La casa de Encarna Sánchez en Madrid se vende por casi 3.000.000 €

La casa de Encarna Sánchez

El que fuera hogar de la locutora de radio está a la venta. La vivienda, ubicada en una de las zonas más lujosas de Madrid, necesita reforma. A punto de cumplirse el 23 aniversario de la muerte de Encarna Sánchez, su famosa casa de La Moraleja de Madrid acaba de ponerse a la venta por casi 3.000.000 €. Una vivienda de 672 m² situada en la urbanización de La Moraleja que fue testigo de las últimas horas de vida de la periodista radiofónica.

Una casa que Encarna mandó construir en 1988 y que se distribuye en tres plantas. La planta baja cuenta con dos habitaciones y un cuarto de baño, un aseo, salón-comedor, cocina amueblada, despacho y biblioteca, lugar donde la polémica locutora preparaba sus sonados programas de radio. En el segundo piso nos encontramos con la habitación en la que Encarna Sánchez falleció aquella noche del 5 de abril de 1996. Además, dispone en esa misma planta de tres habitaciones más y tres cuartos de baño, dos de ellos tipo suite. Estancias que disfrutaron muchas de sus mejores amistades.
La planta sótano cuenta con un cuarto de depuradora, cuarto de jardinería, cuarto de instalaciones, trastero, un cuarto de baño, un aseo, sauna-gimnasio, despacho y closet. No le falta detalle. También nos encontramos con una bodega de estilo rociero en la que Encarna Sánchez celebró multitud de fiestas junto a los rostros más conocidos del momento.

¿Un pasadizo secreto?
Pero el lugar más misterioso de la casa, que ya ha pasado a ser una leyenda, estaría ubicado en el garaje para tres coches donde, según apuntaban los rumores de aquella época, supuestamente se encontraría una especie de pasadizo secreto de un kilómetro de largo que comunicaría la casa de Encarna Sánchez con la que Isabel Pantoja poseía en la misma urbanización, y que habría permitido que la periodista y la cantante se reunieran.

La propiedad se completa con dos porches, jardín y piscina privada que, de no tener el agua verde, nos dejaría apreciar el escudo del Real Madrid que decora su fondo. Un recuerdo de su anterior ocupante, el futbolista Davor Suker, que adquirió la vivienda de Encarna Sánchez durante los años que jugó para el equipo merengue y mantuvo una relación con Ana Obregón.

Una misteriosa casa de 6 habitaciones y 5 baños que necesita reforma integral ya que estéticamente permanece fiel a las imágenes que podemos encontrar de los años en los que la periodista radiofónica habitaba entre esas cuatro paredes.

55154