácil ya que la Cadena SER también apostaba por Ángels Barceló para las mañanas, mientras que Carlos Herrera acumulaba varias oleadas consecutivas sumando nuevos oyentes. Aun así, el matinal de la emisora pública ha logrado aumentar sus seguidores en 128.000 fieles en su segundo examen desde acometer estos cambios.

No obstante, no todo han sido alegrías para RNE en este mes de abril. El cambio radical dividiendo su programación de las tardes apostando por Solamente una vez y Por treces razones ha dejado un sabor agridulce en la emisora. En el caso de Solamente una vez, ha protagonizado una caída de casi el 13% de sus oyentes, aunque, Por trece razones ha mejorado casi un 44% su audiencia pasando de 89.000 oyentes en noviembre, a 128.000 en este abril.

Otro de los espacios que no ha logrado cumplir los objetivos en el primer examen del año, ha sido 24 horas. Las noches informativas de RNE no han podido mantener los más de 300.000 oyentes y han acusado el máximo histórico de Ángel Expósito con La linterna de COPE, hasta caer casi un 20% y cifrar sus oyentes en 254.000. A pesar de estos números, RNE despunta por primera vez en los últimos dos años y da el primer paso para dejar atrás una de sus épocas más negras en lo que a audiencias se refiere.

59431