Quim Morales (RAC 105): “Despedirnos de ‘La segona hora’ fue un disgusto”



Quim Morales

Quim Morales (Badalona, 1975) es periodista, guionista, locutor de radio y presentador de La primera hora de RAC 105. Licenciado en Comunicación Audiovisual en la Universidad Autónoma de Barcelona, en junio pasado cerró una etapa de once años al frente de La Segona Hora de RAC 1. En la entrevista de Quim Miró en Comunicació 21 explica cómo ha vivido este cambio de emisora aunque se mantiene en la planta 15 del edificio del Grupo Godó.

  • ¿Qué ha cambiado de La Segona Hora de RAC 1 a La Primera Hora de RAC 105?
  • De entrada, el cambio ha sido de género radiofónico: de una radio convencional como es RAC 1 a una emisora ??musical de radiofórmula, que es RAC 105. Por lo tanto, hemos tenido que hacer algunos retoques en un proceso de adaptación de un género que hasta hace poco era nuevo para todo el equipo.
  • Al final de la temporada le comunican que no sigue en RAC 1 tras once temporadas con números para enmarcar: 146.000 oyentes y una cuota del 46,3% según el último EGM. ¿Como vivisteis aquella decisión?
  • Fue un disgusto! Y lo fue porque era un programa que nos lo queríamos y que habíamos cuidado durante once temporadas. La Segona Hora tenía mucho éxito de audiencia, los oyentes lo hicieron suyo y …, de repente, te comunican que la casa tiene otro proyecto para ti. No negaré que cuando nos lo comunicaron tuvimos un disgusto, porque muy probablemente no volveríamos a hacer nunca más el programa. Tuvimos que sufrir un pequeño duelo para afrontar el nuevo reto profesional.
  • ¿El Grupo Godó le ofreció en ese momento cubrir la vacante de la mañana en RAC 105?
  • Sí, a pesar de que durante estos meses se ha distorsionado mucho el mensaje. Cuando nos plantean acabar con La Segona Hora es porque nos pusieron sobre la mesa la propuesta que nuestro equipo encabezara el morning de RAC 105. Lo mejor de todo es que se ha hecho bien porque se ha podido cocinar con tiempo, ya que nos lo comunicaron a principios de año. Se trataba de un movimiento de piezas dentro de la casa.
  • ¿Para dar el visto bueno definitivo tuvo que pensarlo mucho tiempo?
  • Hombre, de entrada hacía respecto! Teníamos miedo y el riesgo de hacer un programa que no dominásemos en un formato de género musical que desconocíamos por completo. Hubo dudas y ofertas que llegaron de otras partes, pero como se ha hecho con tiempo, todo ha ido sobre ruedas. Piense que cada obstáculo, la casa nos ha ofrecido dos soluciones, sea de presupuesto o técnico. Y todo ello llevó a decir un sí convencido de afrontar la nueva etapa con plenas condiciones.
  • Después de dar el paso de RAC 1 a RAC 105, ¿cómo se siente?
  • Si por mí hubiera trabajado once temporadas más al frente de La Segona Hora porque me hacía feliz y, en ningún caso, no lo vi nunca como un formato agotado. Cada año teníamos la capacidad de renovarnos de equipo y de contenidos. Ahora bien, uno de los efectos colaterales del paso a RAC 105 es empezar de nuevo y abandonar del todo una sensación de estancamiento, pero que tal vez la habría sufrida al cabo de dos o tres años. Ahora, profesionalmente, me siento muy joven, con mucho camino por descubrir y con mucha ilusión.
  • El morning en RAC 105 ha tenido durante estos últimos años un formato de éxito como ha sido el Fricandó Matiner. Con profesionales como Llucià Ferrer, Vador Lladó, Gerard Romero o Ernest Codina. ¿Se alejan de este formato más tradicional en RAC 105?
