Plaza Radio también traslada su programación a domicilios particulares



Rafa Lupión

«Nos vamos a ir a casa. Pero vamos a seguir haciendo radio». Así empezaba Rafa Lupión, director de contenidos de Plaza Radio, la emisión del lunes de Amanece València. El programa reflejaba una realidad a la que el resto de compañeros de Plaza Radio nos íbamos a sumar a lo largo del día, «un trabajo que amamos mucho y un compromiso: hacer una radio de la que se sientan orgullosos, acompañarles e informarles de todo lo que suceda». Todo un reto coronavírico.

Los cambios son duros y para Rocío Raga Wichi, locutora y redactora, «hoy ha sido un día un poco triste pero también interesante. Ha sido divertido ver cómo los compañeros se adaptaban a sus estudios caseros para seguir haciendo lo que nos apasiona. Una sensación de que estamos haciendo, realmente, lo que tenemos que hacer».

Poco antes de las 10h nuestro Instagram ya nos enseñaba a Miguel Coll e Iris Montoya listos para teletrabajar… vale, ¿radiotrabajar?, desde casa. Superado el primer programa de la nueva era de A golpe de micro, ¿cómo ha sido no estar codo con codo para el de Manises e Iris?: «Ha sido súper guay. Algo novedoso, pero todo un aprendizaje. Creo que esto nos prepara de cara al futuro».

El presente se traduce en días de mucha actividad en los que la producción de los programas es fundamental y la paciencia también. Vanessa Prat dice que «todos los colaboradores y protagonistas del día han sido muy comprensivos por el momento que estamos viviendo. Creo que todo esto nos está enseñando que hay distintas maneras de hacer las cosas y que ¡si se quiere… ¡se puede!»

Guillermo González es becario y se encarga de subir contenidos a la web. «Ha sido extraño hacer el trabajo en mi casa. Una sensación rara, muy alejada del frenesí diario de la radio». Las redes sociales de Plaza Radio son un non stop y siguen puntualmente la actualidad gracias a la gestión de Fran Cervera y Jorge Moragón, que se encargan de que en Twitter, Facebook, Instagram y en nuestra web se actualice casi al minuto todo lo que pasa en directo. Que se quema una falla como acto vandálico, nuestro corresponsal fallero Alejandro García nos da la última información en la radio porque el hecho de que se hayan suspendido las Fallas no significa que se acabe la información fallera.

Rafa Lupión, Rocío Raga y Carla Asensi ofrecen en Se van a enterar una hora intensa de actualidad con los protagonistas del día, y llega el momento del cierre provisional de la emisora. Mientras apagamos mesas de sonido y bajamos la persiana, en los whattsapp empiezan a circular las primeras imágenes de los home estudio del equipo. Cada uno improvisa un espacio en su casa. Paco Cremades busca entre los equipos que tiene en su RadioVan y los monta en su domicilio para realizar desde allí su Todo irá bien. Aún tiene más equipos con los que ayudará al resto de presentadores a completar las instalaciones de sus hogares. Todo empieza a coger forma y sonido gracias a la ayuda de nuestros técnicos: Emilio Navarro y Marisa Pérez.

«Mi pensamiento mientras llegaba a mi ‘último día’ era ¿me pararán para pedirme el justificante de a dónde voy? Una vez en la emisora sana y salva y después de rociar de alcohol todos los botones pues ¡al lío! Algún compañero en el estudio, otros por llamadas telefónicas, de WhatsApp, Skype, Quantum… Un poquito locura», dice Marisa. El equipo de Obligaciones, las justas establece poco antes de las 17h conexión por Skype. «Sabíamos que íbamos a hacer un programa tan ‘extraordinario’ como el momento que estamos viviendo. Nunca me hubiera imaginado hacer radio con un móvil en el comedor de casa y poder conectar con profesores, actrices, humoristas, aparadoras… pero sí, lo hemos hecho».

Migue Moreno, redactor de contenidos y locutor lo tiene muy claro: «Nos hemos de convertir en multi terreno. El primer día todo ha sido un poco loco por lo complejo de la situación y también reconfortante por haber aprendido un poquito más. Quizás el resultado ha sido algo distinto a lo habitual porque todo es diferente». Los que tampoco se quieren perder este momento histórico son los becarios de la tarde ya que hay que vivirlo aunque sea desde casa. Para Lydia Ramón, «la emoción y la radio en estado puro siguen ahí, en cada minuto de emisión, en cada email o mensaje con los que contactamos con nuestros invitados. Aunque el trabajo de producción pueda hacerse desde casa con facilidad, espero que las cosas lleguen cuanto antes a la normalidad y poder volver a la emisora».

Diego Gutiérrez, el último en incorporarse al equipo, ve rápidamente la cara y la cruz: «No ha estado mal dentro de lo que cabe, lo haces desde la comodidad de casa pero falta tener a alguien con quien poder hablar o reírte. Para unos días no está mal pero toda la vida así sería duro, aunque todo es acostumbrarse».



Mañana será otro día en el que #RadioTrabajaremos desde casa. Plaza Radio seguirá sonando en el 91.4FM y en plazaradio.es. Y Jose Forés Romero, veterano en las lides matutinas, amanecerá en su casa desde donde ya nos avanza que lo más difícil es tener disciplina. «Estos días se modifican pautas y resulta complicado adaptarse. Lo de hacerlo uno solo es muy difícil. Voy a echar mucho de menos a Marisa y a Rocío pero así aprendo cosas que nunca está de más. ¡Ah! Los que no estéis acostumbrados, nada de ir en pijama ni con zapatillas de ir por casa, ¡sinvergüenzas!» Bueno, lo intentaremos.

58960