Proponen el cambio de nombre de Radio Nacional por sus «connotaciones franquistas»



Radio Nacional de España

Con motivo del período de consulta pública que el Gobierno abrió para la elaboración del texto definitivo del Proyecto de Ley de Memoria Democrática hubo una propuesta relativa a que se posibilitara el cambio de nombre de Radio Nacional de España por considerarlo una herencia de la dictadura franquista.

Se reproduce el texto integro de dicha propuesta enviada el pasado mes de julio a la cuenta de correo que se habilitó para ello (consultaleymemoria@MPR.es):

Título: Propuesta para el cambio de nombre de Radio Nacional de España.
El nombre que se propone para sustituir a la actual denominación RNE, Radio Nacional de España, es «Radio Pública Estatal», RPE.
El motivo es modernizar este nombre creado en 1937, por el dictador Franco, para designar a la emisora perteneciente al bando nacional, de ahí su nombre de Radio Nacional.
Haciendo un poco de historia, se ve que fue precisamente durante la Guerra Civil española cuando, por primera vez en el mundo, se usó la radiodifusión en una guerra como medio propagandístico entre los contendientes; en este caso, el bando nacional y el bando republicano, dado que España había quedado dividida en las llamadas zona «nacional» y zona «republicana».
Así pues, Radio Nacional de España se creó el 19 de enero de 1937 en Salamanca, donde inicialmente Franco ubicó su Cuartel General. El primer equipo transmisor, de las marca alemanas Telefunken y AEG, venían instalados de origen en unos camiones y fueron cedidos por los Nazis al ejército de Franco como una de las formas de colaborar con el autodenominado Bando Nacional.
Tras finalizar la guerra, Radio Nacional pasó, de ser una emisora de propaganda militar, a ser la emisora oficial del Régimen; siendo así, que desde 1939 hasta 1977 sólo le estaba permitido ofrecer información a Radio Nacional, de manera que el resto de emisoras privadas debían conectar, obligatoriamente, con RNE para ofrecer los llamados diarios hablados, popularmente conocidos como «El Parte», expresión creada por extensión de los partes de guerra que se ofrecían por la radio del bando de Franco – Bando Nacional- diariamente durante la contienda bélica.
En consecuencia, seguir llamando Radio Nacional a la emisora pública del Estado evidentemente tiene connotaciones vinculadas no sólo a la Guerra Civil, sino a la propia Dictadura, ya que la palabra «Nacional» que lleva en su nombre no hace referencia a España, sino, a una de las dos Españas en las que quedó dividido el país tras el Golpe de Estado.
En definitiva, tras más de ochenta años manteniendo una denominación anacrónica para la radio pública, sufragada por todos los contribuyentes, ha llegado el momento de esta modernización; en virtud, además, de la Ley de Memoria Histórica, que obliga a borrar cualquier símbolo vinculado con la dictadura franquista; tal y como es su denominación de «Nacional».
Otro factor digno de tener en cuenta es que, dada la implantación de emisoras de RNE en distintas Comunidades Autónomas, con este cambio de nombre se lograría una mayor aceptación de la radio pública.
En conclusión, cada vez que se conmemora el nacimiento de RNE con motivo de un determinado aniversario, como puedan haber sido los del 25, 50 y 75, ha sido inevitable para la cadena pública reproducir de nuevo al aire los sonidos de recuerdo franquista, lo que ha herido la sensibilidad de muchas personas. Sirva como botón de muestra el escalofriante «Parte Final de Guerra» del año 1939. Se pone como prueba de esa triste memoria –que no debería servir nunca para un homenaje– la del programa documental elaborado por RNE en 2012, con motivo del 75 aniversario, cuyos actos celebración se prolongaron durante tres meses: https://www.rtve.es/alacarta/audios/rne75/
En consecuencia, aún reconociendo que no se puede cambiar la historia de su nacimiento, para evitar que estos homenajes franquistas, voluntarios o involuntarios, se vuelvan a repetir en el futuro, convendría hacer algo tan simple como cambiarle el nombre a la Radio Nacional creada en el bando franquista, para que pase a denominarse Radio Pública Estatal (RPE), sin connotaciones totalitarias y vejatorias para las víctimas de la dictadura franquista. Es así, que con este nuevo nombre se rompería con el pasado y no habría más aniversarios que celebrar por el nacimiento de la radio pública que no fueran aquellos contados desde una fecha ya más reciente y en plena democracia.

62248

loading…

2 Comments

  1. La palabra «Nacional» tiene otros sentidos más próximos al de perteneciente a uno de los bandos contendientes en la Guerra Civil de 1936. En la RAE podemos leer en esta entrada.https://dle.rae.es/nacional?m=form :» nacional
    1. adj. Perteneciente o relativo a una nación.

    2. adj. Natural de una nación, en contraposición a extranjero. U. t. c. s.

    3. m. Individuo de la milicia nacional.» Creo que las dos primeras entradas son lo suficientemente contundentes como para no hacer caso al «oscuro» origen de esta emisora. Creo, por mi parte, que tal vez sería más importante que en RNE se dedicaran a impulsar la radio digital terrestre y a comenzar a prestar un servicio de radiodifusión que no solo mejorase sustancialmente la calidad de las emisiones, sino que trajera con ello un sustancioso ahorro.

Los comentarios están cerrados.