«Pasión en Zaragoza», El podcast de la cultura cofrade



Pasión en Zaragoza

‘Pasión de Zaragoza’ es un espacio radiofónico que ha acompañado a los cofrades en esta extraña Semana Santa. Francisco Sangorrín, Carlos García Tejedor y Javier Casabona lo han grabado a diario desde sus casas y lo explican en El Heraldo de Aragón.

En esta extraña Semana Santa que ya se cierra ha sido imposible salir a las calles a disfrutar de las imágenes o del sonido de los redobles. Los cofrades han tenido que conformarse con recuperar vídeos de pasadas procesiones y con citas ‘online’ para ver a sus hermanos o hacer oraciones conjuntas. Los amantes de la cultura morada, no obstante, también se han visto acompañados de un programa de radio que, contra viento y marea, ha conseguido rescatar Francisco Sangorrín desde su casa. Se llama ‘Pasión en Zaragoza’ y se ha podido escuchar a diario en directo a las 17.30 tanto en un montón de plataformas: Spreaker, Spotify o en los mismos Facebook y Youtube.

“Todo surgió el jueves 2 de abril, leí en Facebook una mención al programa de radio que hicimos hace unos años y se me encendió la bombilla. ¿Por qué no hacerlo este año desde casa y en lugar de en Cuaresma durante la Semana Santa?”, cuenta Sangorrín.

“El siguiente paso era contactar con el equipo que hizo posible que durante tres cuaresmas realizásemos el programa, el cofrade y periodista Carlos García Tejedor y el cofrade y técnico de sonido Javier Casabona”, continúa. Ambos decidieron liarse también la manta a la cabeza y ya solo quedaba solucionar la parte técnica para poder volver a las ondas. “Hicimos pruebas de emisión en directo desde nuestras casas por medio de un grupo de videollamada de Skype y los audios con la aplicación Spreaker. Luego ya Javier hace un poco de ‘magia’ y mete las sintonías y demás cortes de audio”, explican.

También es cierto que ha habido que adaptar la estructura del programa porque debates a varias bandas resultaba complicado de producir y porque “hubo que hacer un esfuerzo en respetar más el turno de la palabra”.

‘Pasión en Zaragoza’ no aprovecha la veta de la nostalgia y las procesiones pasadas sino que se centra más en cómo las cofradías viven este año tan singular. “Ponemos el acento en lo que íbamos a ver en las calles (novedades patrimoniales, arreglos en tallas, nuevas marchas…) y que, por las circunstancias, tendremos que esperar un poco para verlo”.

La propuesta, aunque se lanzó con cierta premura, ha funcionado y los oyentes agradecen el regreso del programa. “En cualquier caso no nos preocupa tener más audiencia o menos ya que no es una variable que nos condicione. No tenemos ni un solo patrocinador y el coste total del programa son 7 euros, sin tener en cuenta el tiempo que invertimos, evidentemente”, comentan. “Nos conformamos con que la gente que nos escucha nos valora lo que hacemos y en el fondo lo hacemos porque somos unos enamorados de la Semana Santa de Zaragoza y de la comunicación”, apunta Sangorrín.

Para él estos difíciles días de Pasión no son de una inmensa tristeza porque “no soy capaz de lamentarme por algo que no está sucediendo, es decir, tengo la sensación de que estamos a mitad de entre una Semana Santa y otra, pero que esta vez toca esperar un poco más”. El presentador del programa explica que “estaría nostálgico si no pudiese disfrutar de la Semana Santa por estar en una habitación de hospital sin poder salir o tener que trabajar o algo similar que me impidiera perderme algo de lo que disfruto, pero este año echo de menos las procesiones -evidentemente- pero eso mismo lo echo de menos en el mes de septiembre”, concluye.

59354