Juanma Castaño (COPE) sobre Mastercheff: «Me decía a diario ‘¿qué cojones hago aquí?'»



Juanma Castaño

Noé Guzmán escribe en elespanol.com que Juanma Castaño es uno de los participantes revelación de MasterChef Celebrity 6. El periodista deportivo ha demostrado una gran evolución a lo largo de los nueve programas que, de momento, lleva en el concurso culinario.

El presentador de El Partidazo de COPE no confiaba mucho en sí mismo, al igual que sus compañeros de radio, que cuando se enteraron de su fichaje le dijeron «tranquilo, que vas a durar poco». Sin embargo, Castaño ha logrado mostrar una notable evolución en el talent. Tanto es así que en el programa del pasado lunes 8 de noviembre pasó de ser el creador del peor plato de la edición -una terrorífica tarta de café- a recibir el aplauso unánime del jurado por rediseñar esa receta con éxito.

El concursante relata a BLUPER que durante las grabaciones del programa se preguntaba a diario «¿qué cojones hago aquí?» y, aunque asegura que se ha reído mucho, asegura que no volvería al formato.

  • ¿Qué pensaste cuando te llamaron para participar en ‘MasterChef Celebrity’?
  • Pensé «cuántos les habrán fallado para que me llamen a mí, tienen que estar jodidos para llamar a un periodista deportivo de la radio». Fui al casting, hice una tarta de queso y cuando quité el molde se desparramó. Dije «bueno, aquí se ha acabado mi historia en MasterChef», pero debieron de fallar muchos y me llamaron.
  • ¿Te lo pensaste mucho?
  • Me lo pensé mucho, pero por cuestiones laborales, estaba la radio a la vez y era una cuestión de tener que compaginarlo.
  • ¿Con qué nivel de cocina llegaste?
  • Mi nivel de cocina era de supervivencia. Con el confinamiento subí un poco el nivel, creo que todos los españoles sabemos un poco más de cocina que hace dos años. Yo me aficioné y me gustó, pero mi nivel sobre 10 a lo mejor era un 3.
  • ¿Cómo reaccionaron tus compañeros de la radio cuando se enteraron de que participabas en el programa?
  • Me dijeron «tranquilo, que vas a durar poco». No valoran absolutamente nada de lo que he hecho.
  • Una vez dentro del programa, cuando viviste la presión, ¿llegaste a preguntarte ‘qué hago yo aquí’?
  • Sí, yo me decía a diario ‘¿qué cojones hago aquí?’. Y, aunque me he reído mucho, no volvería al programa.
  • En la radio sueles evaluar el trabajo de los deportistas, pero en ‘MasterChef’ te evalúan a ti. ¿Cómo te has sentido?
  • Participar en ‘MasterChef’ ha hecho que me cueste mucho más hacer una crítica en la radio, porque cuando recibes palos como los que te da esta gente [los jueces] luego te lo piensas a la hora de darlos tú.
  • ¿Sientes que has recibido muchos palos? ¿No lo estás haciendo como esperabas?
  • Es que nos han dado a todos. Somos 16 y todos hemos llorado, te lo puedo asegurar.
  • Después de cada grabación, ¿te costaba desconectar?
  • La diferencia de este concurso respecto a otros es que te llevas el trabajo a casa, porque empiezas a pensar en lo que te puede caer el próximo día. Yo cuando estaba grabando ‘MasterChef’ me iba a casa y trataba de informarme sobre la actualidad en los periódicos online. Todos los anuncios que me salían eran de sartenes, cuchillos, tiendas de comida… Las cookies de mi ordenador solo tienen cosas de cocina.
  • ¿Qué compañero ha sido tu descubrimiento personal?
  • Me cuesta elegir a uno, para mí ha sido un placer mezclarme con un grupo con el que no hubiera coincidido profesionalmente de ninguna otra forma. Juntarme con Verónica Forqué, por ejemplo, ha sido increíble. Iván Sánchez es asquerosamente perfecto: buen compañero, solidario, humilde, no va de nada por la vida y además el cabrón cocina bien (ríe).
  • Si RTVE reduce el presupuesto y hay que dejar a un solo juez en el programa, ¿a cuál elegirías?
  • A Samantha. No hace falta reducir el presupuesto, quedaría mejor el programa solo con ella (ríe). Los jueces tienen mucho mérito, porque el programa tenía una presentadora y, cuando se fue, ellos asumieron ese papel. Lo llevan increíblemente y yo valoro mucho que tres personas que no son del mundo de la televisión sean capaces de llevar el peso de un programa que controla tantas escenas y emociones a la vez.

66916

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*