Meruelo abrirá las puertas de su Museo de la Radio a finales de este año



Meruelo

Ana Cobo desde El Diario Montañés informa que el Museo de la Radio abrirá sus puertas en Meruelo a finales de este año. El Ayuntamiento ha dado el último paso para que este proyecto sea una realidad adjudicando a Gráficas Canco por un importe de 21.700 euros la instalación del mismo. La empresa se encargará de los trabajos de diseño, producción y montaje de la exposición con el objeto de adecuar los espacios, el mobiliario y el contenido divulgativo. La muestra se ubicará en diferentes salas de la planta baja de la Casa Consistorial donde se exhibirá la amplia y valiosa colección de radios de Francisco González de Córdova, cedidas desinteresadamente por su viuda, Carmen Asín.
El alcalde de Meruelo, Evaristo Domínguez, baraja que el museo, si no hay ningún contratiempo, se pueda inaugurar para Navidad. Tras el estudio realizado por el historiador, José Manuel Besada, que se ha encargado de catalogar los 200 receptores, de épocas y modelos muy diferentes, ahora resta dar forma al museo para poner en valor la colección. Así, Gráficas Canco se encargará de todo el montaje que contempla la colocación de módulos para los aparatos más importantes, la creación de paneles que explicarán la evolución de la radio y sus profesionales más reconocidos así como un sistema de audio que «apretando a un botón permita escuchar de forma didáctica la historia de estas radios sin necesidad de que haya un guía permanente». Además, los receptores se completarán con numerosa bibliografía y objetos relacionados con este medio periodístico, que también ha cedido la familia.

Con la apertura de este museo se verá cumplido el sueño de Francisco González de Córdova que, a largo de su vida, fue atesorando radios antiguas con el anhelo de llegar a exhibirlas. Su fallecimiento le impidió cumplir este deseo pero su mujer y su hija, Raquel, no han cejado hasta encontrar un lugar donde mostrar estas joyas. Tras llamar a muchas puertas, el Ayuntamiento de Meruelo acogió con los brazos abiertos la propuesta de montar un museo. La cesión de las radios es por cinco años, pero si se cumple el acuerdo, donarán la colección.

La afición de González de Córdova por el mundo de la radio brotó cuando apenas era un crío. Con diez años se quedó ciego y esta condición le volvió inseparable de este aparato y la compañía de sus voces. Su pasión le llevó a comenzar a recopilar receptores. El que fuera director general de Bienestar Social del Gobierno de Cantabria entre 1999 y 1995 fue adquiriendo con sus ahorros radios de todas las épocas a anticuarios de cualquier punto de España. «Siempre que hacíamos en familia algún viaje aprovechaba para comprar alguna receptor o algún libro sobre la historia de las emisoras de esa ciudad», cuenta su hija. Entre la amplia colección destacan las radios de lámpara de madera noble, con los primeros modelos ‘capilla’ de los años 30, las ‘postcapilla’, pasando por las baquelitas que dieron el relevo a los pequeños transistores de los 70. Contemplarlas será viajar en el tiempo por su evolución técnica y estética.

57006