Las radios rurales extremeñas ponen en marcha el proyecto «Ondas Intercul-Rurales Extremeñas»



Ondas Intercul-Rurales Extremeñas

La Asociación Extremeña de Comunicación Social pone en marcha un proyecto que apuesta por la participación ciudadana a través de las ondas de su pueblo.
Las radios rurales pueden ofrecer al oyente mucho más que música comercial y contenidos similares. Los pueblos guardan historias que pueden ser contadas. Darles voz es un ejercicio de memoria histórica.

También se puede fomentar el espíritu crítico en torno a los derechos humanos, las migraciones o la perspectiva de género. Surgen debates sobre el drama de las personas refugiadas o las violencias machistas que sufren ellas solo por ser mujeres.

Con esta filosofía nace el proyecto ‘Ondas Intercul-Rurales Extremeñas’, de la Asociación Extremeña de Comunicación Social (AECOS). Pasará por seis localidades de la región y cuenta con la financiación de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID).

Las radios comunitarias

El proyecto sigue un modelo muy extendido en países de América Latina o África, el de las radios comunitarias. La idea es el uso de la radio con vocación de servicio público. Animar a toda la gente que tenga algo que contar a hacer suya la emisora.

Las Ondas Intercul-Rurales Extremeñas apuestan por ‘empoderar’ a la ciudadanía, según explica José Manuel Pizarro, de AECOS. Les animan a crear contenidos a través de microespacios. También a colaborar en algún programa o incluso a poder tener su propio espacio radiofónico.

No se hace con la idea de suplir el trabajo de un profesional de los medios, sino de fortalecer la participación ciudadana a través de su implicación en la radio de su pueblo.

“Las radios locales y públicas juegan un papel clave en un mundo globalizado como el actual, en el que lo local, lo próximo, lo nuestro se hace cada vez más necesario, quizás para tener en cuenta quiénes somos, de dónde venimos y para no perder nuestra identidad”, explica la asociación de comunicación social.

El proyecto ya ha arrancado y pasará por las localidades cacereñas de Carcaboso, Torrejoncillo y Miajadas. A ellas se suman los municipios pacenses de Guareña, Zafra y Oliva de la Frontera.

¿Quién puede hacer radio?

La radio no requiere grandes medios y es fácil de hacer. Una vez aprendidas unas nociones básicas por parte del equipo de AECOS llega el momento de ponerse manos a la obra.

En las sesiones se fomenta la participación tanto de colectivos como de vecinos y vecinas a nivel individual. Se les ofrece formación y sensibilización en herramientas de comunicación. Al mismo tiempo les animan a abordar cuestiones sobre interculturalidad y las migraciones en la parrilla de las radios locales, entre otras temáticas sociales.

En el proceso previo van surgiendo temas muy interesantes. Las personas participantes han mostrado sus inquietudes por el mundo de la agroecológía o la seguridad militar en un mundo capitalista. También, análisis interesantes sobre la agenda diaria de los medios de comunicación y la denominada ‘agenda setting’: el poder que
tienen los medios de masas parta introducir algunos temas informativos, o el espacio que éstos les dedican a ciertos temas.

Intercambio de programación

Las Ondas Intercul-Rurales Extremeñas apuestan por que sea un proyecto duradero, e incluso por el intercambio mutuo de los micro-espacios generados en las seis localidades participantes.

Tras la formación y las prácticas participarán en el denominado “Día de la Radio”, que consistirá en la producción y grabación de un programa en la calle o la plaza del pueblo. Mostrarán al resto de vecinos y vecinas que la radio es un medio de todos y todas.

48822