Las Jornadas de Patrimonio del IEB repasan la trayectoria de Ignacio Linares



Familia Linares Ordaz

El segundo día de las Jornadas de Patrimonio organizadas por el Instituto de Estudios Bercianos ha estado dedicado a analizar a nivel personal y profesional la figura del emblemático periodista berciano Ignacio Linares, fallecido hace 12 años

Ignacio Linares iba para médico, pero circunstancias familiares se lo impidieron. Esto podría parecer algo negativo a priori si no fuese porque dicha situación le dirigió hacia lo que fue su pasión y su vida: el periodismo. En palabras de su hija Sonia Linares en la mesa redonda destinada a analizar la parte más familar, su padre lo practicó de ‘una forma humana, veraz, elaborada y optimista’. Y es que el joven Ignacio no desconocía por completo el mundo de la comunicación, ya que cuando era un estudiante acudía con su amigo Luis del Olmo a la Estación Escuela del Frente de Juventudes, posteriormente Radio Juventud, a ‘jugar a la radio’. Quién les iba a decir que años después crearían su propia emisora.

Antes de llegar a ese instante, hizo sus primeros pinitos en la ya mencionada Radio Juventud, para luego pasar a Radio Nacional de España. Además, ejerció de delegado del Diario de León en el Bierzo y de corresponsal de la Agencia Efe. Todo esto hasta 1987, momento en el que fundó junto a Del Olmo Onda Bierzo, que fue su casa y encabezó hasta su adiós. En total, 40 años al pie del cañon que le convirtieron en un líder de opinión y en una de las voces más reconocibles de la comarca.
40 años que dieron para muchas anécdotas, como la que tuvo lugar en 1997 cuando un terremoto de 5,3 en la escala de Ritcher agitó el noroeste de España. Ese día, ‘el contestador de la emisora se colapsó con mensajes en los que la gente le preguntaba a mi padre que qué estaba sucediendo, que hiciera algo, que se movían las paredes y las camas’, ha explicado su hija entre risas.

En la mesa redonda dedicada a su figura desde un punto de vista profesional han participado personas que compartieron experiencias con Linares en este ámbito, como el director del diario de La Rioja y Logroño, José Luis Prusén, y el dirigente de esRadio Castilla y León, Florencio Carrera. Prusén ha destacado que, aparte de las  enseñanzas que le legó, ‘convivir con Ignacio Linares fue una forma de convertirse en mejor persona’. Por su parte, Carrera, que fue su competencia desde Radio Bierzo, ha apuntado que, a pesar de la rivalidad, aprendió de él ‘que hay que trabajar 24 horas para mejorar día a día’.

Pero detrás de este todoterreno radiofónico, se escondía un padre y un marido amante de la escritura, de la música clásica y de las bellas artes. Al fin y al cabo, ‘un hombre bueno que abría el micrófono a aquel que lo necesitaba’, ha finalizado Sonia Linares.

48844