RAC 1: Así se construye un liderazgo



RAC 1

Artículo de La Vanguardia, del mismo grupo empresarial que RAC 1: El encargo es el de crear una radio en catalán. La filosofía es que, después de escuchar RAC 1, el oyente se sienta bien. Esta es la atmósfera que se tenía que crear. Y este es el encargo que el Grupo Godó hace en 1998 a Albert Rubio, que pasa a ser consejero-director general de Catalunya Comunicació, la sociedad del Grupo que tiene que preparar una emisora de radio y una de televisión. De aquí nace el 1 de mayo del 2000, hoy hace 20 años, RAC 1.

Albert Rubio se rodea en primer lugar de Eugeni Sallent, que es el primer director de RAC 1, y de Xavier Bosch, que fue el primer jefe de programas. Ellos van dando forma a la propuesta de una radio que tenía que tener “una programación con una nueva estética, sin trampas, sin corsés. Que comunicara. Una nueva radio que tenía que hablar desde la sociedad y que mirara el mundo desde Catalunya y en catalán, dirigiéndonos a los catalanes”, según Albert Rubio. Una radio que, poco a poco, va configurando su programación sobre tres ejes: entretenimiento, deportes e información.

Eugeni Sallent reconoce que “20 años después se comprueba que Albert Rubio era muy visionario porque ya imaginó una radio que se parecía mucho a lo que es hoy RAC 1”. Ahora, en el 2020, el actual director, Jaume Peral, asegura que “es una radio fresca, directa, descarada, desacomplejada, que se ríe de sus defectos, que sabe avanzarse asu tiempo. Que llega directamente al corazón de la audiencia con un altísimo grado de fidelización, lo que demuestra el acierto del Grupo Godó en el momento de sacar adelante un proyecto como este”.

RAC 1 empieza a emitir a las 6 de la mañana del 1 de mayo del 2000. Lo hace con una parrilla con Núria Ferré, Ramon Pellicer, Manel Fuentes, Nina, Toni Soler, Marta Cailà, Santi Villas, Marta Cáceres, Jordi Margarit, Joan Maria Pou y Raül Llimós, entre otros. Ellos presentan los programas de las primeras temporadas. El primer jefe de deportes fue Xavier Bosch, quien recuerda que RAC 1 se deshizo de los corsés que limitan a una emisora pública: “lo que me encargaron casaba mucho con la radio que yo quería escuchar”. Del 2000 al 2004, Bosch asumió la dirección y presentación del Cafè Baviera, el primer programa de deportes de RAC 1.

Las primeras cifras de audiencia llegaron apenas dos meses después del inicio de las emisiones, y RAC 1 tenía 17.000 oyentes según el Estudio General de Medios (EGM). Veinte años después, la emisora se ha consolidado entorno a los 900.000 oyentes, alcanzando incluso los 971.000, un récord histórico que ninguna otra emisora había conseguido en Catalunya; con un liderazgo incuestionable en casi todas las horas del día. Además, la encuesta del Centre d’Estudis d’Opinión la sitúa como la radio que eligen los oyentes para informarse. Eugeni Sallent explica que “nos preguntábamos cuál era el objetivo y adónde queríamos llegar. Queríamos estar en la terna de las radios importantes de Catalunya, sin hablar de liderazgo, y hacer un proyecto que nos sobreviviera, que tuviera continuidad y que se convirtiera en un medio de comunicación potente e influyente en Catalunya. Eso es en los inicios, te vas acercando y llega un momento en que ves que el liderazgo es posible”. A la cumbre se llegó en abril del 2009 y allí sigue.

Los primeros
Los primeros años de posicionamiento y consolidación de un proyecto con el deporte, el humor y la información como base dan un paso más en septiembre del 2004, cuando Xavier Bosch asume la dirección y presentación de El món a RAC 1. “Cuando me hice cargo de las mañanas de RAC 1 expliqué que trataríamos de hacer un programa con más ambición periodística, que la radio había crecido. El nombre del programa sería El món a RAC 1, y entonces el consejero delegado del Grupo Godó, Carlos Godó, que acostumbra a ser muy clarividente, me dijo que el nombre era aspiracional. Era exactamente eso, aspirar a más, y es lo que después, con los años y con Jordi Basté al frente de El món a RAC 1 desde el 2007, se ha conseguido con creces”.

Basté se había incorporado a RAC 1 en el 2004 como jefe de deportes y para dirigir y presentar a medianoche Tu diràs. Revolucionó los deportes en RAC 1. “Cuando en 2004 cruzo la Diagonal y me incorporo a RAC 1, paso de ser de los más jóvenes de Catalunya Ràdio a uno de los más veteranos de RAC 1. En la primera reunión de la sección me digo a mí mismo que o me adapto a esta jungla o me devoran. Y me puse a la altura de esta radio”. Uno de los secretos: “gente muy joven, un talento muy bestia que cada vez es más importante. Y que generacionalmente está volviendo a haber. Vuelve a haber gente joven, básicamente en la redacción de informativos y en algunos programas, lo que es un acierto porque supone una garantía para el futuro de la emisora”.

Jordi Basté salta en 2007 a las mañanas y asume la dirección y presentación de El món a RAC 1. Y la radio da el impulso definitivo para convertirse, en abril del 2009, en la radio más escuchada de Catalunya. Basté ha ido añadiendo récords: la hora de radio más escuchada (de 8 a 9 h, con 416.000 oyentes), retener a más oyentes que toda la audiencia de la competencia junta; y situarse en el top 10 de los programas con más seguidores de toda España.

Toni Clapés se incorpora a RAC 1 en el 2005. Afirma que el éxito se basa en “la manera que tenemos de comunicar y de romper los esquemas establecidos hasta entonces. Utiliza un lenguaje más directo, más próximo al oyente, de tú a tú. Y otro componente: la fusión entre entretener e informar permanentemente. Hacemos una radio no compartimentada; las parrillas de radio generalmente están compartimentadas y aquí la fórmula es hacer el mismo estilo, el estilo de RAC 1, todas las horas del día”. Se ha mantenido ese carácter genuino: los editores se saludan el uno en el otro; la antena se va encadenando; cuando hace falta, los periodistas de informativos y deportes intervienen en los programas explicando las últimas horas. Y eso se hace con naturalidad. Con un modelo propio.

“RAC1 ha atraído hacia la radio generalista a gente joven que generacionalmente frecuentaba otro tipo de radio. Nos sigue gente que no pensábamos que fuera a hacerlo. Nuestra audiencia, además, es muy transversal. Han crecido con nosotros”, concluye Jordi Basté.

59585