La Cadena SER refuerza su apuesta por el humor con Quequé y Quique Peinado

Cadena SER

La Cadena SER suma dos nuevos espacios de humor a su programación. Tras los buenos datos cosechados con sus especiales veraniegos y navideños, la emisora ha decidido incorporar a “La lengua moderna” y “Buenismo bien” a su programación habitual. De esta manera, ambos programas pasarán a tener una entrega semanal y se podrán seguir a través de streaming, Cadenaser.com, Youtube, app y plataformas digitales.
Nacido tras el boom de “La vida moderna”, “La lengua moderna” toma el espíritu irreverente y ácido del espacio para abordar la idiosincrasia del castellano. Quequé y Valeria Ros, que trabajan juntos en Loco Mundo, son los encargados de conducir el programa, que, a partir del 25 de febrero, se emitirá en streaming cada lunes a las 19:00 horas en la aplicación móvil de la Cadena SER, mientras que al día siguiente se reemitirá a las 11:00 horas.

El otro espacio que desembarca en la parrilla es “Buenismo bien“, el nuevo proyecto de Quique Peinado y Manuel Burque, que ya ejercen como pareja profesional en “Radio Gaga”. Tal y como explica la cadena, “ambos tienen claro que la confrontación y el querer llevar la razón no lleva a ningún sitio y debaten para encontrar el secreto de una democracia sana, de una sanidad solvente. Quieren que no se destruya el planeta y que los cerebros que se fugaron vuelvan a los laboratorios patrios. Pero, sobre todo, quieren reírse mucho”. A partir del 26 de febrero, se emitirá en streaming cada martes a las 19:00 horas en la aplicación móvil de la Cadena SER y se reemitirá al día siguiente a las 11:00 horas.

“Paso a paso, la SER ha logrado devolver al humor el papel protagonista que tuvo en la radio de otros tiempos, donde brillaban El Zorro, Gila, Tip y Coll o Eugenio. Hoy la SER vuelve a tener la nómina más completa de humoristas del panorama audiovisual español”, ha afirmado el director general de la SER, Daniel Gavela. “Los hay de todos los pelajes: audaces, talentosos, críticos, vigilantes, excitantes, pero sobre todo, necesarios para mejorar la calidad de nuestras vidas y evitar que el buenismo moral y la corrección política lleven a la tumba a la civilización occidental”, ha destacado, recordando que, “sin sentido del humor la vida, no vale la pena y la radio es más triste, por eso la SER apuesta por el humor como un reconstituyente en estas horas bajas que vive nuestro país”.

54769