  • Nuestra propuesta es diferente, porque somos un equipo de una radio convencional que está emitiendo en una radiofórmula, respetando la presencia musical y el ritmo. Ahora bien, mantenemos esa esencia de programa con unos contenidos diferentes a los que estamos acostumbrados a escuchar en un espacio de estas características. Hasta ahora ha habido unos auténticos referentes del morning de la radiofórmula en Catalunya y que me inspiran mucho respeto. Yo, en cambio, me considero un profesional de la vieja escuela procedente de la radio convencional, pero que me siento muy a gusto con este nuevo formato.
  • En el mundo del entretenimiento parece que todo esté inventado pero, en cambio, siempre hay inventiva nueva. ¿Cuál es el secreto de mantener siempre el buen humor?
  • De entrada es básico tener sentido del humor! Nosotros nos mostramos igual por antena que fuera del estudio. El secreto es mostrarnos tal como somos, que no hacemos un papel y trabajamos muy a gusto. La gente que nos conoce lo puede asegurar.
  • Un cambio significativo habrá sido el despertador. ¿Como lo vive levantándose antes?
  • Me lo imaginaba peor! Cuando nos planteamos el programa lo que más me inquietaba era, precisamente, haberme de levantar tan temprano. Pero con una mínima disciplina, levantarse a las cinco y media de la mañana no es tan duro. Si duermes bien con seis horas es suficiente. Y al fin y al cabo estoy durmiendo las mismas horas que cuando trabajaba en La Segona Hora. Lo llevo bastante bien!
  • ¿Se siente un privilegiado por el hecho de abrir las calles de madrugada?
  • Hay un hecho muy positivo, que ahora el recorrido entre Badalona y Barcelona es de sólo 15 minutos! Y ver salir el sol cada día es fantástico. Compartir este momento con los oyentes y ver nacer un nuevo día hace que se encomiende más aún el optimismo y el buen humor.
  • ¿Después de trabajar tantos años juntos, Xavier Pérez Esquerdo ha convertido en su hermano profesional?
  • Sí! Además de compañeros de trabajo ya hace tiempo que somos buenos amigos. Y te diré más: yo le dije que la única condición por la que aceptaba encabezar el nuevo programa era que estuviera él. Y lo digo porque no entiendo la radio que hago actualmente sin su presencia. No sólo por lo que él genera durante el programa, con la gracia que tiene llamando a la gente en directo, sino internamente, como subeditor del programa, tiene una visión diferente de la mía. Es metódico, calcula bien los tiempos y sin embargo yo no me habría sentido cómodo.
  • ¿Qué aportan Jordi Ramoneda y Laia Flórez?
  • Ramoneda aporta una multitud de ideas cada minuto y desde el primer día se ha sentido muy suyo el programa, antes en La Segona Hora y ahora en RAC 105. Se pone la camiseta, se desvive por el programa, es joven y tiene traza en las redes sociales. Laia Flórez, que es la nueva incorporación, tiene una gran capacidad de aprendizaje y de absorber información en un programa tan complejo como este, que incluye la música, compromisos comerciales o menciones. Ella lo supervisa de forma estricta y tiene mucha paciencia.
  • ¿Qué valoración hace de las primeras semanas de programa?
  • Me lo estoy pasando muy bien y estoy aprendiendo muchísimo. Quizás estoy ganando en actitud, ya que por la mañana hay más ritmo que quizás al mediodía. Desde fuera las percepciones que nos llegan son buenas, pero lo mejor de todo es que aún lo haremos mejor. Y este hecho nos motiva.
  • Ahora, ¿qué diferencias encuentra, de un programa a otro?
  • La Segona Hora era un espacio marcado por un humor surrealista, alocado y por un público más adulto. En cambio, La primera hora de RAC 105 es más familiar, dirigido a un público más joven; hay niños, pero creo que nos hemos sabido adaptar a ellos. La selección musical, el tono y el contenido hacen que el programa tenga mucha buena pinta.
  • 57041