Raúl Varela y el 20 aniversario de Radio Marca: «Hoy no he dicho lo que pienso. Hoy he dicho lo que siento»



Raúl Varela

«Sentir que es un soplo la vida, que veinte años no es nada. Vivir con el alma aferrada a un dulce recuerdo.»
No lo digo yo, lo dice Gardel en Volver aunque lo suscribo.
Hoy, con un leve soplido, ventilamos dos décadas de velas de cumpleaños pensando que lo mejor está por llegar sin dejar de reconocer que cualquier tiempo pasado también fue mejor. Una contradicción con la que afrontamos el día a día de Radio Marca procurando preservar el legado recibido de los que ya no están para dejar una radio mejor a los que estén por venir y que vendrán.

Era 2001 y no existían youtubers emigrantes en Andorra. El pajarillo de Twitter no era más que un huevo sin polluelo y lo de las sinergias, el multicanal y el hombre orquesta que tanto cantaba un gol como redactaba una noticia de forma simultánea comenzaban a moldearse junto al túnel de María de Molina.

Padres de la idea fueron varios. Desde Jaime Castellanos, presidente del Grupo Recoletos, propietario por aquel entonces hasta Manolo Saucedo, Director del Universo Marca que era y es lo mismo que decir información deportiva de calidad. Roberto Palomar fue el primero en tener despacho de jefe y con Paco García Caridad y durante más de 15 años recorrimos un sendero irrepetible, tocando el cielo de 700.000 oyentes con cuatro emisoras mal contadas e inventando e innovando casi cada día con un producto único en España, en Europa y en el mundo como bien explicó en su tesis cum laude Antonio Arenas ahora junto a Rafa Nadal en su academia.

Fuimos los primeros en «tertulear» por las mañanas con Méndez y su Futbolería. Villarejo, Sanz, Burgos, Duro, Ruíz, Segura, Monje, Cuéllar, Miró, Luque, Cano, Pipi… apellidos que durante tanto tiempo nos acompañaron en el desayuno hablando del Madrid y del Atleti y de los árbitros que no tenían la zancadilla del VAR por aquel entonces.

Convertimos en banda sonora de nuestra vida a Van Morrison cuando en Intermedio vespertino comparecía Segurola, Julio César, Orfeo, Toro, Javier Tebas, Petón, Bucero, Galeano, Pedrerol, Castellote o Gómez.

Y luego aquella canción del United en Old Trafford que alumbraba Plusmarca por las noches. Y boletines deportivos, y El Porrón, y el famoso foro de mensajes en el que llegamos a regalar un coche reventando todos los récords de participación.

Eran tiempos repletos de ilusión, sin límites, sin miedos. Si al Molécula en producción se le metía en la cabeza ir a Liverpool o Londres y juntar a Hierro, Cesc, Fernando Torres, Reyes, Benítez, Makelele, Del Horno, Iván Campo, De Pedro, Luis García, Josemi, Núñez y demás hispanos pues nos hacíamos el petate y good morning a todo hijo de la Gran Bretaña.

Y compartimos medio millar de partidos con Miguelito, o justo la mitad con Meana y ahora camino de superar ambos registros con Toribio, amigo de los de verdad al igual que Amaro. Reporteros de raza como Silvia Barba, la mejor de TVE, o Paco Caro, la voz del balonmano o Lalo Alzueta, la voz del pádel.

Siempre subidos al Tren de Marcador, en vagón de primera clase con Eduardo García y Valentín Martín y Andújar sin cuyo apoyo este minuto de radio y los demás no serían más que una imaginación que se lleva el viento.

Pude aprender de Gozalo en su segunda vida como referente del periodismo que nada tenía que ver con la visión tan particular de Andrés Montes al que recibimos en el Paseo Marítimo de La Castellana con el próximo entrenador del Real Madrid: Raúl González Blanco concentrado con España en San Marino y explicando el menú del día. Y qué decir de Carpintero que nos dejó antes de abrir el Calderón donde aparcamos un camión como los Beatles para hacer programas de previas en las que incluso comprobamos cómo suena y cómo huele una bomba terrorista junto al Bernabéu.

El catálogo de deportistas de la edad de oro en nuestro país hicieron el gesto con los dedos para abrir micrófono y darnos una vida más como a un gato. Vida que aprovechamos para enamorarnos y hasta decir «si quiero» a quien nos cuida cada sábado y fiestas de guardar: Yanela Clavo.

Ha sido un honor. Gracias por estar ahí. Hoy no he dicho lo que pienso. Hoy he dicho lo que siento. 20 años después sigo sintiendo a Radio Marca.

62684