Prisa vende sus emisoras de Portugal

Prisa

Fernando Cano de El Español informa que Prisa confirma que mantiene negociaciones para vender Media Capital al grupo Cofina.
El grupo Prisa ha confirmado que mantiene negociaciones con el grupo portugués Cofina para venderle su negocio audiovisual en este país, Media Capital. El regulador portugués suspendió la cotización de ambas compañías este jueves, ante lo que editor de El País y Cadena Ser ha enviado un hecho relevante a la CNMV española confirmando las negociaciones.
Cofina es uno de los mayores grupos de comunicación de Portugal e incluye medios como el sensacionalista Correio da Manhã -el diario más vendido del país-, el deportivo Record, el económico Jornal de Negócios y la revista Sábado.

Esta noticia ya fue adelantada por El Español en marzo, cuando este diario indicó que se había reactivado con “carácter urgente” la venta de Media Capital, el grupo audiovisual portugués cuya enajenación se truncó en junio del año pasado tras la negativa del regulador portugués de aprobar una operación con Altice.
Después de once meses de trámites burocráticos, el editor de El País y Cadena SER decidió abortar una venta que estaba valorada en unos 440 millones de euros.
De esta manera, nueve meses después, Media Capital volvía a estar en el mercado, según confirmaron a El Español fuentes conocedoras de la operación. Un objetivo “prioritario y urgente” para la compañía que ha cogido fuerza y que ha llevado a sus principales directivos a ser proactivos en la promoción de la compañía y en su contacto con inversores.

Estado financiero de Media Capital
En 2018, la compañía portuguesa facturó 181,8 millones de euros y registró un Ebit -resultados operativos netos- de 33,6 millones. Pese a sus buenos resultados, en los últimos años Media Capital ha sido un lastre contable de los resultados financieros de la compañía.
En 2018, Prisa redujo su valor en 76 millones de euros, «ajustándolo a su valor contable razonable». De hecho, tras truncarse la venta de la compañía portuguesa Prisa aumentó en 112 millones de euros su deuda, ya que parte de su venta estaba destinada a amortizar su pasivo.
De esta manera, el hecho de haber ajustado contablemente el peso de Media Capital significa que todo el dinero recaudado podría dedicarse íntegramente a pagar deuda. Prisa refinanció su deuda en verano pasado y cerró diciembre de 2018 con un nivel de endeudamiento bancario neto de 928,6 millones de euros.

Menos de 440 millones de euros
Durante el curso pasado, la sociedad amortizó el pago de deuda por valor de 480 millones de euros procedentes de la anterior ampliación de capital. Esta refinanciación extendió el vencimiento de la deuda hasta noviembre y diciembre de 2020 sin ninguna obligación de amortización hasta este último mes. No obstante, en trece meses la compañía deberá abonar una amortización parcial de 275 millones de euros como parte de los compromisos suscritos con la banca acreedora.
Prisa indica que la no amortización de este importe no es un incumplimiento de los términos y condiciones de la deuda refinanciada, pero en caso de que no se cumpla se aplicaría un margen adicional del 1,5% (0,5% pagadero en efectivo y 1% capitalizable) a la deuda existente. En esta línea, el momento que se recaude por Media Capital podría ayudar a cubrir íntegramente este pago.
En cualquier caso, las fuentes consultadas por este periódico indican que, de producirse una venta en los términos que quiere Prisa, estaríamos en un montante inferior a los 440 millones acordados con Altice hace dos años. Fuentes del mercado indican que en estos momentos la compañía estaría valorada en unos 300 euros y en 250 millones en los libros de Prisa, aunque el precio final dependerá de muchos factores.

56543