Mar Segura, redactora de À Punt Ràdio, resulta agredida durante la protesta por Pablo Hasel



Próxima Parada

Gonzalo Sánchez escribe en Levante:
“Acababa de entrar en directo por teléfono para el programa Próxima Parada (À Punt), y justo los antidisturbios empezaron a cargar contra los manifestantes. Cuando se acercaron a mí me llevé un porrazo en la pierna. Hoy tengo un moratón, pero no es nada grave”. Así relata la periodista Mar Segura la agresión que sufrió por parte de la policía en las protestas ocurridas ayer por la condena al rapero Pablo Hasel. Tanto ella como un periodista del diario digital València Extra denunciaron violencia policial a pesar de que estaban ejerciendo su derecho a informar.

Por este motivo, la Unió de Periodistes Valencians ha condenado hoy la actuación policial “desproporcionada” que derivó en varias agresiones de antidisturbios contra la prensa en la concentración convocada ayer en defensa de la libertad de expresión y en apoyo del rapero Pablo Hasel, condenado a prisión por injurias a la corona y enaltecimiento del terrorismo.

Una de ellas fue la vivida por el redactor de València Extra Sergi Pau, que narra como la policía le agredió a pesar de llevar su acreditación colgando del cuello y repetir varias veces que era periodista. «El móvil se me estaba quedando sin batería y decidí irme en metro. En la entrada me encontré a cuatro antidisturbios que no paraban de decirme que me fuera, pero yo con mi acreditación colgando intenté explicarles que era periodista y que solo quería volver a casa, en un momento, después de gritarme otra vez que me fuera me pegaron un porrazo en la mochila. El golpe no me hizo daño ni me provocó nada, pero me quedé en shock y al final me fui porque seguían insistiendo a gritos», denuncia.

“No es la primera vez que denunciamos los ataques y agresiones contra periodistas y fotoperiodistas en el ejercicio de su trabajo. En este caso, dos compañeros de À Punt y València Extra han denunciado públicamente haber sufrido las cargas policiales a pesar de haberse identificado como periodistas”, denuncia la Unió en un comunicado.

La asociación ha tachado estos hechos de “inadmisibles” y ha reclamado a la Delegación del Gobierno de la Comunidad Valenciana, dirigida por la socialista Gloria Calero, que los investigue. Además, instan a Delegación del Gobierno a pedir a la Policía Nacional la necesidad de respetar y garantizar el trabajo de los profesionales de la información, y aseguran que “en caso contrario, se estará vulnerando gravemente el derecho a la información”.

Para finalizar el comunicado, desde la Unió han reiterado su “defensa de la libertad de expresión que se está viendo seriamente amenazada en España, tal y como han señalado organizaciones en defensa de los derechos humanos”.

63053

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*