Radio Alto Túria nace fruto del confinamiento desde Chelva (Valencia)

Radio Alto Turia

Amparo Soria desde Levante nos descubre una de las iniciativas radiofónicas más interesantes que han surgido a partir de la crisis del coronavirus:
«Cuando el coronavirus muera, la radio morirá». Es la máxima de Alonso Sánchez De Roeck, un vecino de Chelva que ha creado Radio Alto Túria para hacer más agradable el confinamiento, donde ya participan una decena de vecinos siempre desde el altruismo.

Alonso Sánchez de Roeck nació en Gante, se crió entre Amberes y Málaga y se mudó a Chelva hace cuatro años. Es diseñador gráfico, pero lleva la radio dentro. El Estado de Alarma le ha impulsado a sacarla: ha creado Radio Alto Túria, una emisora digital «solidaria y sin ánimo de lucro» que morirá «cuando vuelva la vida», dice Sánchez. Solo tiene un propósito: hacer más amable el aislamiento en casa a los habitantes de Los Serranos gracias a su voz y a toda la red de colaboradores que ha trazado en solo una semana.

«Es algo completamente amateur -reconoce- muy precario, pero que está teniendo una gran acogida porque es el mejor momento para hacer compañía y entretener».
Sánchez graba desde su casa, con un pequeño estudio de grabación, en la capital de Los Serranos, pero sus colaboradores lo hacen desde el móvil, con grabaciones de audio. Tres Djs le envían sesiones de música que han grabado previamente y varios colaboradores emiten el tiempo desde sus residencias: Sánchez asegura que llegan grabaciones de Carlet, el Port de Sagunt, y Gilet, entre otras.

No tienen una parrilla fija, aunque tampoco lo pretenden. Cada día cambian las cosas. «El viernes estrenamos LydiaNews, piezas que nos envía una colaboradora sobre información de actualidad», explica. Se prueban formatos y según la respuesta de los oyentes, que miden a través de las interacciones en redes sociales, repiten el formato o lo descartan. De hecho, en su segundo día de emisión, hicieron un programa especial por ser el Día Internacional de la Poesía contando con narraciones de los oyentes que enviaban a través de WhatsApp y emitían en directo. Tal fue la acogida que el miércoles dedicaron cuatro horas más. «Emití más de 30 narraciones que tengo que editar antes, hacerles arreglos y colocar las músicas, fue agotador», ríe Sánchez.

La iniciativa ha corrido como la pólvora en Chelva y los pueblos de alrededor. Titaguas, Tuéjar, Alpuente… todos los residentes están comprometidos con la causa. «Estamos en una zona donde falta mucho de todo, y la radio podía venir muy bien». Sánchez insiste en que se trata de un proyecto temporal, que se terminará cuando pase la crisis sanitaria y acabe el confinamiento. «Nos han entrado dos cuñas de comercios y las hemos emitido gratis, hacemos esto por entretenernos nosotros y a los demás», dice. De hecho, también ha enviado un comunicado a los pequeños comercios para que envíen sus cuñas para animar a sus vecinos totalmente gratis.

Isabel Sanz, colaboradora, explica que han contactado con asociaciones de ganaderos y agricultores para que realicen un pequeño programa, explicando curiosidades de su profesión. «La revista Fénix Troyana también nos ha propuesto hablar de arte, todo es bienvenido», explica.
http://radioaltoturia.es/

59101