La Casa de la Cultura acoge la exposición ‘Historia de la Radioafición en Arucas’

Exposición en Arucas

La Casa de la Cultura acogerá, desde este pasado lunes hasta el próximo 8 de enero, la exposición sobre la historia de la Radioafición en Arucas. Una interesante retrospectiva organizada por la Concejalía de Patrimonio Histórico que dirige Manuel Rodríguez con la que se pretende dar a conocer un tipo de legado no muy conocido dentro del patrimonio industrial y electrónico del municipio.

Ya el pasado viernes, 1 de diciembre, tuvo lugar la presentación de esta muestra, que cuenta con una serie de paneles realizados por Antonio Bueno Pérez, especialista en electrónica e investigador de la radioafición en España y Canarias, así como radio aficionado con licencia española y estadounidense (EA8FN y W4LPA). También se expondrán diversas emisoras y aparatos cedidos gentilmente por Dulce María Navarro Santana procedentes de la colección de su esposo -recientemente fallecido- Fermín Dámaso Ramírez.

Asimismo, cuenta con la coordinación y colaboración del colectivo Radio Club Laurisilva EA8RKL, de la mano de su presidente Sixto Santana Sánchez, que también aportarán diversos materiales.

La radioafición hunde sus raíces con el avance de las teorías electromagnéticas de 1865 del escocés James Clerk Maxwell y posteriormente con las investigaciones del alemán Heinrich Rudolf Hertz, hasta llegar a la creación de los aparatos de radio por el croata Nikola Tesla en 1897 y el italiano Marconi. En 1924 se autoriza en España la radio comercial y de aficionados (EAR); y unos años antes nace el Radioclub España en Madrid. Ya en 1933 se funda la unión de radioemisores españoles (URE). A Canarias la radio afición llega a comienzos de los años veinte, gracias a dos alemanes que desembarcan en las islas en 1918, después de la I Guerra Mundial. Antonio Suárez Morales (EAR-75), hermano de Eduardo Suárez, diputado comunista fusilado en 1936, fue uno de los primeros grancanarios con licencia de radio aficionado a comienzos de los años treinta. Entre 1936 y 1949 se prohibieron las comunicaciones de radioaficionados, por la Guerra Civil y luego la II Guerra Mundial. Como curiosidad, hay que decir que durante el franquismo estaban prohibidas las comunicaciones con la Unión Soviética y China, así como con todos los países declarados comunistas. En Arucas a pesar de que algunos ciudadanos que residían en la capital poseían emisoras en la década de los cincuenta, no fue hasta avanzado los sesenta y comienzos de los setenta cuando comenzó a expandirse la radio afición.

El concejal Manuel Rodríguez resaltó el “valor histórico y la importancia de esta muestra, al albergar un inventario y patrimonio industrial de gran relevancia para la evolución histórica de nuestro municipio”, pudiéndose visitar la exposición en horario de lunes a viernes (días laborales) de 9:00 a 14:00 horas, siendo la entrada gratuita.

50554

Puedes comentar la noticia

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*