Los túneles de Artxanda de Bilbao mejorarán su cobertura de radio



En Deia podemos leer que Los túneles de Artxanda mejorarán sus instalaciones, con la puesta en marcha de nuevas emisoras de radio en su interior, renovando los elementos de señalización y balizamiento, y sustituyendo los indicadores de tarifas en el área de peajes ubicada en la zona de acceso en el Txorierri. La actuación tendrá un coste de 217.800 euros y se prolongará durante tres meses.

Actualmente, la cobertura de radio dentro de los túneles se garantiza mediante amplificadores que cuentan ya con una antigüedad de 16 años, por encima de su vida útil esperada y prácticamente sin repuestos en caso de averías.

La sociedad pública foral Interbiak ha tomado la decisión de proceder a su sustitución, ya que últimamente se vienen dando fallos difíciles de resolver. Por ello se instalará un sistema más robusto, eficiente y configurable, que sea capaz de emitir una docena de emisoras comerciales diferentes de FM en el interior de los túneles y además mensajes de emergencia. Ello permite que, cuando se emiten avisos y locuciones, además de escucharse por la megafonía del túnel, se interrumpe la señal de audio de las emisoras y se sustituye por la señal de audio de la locución de emergencia.

Por otra parte, los sentidos de circulación en la estación de peaje de los túneles, en el extremo del Txorierri, están separados por un balizamiento en mal estado, anticuado y muy deteriorado, no homologado por lo que no constituye un sistema de seguridad adecuado y que ofrece al usuario una mala imagen, muy diferente a los que existen en otras autopistas de peaje cercanas como la AP-8 o la Supersur.

Además, existe un problema de trenzado de tráfico que, aunque no es fuente de muchos accidentes, produce sustos y situaciones de riesgo. En la entrada desde el Txorierri, se cruzan los vehículos que llegan desde el sentido Erletxe y Getxo, dependiendo de las vías de peaje que eligen, una situación que se repite entre la salida de los túneles con los conductores que llegan desde La Salve y Ugasko. Para ello, se buscará una solución de señalización que elimine o disminuya estos puntos conflictivos. Finalmente, la Diputación sustituirá también los indicadores de tarifas, aparatos que se encuentran también obsoletos y bastante deteriorados. Además, al no ser un sistema retroiluminado, en condiciones meteorológicas desfavorables, como sol directo o lluvia, no se distinguen las cifras de forma clara. En total se sustituirán siete indicadores de tarifas por paneles LED con una vida útil de 10 años y resistente a la intemperie.

También se buscará una solución para las máquinas de pago, que registran un mayor número de fallos y averías los días de lluvia y viento, pese a estar bajo cubierta. En concreto, se trata de proteger todas las máquinas expuestas, donde el agua penetra por las ranuras que tienen para los diferentes elementos, produciendo atascos, fallos de lectura y otros errores.

57766