Pepe Domingo Castaño (COPE): «Todos los que nos dedicamos al deporte deberíamos darle las gracias a José María García»



Pepe Domingo Castaño

Juan De la Huerga le ha entrevistado en Diario de Sevilla:
Pepe Domingo Castaño (Padrón, La Coruña, 1942) lleva toda la vida dando el cante: desde su etapa como solista amateur –según él, pero aún se recuerdan algunos de sus temas– a una etapa más duradera, aún vigente, en la que su voz se sigue colando en los transistores de media España para vender anuncios en los espacios deportivos en los que ha trabajado. Con 78 años recién cumplidos sigue afinando la voz, algo resquebrajada todavía por los daños secundarios del coronavirus. «Me sentí como si me hubieran robado el cuerpo», dice ya recuperado el locutor gallego.

– Es de Padrón, como Rosalía de Castro y Camilo José Cela. Tiene el triple de mérito ser el personaje más conocido de su pueblo…
– No, hombre, famosos son Rosalía y Cela, que es Premio Nobel. Yo tengo Ondas. Soy aprendiz de famoso.

– Pero, por culpa de su sobrina Cristina (actriz de Lo que se avecina) quizás no sea el más famoso de su familia.
– Ella se lleva la palma, las mujeres siempre ganan a los hombres. Eso de que las mujeres están infravaloradas es una mentira como una casa. Cristina es una buena heredera de la capacidad artística de la familia Castaño.

– De la quinta del 42, como Joe Biden, y acaba de ganar un Ondas. ¿Lo vintage está de moda?
– Nunca dejó de estarlo. Soy de la generación que Felipe González, Iñaki Gabilondo, el fallecido José María Íñigo… Fue una cosecha abundante que trabajó mucho para conseguir lo que quería y eso tiene mucho más mérito. Me doy el mérito que me merezco.

– Acaba de cumplir 77 años José María García.
– Uno menos que yo. García, guste o no, abrió el deporte a la gran masa. Inventó la Hora 25 Deportiva que le robaba espacio a la información en el programa de Martín Ferrand, y todos los que nos dedicamos al deporte deberíamos darle las gracias. Repito, nos guste o no su forma de hacer radio y su manera de ser.

– ¿Sigue fumando un purito o le regala las cajas a su compañero de emisora Carlos Herrera?
– Lo dejé hace un montón de años. Creo que Herrera sigue fumando puros. Las buenas costumbres hay que mantenerlas.

– «Me llamaban Pepiño Fiestas», ha contado. Le gusta comer, beber, salir de noche y está en la Cope. ¿Vive usted como un obispo?
– Casi, diría que como un cura, no llego todavía a obispo. Si es que la vida tiene que ser eso. El trabajo es una consecuencia del tiempo libre que tenemos para juerga, vivir, disfrutar. A mí me encantan la noche, los amigos, los cubatas, soñar, dormir… Me encanta todo menos trabajar. Yo trabajo porque no tengo más remedio.

– Como hombre-anuncio, le habría ido al pelo un papel en la serie Mad Men.
– Vi algunos capítulos pero la dejé. Los primeros capítulos de las series son siempre muy buenos y te arrastran, pero al cuarto o quinto empiezan a mamonear, como el Real Madrid, y a perderse en batallas inútiles, con guiones deslavazados e incomprensibles, y aguanto poco.

– Parece un chiste:un madrileño (Paco González), un cordobés (Manolo Lama) y un gallego (usted) son la base de un programa de éxito. Viva la diversidad española.
– Sí, y más ahora que unos locos sin vergüenza están luchando para erradicar el castellano;es el momento de reivindicar un idioma que nos una, no que nos separe. La palabra tiene que unir a la gente, nunca separarla.

– Se palpa el cachondeo en el programa y parece que no curran tanto…
– Si quiere que nos pasemos nueve horas llorando o protestando… Hacemos la vida más fácil a los oyentes. Nuestra obligación es darles información, publicidad para que compren y divertirlos. Si todo eso lo metes en una coctelera, puede que salga Tiempo de Juego.

– A traición se lo digo: ¿puede ingeniar a salto de mata una promoción para los periódicos del Grupo Joly?
– Espere, a ver… «Si quieres enterarte de todo y ser felí, lee los diarios de Joly».

– ¿Tanto sufrió con el dilema hamletiano de Ser o no Ser en agosto de 2010?
– Nunca dudé. Soy muy directo. Cojo lo que me dice la cabeza, le doy una pasadita por el corazón y decido. Aunque la cabeza me decía «sigue», el corazón respondía «vete». «Sigue, vete, sigue, vete…». Pudo el “vete”.

– 37 años en la Ser y lleva 10 en la Cope. ¿Me regala cinco años de cotización?
– Le regalo lo que quiera porque tengo para dar y tomar. Son 47 más los cinco de Radio Centro, 52, más dos en Radio Galicia… Oiga, que son 54, joooder.

– ¿Cuánto tiempo se mordió la lengua para no decir «el único, el inconfundible, el de la cadenaaaaa Ser»?
– Mucho tiempo. Me inventé un truquillo. Cuando decía «en la cadena…» soltaba el sonido «eh, eh, eh», porque era la manera de no decir Ser sino Cope. Ya lo mantenemos y decimos «cadena… eh, eh, eh… COPE».

– Dice mi compañero Juan Luis de las Peñas que va de deportivista pero es más madridista que Bernabéu.
– ¿Quién se lo ha dicho a él? Soy del Flavia de Padrón, que está en Regional. Luego del Dépor, ahora en Segunda B pero campeón de Liga y de Copa. Y si después me dan a elegir entre Barça y Madrid, escojo el Madrid, pero eso no quiere decir que sea blanco.

– ¿Le llegan royalties del cantante setentero que fue?
– Sí, sobre todo de Motivos, que la letra es mía, porque la de «viste pantalón vaquero» la compusieron mi hermano Fernando y Emilio José, el de Soledad. Con Motivos fui número uno en toda América; en España no, aquí no la quiso nadie, creo que no la oyó ni mi madre.

– No echaría una mano a sus amigos Los del Río con el Macarena, ¿no?
– No. Los del Río me grabaron varios temas porque Antonio y Rafael son muy amigos, pero Macarena no vendió nada cuando salió. Pasó un tiempo hasta que alguien se dio cuenta y fíjese después, un pelotazo mundial. Se lo merecen los dos porque son fenomenales.

– ¿Confirma que el pianista del Toni 2, local que frecuenta en Madrid, tiene más malas pulgas que Mourinho?
– Uno sí, pero luego en la barra con un cubata por medio es un tipo fenomenal. Lo que pasa es que quiere mantener el orden en el piano y evitar que se aglomere la gente.

– ¿Puede estar entre los cinco hitos de la radio española de la última década los ronquidos de su compañero Andrés Ocaña cuando le dieron paso una noche?
– Tenemos varios ronquidos. El de Andrés Ocaña es extraordinario porque es bastante melodioso, con tintes de canción. El de Brotons, que también se quedó dormido en una conexión, era menos armonioso. El ronquido de Ocaña es el mejor.

61731

loading…

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*