Paco González (COPE): «Pepe, Lama y Juanma son mis hermanos»



Paco González

Ismael Mateu le ha entrevistado para El Periódico Mediterráneo:
Junto a su inseparable y «hermano» Manolo Lama saltó al ruedo de las ondas radiofónicas a nivel nacional cuando tenía solo 25 años. Con apenas dos años de experiencia en la SER, Paco González aceptó el reto de dirigir Carrusel Deportivo, programa deportivo de fin de semana que tenía el duro reto de competir con la casi indestructible competencia que representaba José María García (que pasó a COPE). Tanto él como Lama idearon una fórmula nueva, joven, más fresca y cercana al oyente, que irrumpió con tanta fuerza que en tan solo un año su programa pasó de tener 400.000 seguidores a superar el millón de personas.

Dicha andadura arrancó en 1992 y casi 30 años después, Paco González (Madrid, 6 de octubre de 1966) ha arrastrado su liderazgo de su antigua emisora a la COPE, a la que llegó en verano del 2010, tras una polémica salida de la SER. Junto a Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño, provocaron el movimiento de profesionales de la información más importante de la historia de la radio en España, donde más de 60 personas se pasaron con él a la COPE.

Once años después también es líder en fin de semana con Tiempo de Juego y, junto a El Partidazo, programa nocturno de COPE, han vuelto a dar una nueva vuelva de tuerca a la radio, con programas dinámicos, con mezcla de información, opinión y un buen rollo que impide despegarte de cada programa, todos repletos de humor.

Hombre multitarea, que compaginó durante años radio y televisión, trabajador infatigable –estuvo años sin librar ningún día a la semana– y humilde y cercano tanto en las ondas como en la distancia corta, Paco González repasa para Mediterráneo toda una vida en la radio, donde cada vez que coge el micrófono, sigue cumpliendo su sueño de la infancia.

  • ¿Con 25 años y con tanta competencia, sabía dónde se metía?
  • Sí. Quizás la insensatez que da a juventud, no sé, pero arriesgamos. Recuerdo que Lama y yo hablamos de la posibilidad y nos decíamos para nosotros: ¿Por qué no nos dan la oportunidad a nosotros?. Teníamos claro que sabríamos hacerlo funcionar. Teníamos una idea, apostamos y acertamos.
  • ¿Creía que lo conseguiría?
  • Sí. No tenía ninguna duda. Jamás pensé en hacer otra cosa en la vida. La radio es mi vida. Es mi sueño de niño. A los 11 años me pasaba horas y horas narrando partidos ficticios. Y ahora tengo la fortuna de cumplir mi sueño cada día que trabajo.
  • ¿Qué tecla tocaron? ¿Cuál fue la fórmula del éxito?
  • Desde que nos dijeron que íbamos a dirigir Carrusel tuve tres meses para prepararlo y junto con Manolo (Lama) y Pepe Domingo Castaño buscamos una fórmula diferente a la existente. En aquella época, las estrellas de radio eran los inalámbricos. Decidí cambiar eso. Aposté porque el oyente identificara la voz de cada narrador con un equipo, y lo rodeamos par cada partido con un árbitro, un comentarista especializado por cada equipo, una persona que aportara datos… Cambiamos la publicidad y la forma de acercarla a la gente, inventamos la ronda informativa cada cuarto de hora, lo cambiamos todo.
  • Incluso aportaron humor y tramos para otros deportes.
  • Parte de la fórmula fue saliendo sobre la marcha. Y fuimos añadiendo ideas y secciones como la Primera hora, que se habla de otras cosas o entran humoristas, el fútbol internacional, otros deportes… y hasta ahora.
  • Casi 30 años trabajando los fines de semana y entre semana. ¿Qué peaje conlleva ello?
  • Familiarmente muy elevado. Sabes que los fines de semana ni comes ni cenas en casa. La mayoría de las relaciones se resiente cuando estás en Deportes. Por fortuna, siempre he contado con la ayuda de Maite, mi mujer, que me conoció así y sigue apoyándome. No es fácil, te pierdes muchas cosas de tus hijos, pero esto es vocacional y al final todo compensa.
  • Habla de vocacional. ¿Pero cómo lo disimula en antena en los malos momentos?
  • Los presentadores de radio tenemos un poco de alma de actores. A veces se te nota cuando hay un bajón, pero los compañeros están ahí para sacarte una sonrisa. Ir a la radio muchas veces te sirve de terapia.
  • Con el paso de los años, ¿Cómo ha derivado el fútbol?
  • Creo que se están volviendo locos con los derechos de televisión. Hay saturación de partidos. Con un calendario más claro ayudaría a la gente a no desengancharse. El fútbol siempre ha sido de todo el mundo y ahora corre el riesgo de ser solo para los futboleros.
  • ¿Está influyendo el covid?
  • Sí. El escenario no es motivador. Las gradas vacías no invitan a verlo. Aunque a nivel de radio sucede al revés, en audiencia incluso hemos subido.
  • ¿Y la gente joven, las nuevas redes sociales, youtubers…?
  • Cada edad tiene su momento. Los adolescentes piensan ahora en el Fortnite, en los e-Games, e-Sports, twtich o en los youtubers… Yo, de hecho, cuando mis hijos iban al colegio era ‘el del FIFA’, y ahora que son más mayores ya soy el de la radio. Esas nuevas redes no son nuestros enemigos, son un complemento. Con la edad sus consumidores terminarán escuchándonos a nosotros.
  • ¿Qué opina del Villarreal?
  • El Villarreal es un ejemplo de gestión. Tiene el respaldo económico de Roig, un club modélico, que lo han cuadrado como si fuera un negocio y se retroalimenta con lo que genera. Creo que merece un título, pero es más fácil de rendir cuando hay ausencia de presión. Esa presión que tienen las ciudades grandes se nota. Seguro que tiene más presión el Castellón aunque esté en categorías más bajas que el Villarreal.
  • Y la última. ¿Cree que el Castellón se mantendrá en 2ª?
  • La 2ª A me parece la historia interminable. No hay que ser pesimista. Hasta 12 equipos pueden bajar. El Castellón es un club histórico y creo que tiene potencial para pelear hasta el final y se puede mantener.

