Moncho Lemos (Radio Galega): “Los jóvenes de los ochenta son el público de la radio musical de hoy”

Moncho Lemos . Fotos martiño Pinal

El periodista Moncho Lemos hizo una cronología por las canciones en las ondas, que se enfrentan al reto del digital. Ha informado de ello La Región.
“Pongan los móviles en silencio. O apáguenlos directamente. De sonido nos hablará Moncho Lemos“, pedía el experto en protocolo y colaborador de La Región Juan José Feijóo, al inicio del Foro La Región “La música en la radio: de las listas de éxitos a Spotify”. Al ponente, periodista y director de Radio Galega Música, se sentaron a escucharle en el Marcos Valcárcel varias generaciones de seguidores. Su programa “Fondos reservados“, lleva en antena más de 20 años. El mejor escaparate para visualizar cómo ha cambiado la industria.
El periodista Antonio Nespereira presentó a Moncho Lemos, con quien compartió aventuras profesionales en los ochenta. “Moncho es un hombre siempre rodeado de música, de cine, de cultura… En la radio de los ochenta, que fue un hervidero profesional, nadie como él era capaz de presentar las canciones”, destacó Nespereira.
Moncho Lemos hizo un repaso lleno de anécdotas por la historia de la radio musical española y su auge. “La radio es una cuestión de clases medias. Las familias con dinero compraban discos, los demás una vez al mes o para ocasiones especiales. La radio empieza a incorporar música porque ve un mercado. Hay vinilos, hay discos…”, relató.

El momento “apasionante” para la radio, según Lemos, llegó cuando en las ondas se empezaban a poner discos. A veces no había ni locutor. “El que estaba por allí” le daba la vuelta al disco para que siguiese sonando. “Parece una marcianada, pero lo he vivido”, bromeó el director de Radio Galega Música.
“En los ochenta, la gente joven empezó a hacer programas de discos. Así empieza a introducirse la música en la radio, con los discos que ellos consumen. Que son los que consumen sus amigos”, explicó. Pero… llegó el “top 40” americano. Las listas de éxitos: “Nacen con las canciones favoritas de la gramola. En la SER copian esto y nacen Los 40 Principales“. Otras copiaron el modelo y así nacieron en España las radiofórmulas.
“La música como negocio nace en los ochenta. A la industria le interesan las listas de éxito, lo que ocupa el 70% de la programación musical”, prosigue la cronología.
Y llegó internet: “Las emisoras están perdidas, parece imposible competir con Los 40… Y aparece una emisora en el mercado que cambia todo. El fenómeno Kiss FM se estudiará un día en las emisoras de negocio. España es un país de viejos y los jóvenes de los 80 son el público de la radio musical de hoy, no las nuevas generaciones”.

Y Spotify. “Estas plataformas no matarán a la radio. El reto es competir”, asegura Lemos. ¿Qué le queda a la radio? Moncho Lemos dice que el “efecto sorpresa”: ¿qué canción sigue después?

55209