Pablo Heras-Casado, fichado como colaborador fijo en «Sinfonía de la mañana» de Radio Clásica



Pablo Heras-Casado

Después de pasar un duro confinamiento que Anne Igartiburu y Pablo Heras-Casado han tenido que vivir separados, llegan buenas noticias a la vida de la pareja, ya que el nuevo proyecto profesional que ha anunciado el músico le lleva muy cerca de su esposa, según leemos en Hola. Tal y como ha comunicado a sus seguidores, después de muchos años yendo como invitado, comenzará a colaborar regularmente en un programa de Radio Clásica, perteneciente a Radio Televisión Española, la corporación pública en la que trabaja Anne desde hace décadas.

«¡Qué ganas tenía! Mañana martes comienzo una nueva aventura. Después de tantos años yendo como invitado a Radio Clásica y a RNE y RTVE donde siempre me han tratado de maravilla, donde siempre me he sentido como en casa, voy a comenzar a colaborar regularmente con mi querido y admirado Martín Llade, un crack de la radio y de la música, en su programa “Sinfonía de la mañana”. Uno de los mejores y más premiados y populares programas de radio donde se divulga y se ama la Música a partes iguales. ¡Un privilegio tener ese espacio para hablar de música y compartirlo con todos!», escribía Pablo sobre su nueva andadura en la radio. Fue precisamente en este medio en el que conoció a su esposa en 2014, cuando la presentadora le entrevistó en el programa Las piernas no son del cuerpo de Melodía FM.

Según ellos mismos recordaban en una segunda entrevista cuatro años más tarde, a Anne le había costado mucho localizar a su invitado y llevarle a este espacio. “Le dije querido invitado vente al programa” y con humor contaba que incluso había tenido que ir a despertarle en persona. Pese a hacerse el remolón en un principio, Pabló confesó: «me tenía ganado ya antes de hacerla» y recordó cómo surgió el flechazo mientras comenzaban a preparar aquel encuentro que reeditaron de nuevo en 2018 en el mismo lugar de autos.

La relación de Anne y Pablo se conoció en agosto de 2014, cuando salieron a la luz sus primeras imágenes juntos. Poco más de un año más tarde se dieron el ‘sí, quiero’ en Elorrio, Vizcaya, el pueblo de la presentadora, y el 5 de junio de 2016 se convirtieron en padres de un precioso niño llamado Nicolás. «Ha llegado cuando tenía que llegar; para mí la maternidad es un paso importante; además, lo vivo con mucha responsabilidad. Cada ‘parto’, entre comillas, anterior ha sido muy especial. El abrazar a tu hijo adoptivo, a quien deseas, para los padres adoptantes, es precioso, se lo recomiendo a todo el mundo. Creo e intuyo que tiene que ser igual de hermoso tener un hijo biológico», decía semanas antes de dar a luz. Anne también es madre de Noa y Carmen y con sus tres hijos ha pasado el confinamiento en Madrid, mientras que Pablo tuvo que quedarse en Granada, donde acudió para ver a su familia, y donde permaneció durante la cuarentena tras tener síntomas de coronavirus.

60112