La llegada del Mundial de Sudáfrica 2010 iba a suponer uno de los movimientos más impactantes de la historia de la radio, y de los medios de comunicación en general, en España. Una frase suya que se convirtió en célebre fue el detonante. «Ese programa lo va a hacer tu prima la coja», la respuesta de Paco González, por aquel entonces director de Carrusel Deportivo, a las peticiones de la directiva de la cadena SER para realizar diferentes programas en aquel Mundial.
Ello provocó el despido del presentador madrileño, al que no le dejaron ni recoger sus cosas en una emisora en la que llevaba 20 años, 18 presentando Carrusel.

El palo más duro
«Me habían echado de mi casa de siempre»
No oculta González su sentir de decepción y tristeza tras salir de la SER. «Fue un palo muy duro, nunca lo he escondido. Me habían echado de mi casa de toda la vida», explica, reafirmándose en que siempre ha creído tener razón y no sentirse bien tratado. «A mí no es que me echaran, es que incluso no me dejaron subir a recoger mis cosas del cajón. Estaba yo allí en el portal de Gran Vía levantando acta junto a un notario de que no me dejaban entrar», añade.

Todos junto a él
«El resto daba por hecho que se venían»
La salida de Paco supuso un antes y un después, ya que más de 60 profesionales de la información, entre periodistas y técnicos, cambiaron la SER por el lugar donde el presentador fichara. Y fue la COPE: «Fuimos acogidos con los brazos abiertos e incluso los que se quedaron junto a nosotros que ya eran de COPE, en poco tiempo ya parecían como de toda la vida».

A Paco González no le sorprendió arrastrar a tantos compañeros. «Tenía claro que se vendrían conmigo, porque somos una familia. Llevamos casi 30 años juntos y en ese instante ya eran 18. Incluso cuando pasó todo, sin haber hablado conmigo la mayoría sobre el futuro, muchos daban por hecho que se venían conmigo donde yo me fuera», confiesa.

Sus pilares
«Pepe, Lama y Juanma son mis hermanos»
Con la humildad y cercanía que le caracterizan tanto en el aire como en la distancia corta, Paco se siente «uno más» del equipo de Deportes COPE, esa «gran familia» como él mismo reconoce: «Entre nosotros nos llamamos hermanos. Llevamos tanto tiempo juntos que ni nos sentimos compañeros ni amigos, nos sentimos hermanos. Piensa que hemos vivido alegrías, tristezas, bodas, cenas, pérdidas de familiares. Y todo juntos».

De esa familia sobresalen tres personas. Sus pilares: Pepe Domingo Castaño (animador y alma de Tiempo de Juego), Manolo Lama (narrador estrella y codirector del equipo junto a Paco) y Juanma Castaño (presentador de El Partidazo de COPE, programa nocturno de las 23.30 h.). «Pepe, Lama y Juanma son mis hermanos», reconoce.

Sobre Pepe profesa «admiración personal y profesional». «Es el mejor comunicador que he conocido. Muchos hablan de Luis del Olmo o de Iñaki Gabilondo, pero nadie puede hacer lo que él hace. Es un mago», indica, añadiendo que «para mí es una suerte incomparable que me haya tocado vivir toda mi carrera a su lado, todo lo que ha hecho por mí, por mi vida, haciéndome partícipe de su familia y amigos». «Es mi maestro, mi hermano mayor, mi amigo», tilda.

Sobre Lama, tras sonreír, es sincero: «Es otro hermano. No. Es mi hermano. Planificamos juntos todo esto y aquí seguimos. Es un periodista increíble, que ha inventado estilos tanto de radio como de televisión, que es capaz de crear una redacción de la nada y que tiene una capacidad de poder de seducción inigualable», arguye.

Y del más joven de los tres, Juanma Castaño, se deshace en elogios: «Juanma es mi hermano pequeño. Le adoro. Avalé su llegada desde Asturias a Madrid y estoy orgulloso de él». «Es talento periodístico en estado puro, tiene chispa, reflejos en antena y enorme sentido del ritmo de radio. Cuando le propusimos para El Partidazo le dije: ‘No te voy a dar ningún consejo’. Sabía que lo bordaría y así está siendo», destaca.

Sus otros hermanos
«Hevia y Antoñito son una debilidad para mí»
«Otros dos hermanos son una debilidad para mí: Hevia, el productor de TDJ, que es con quien más tiempo paso y tiene una capacidad de trabajo inhumana, y Antoñito Ruiz, que lo conozco y soy amigo desde que empecé en la radio, desde el primer día en que lo vi y eso que no trabajábamos juntos al principio», añade.

Un equipo al que adora
«Xuancar, Rubén, Heri, Joseba… ¡hay tantos!»
«Al resto los quiero igual. Y hable de los que hable me dejaré a muchos. Gente como nuestro jefe, Xuancar, que es especial y organizativamente impresionante, o la pasión de Rubén Martín, narrador top, el talante y las ideas de Joseba Larrañaga o irrupciones como las de Heri Frade, todo un animal de radio. Como la perseverancia de Guillermo Valadés, Willy, y tantos y tantos otros», finaliza sobre su otra familia, la de Deportes COPE.

62947