Juan Pablo Colmenarejo (Onda Madrid): «El periodismo es servicio público, no espectáculo»



Juan Pablo Colmenarejo

Isra Álvarez le ha entrevistado para 20 Minutos:
El periodista Juan Pablo Colmenarejo se pone de nuevo al frente de Buenos Días Madrid, donde el tramo que él presenta y dirige aboga por la continuidad, en la que es su tercera temporada en la emisora Onda Madrid y a las puertas de un curso informativo y político que promete ser muy intenso y en un medio, la radio, que ha sabido adaptarse a la pandemia.

  • Apuestan por la continuidad, ¿por qué?
  • En la radio, la continuidad y la estabilidad son dos valores importantes, esenciales. La radio es costumbre y cuanto más se hace un programa y más tiempo pasa y las rutinas se fijan, mejor.
  • ¿Cómo afectó la pandemia y el confinamiento a esa estabilidad? ¿Cómo lo hicieron?
  • Lo hicimos intentando controlar el sobresalto. La radio es un trabajo en equipo. Además de la parte técnica y la edición, las noticias se cuentan en equipo. Yestá la tertulia, que se pretende que se traslade al oyente como una conversación normal de un grupo de personas que se están mirando con un micrófono delante. Cuando eso ocurre hay más complicidad, más entendimiento, incluso cuando hay discrepancia.
  • Y eso cambió, ¿no?
  • Sí , de repente llegó el sobresalto y todo eso hubo que cambiarlo y empezamos a hacer la radio sin vernos. Alguna experiencia podía tener, pero esto ha sido la superación absoluta. Yo tuve que quedarme en casa, como tanta gente, y lo realicé y dirigí desde casa. Que el sonido fuera el mismo… es algo que creo que conseguimos.
  • ¿La radio es el mejor medio para adaptarse a algo así?
  • La radio se puede adaptar a todo. Lo bueno de la radio es que es muy camaleónica: si todo a su alrededor cambia, ella cambia. La radio ha sido capaz de navegar por internet, porque se adapta a los nuevos tiempos y combate las situaciones. La radio aguanta todo.
  • ¿Tuvo anécdotas por eso de estar trabajando en casa?
  • No, la verdad es que en casa estábamos bastante organizados para que a las horas del programa hubiera tranquilidad. Nadie me ha llamado al timbre ni nada raro. No digo que hayamos hecho la radio en pijama, pero sé de alguno que sí estaba en pijama. Yo no, pero alguno…
  • ¿No se le coló nada?
  • Sí es verdad que cuando llegó la primavera y se empezaron a abrir las ventanas, por las mías se escuchaba a los vencejos y los compañeros me decían que era agradable escucharme con los pájaros por debajo.
  • En ‘El intercambiador’ van a lo local, ¿hay que volver a lo cercano?
  • Esa es la vocación de Onda Madrid. Para nosotros lo cercano es Madrid, la ciudad y la comunidad, el resto de España y el mundo, en ese orden. Queremos que lo que sucede en Madrid también sea interesante, subrayando cuestiones importantes y poniendo en valor el trabajo de compañeros en otros medios de comunicación que son tan amables de contarlo en Onda Madrid. Oímos a la gente que va a los sitios, que está en los acontecimientos.
  • ¿Cómo se vive desde una radio madrileña eso que se ha llamado ‘madrileñofobia’?
  • Me he movido por España este verano y la ‘madrileñofobia’ no la he visto por ningún sitio. Se trata de un enfrentamiento entre dos administraciones, del Gobierno central con el de la Comunidad de Madrid. Me parece una pérdida de tiempo y de energía. El sistema autonómico debería funcionar con mayor lealtad y no con un enfrentamiento y haciendo oposición los unos a los otros. Es una imprudencia.
  • ¿Este ir y venir de declaraciones fomenta la radicalización de las opiniones?
  • Creo que esto siempre ha sido así. El enfrentamiento entre el Gobierno central y las autonomías lo inventaron tres presidentes autonómicos del PSOE cuando Felipe González perdió las elecciones en el año 96. Quienes ejercieron la oposición al Gobierno de Aznar fueron las autonomías con gobiernos socialistas.
  • García-Page no ha dudado en acusar a Madrid de ser una gran fuente de contagio…
  • Bueno, García-Page empezó la pandemia diciendo que cuando en Madrid se mandó a los niños a casa era porque los profesores eran unos vagos… Las autonomías no tienen fronteras.
  • Tiene usted muchos colaboradores, ¿busca gente que tenga una opinión marcada o más neutral?
  • Me gusta tener alrededor gente que me sorprenda y que sea librepensadora. Con ideas y principios, pero que vea las cosas con ecuanimidad. Los que colaboran con nosotros son gente ecuánime, capaz de reconocer una cosa y la contraria y más allá de sus ideas, porque juzgar un hecho con prejuicios no lleva a ninguna parte.
  • ¿Esta situación de crispación ha polarizado también a los medios de comunicación?
  • No… pero también es verdad que ahora estamos en un mundo más visual y se tiende más al espectáculo. Y para dar espectáculo se tiende a polarizar. Pero en periodismo se tienen que contar las cosas con la honesta objetividad de quien las está viendo. El periodismo es servicio público, no espectáculo.
  • ¿Cómo debe ser la relación de los políticos con los medios?
  • Uno de mis primeros maestros en el periodismo me dijo que a los políticos hay que mantenerlos alejados para vigilarlos de cerca.
  • 60788
loading…