Juan Domínguez Díaz (ex COPE Almería): “Presentar los Juegos Mediterráneos del 2005 fue mi mejor experiencia”



Los Juegos Mediterráneos 2005 se asocian en Almería a la voz de quien presentó el acto de clausura, Juan Domínguez, «la mejor voz de Almería», como siempre le digo amistosamente. Tras pasar 46 años ante los micrófonos de la COPE, se jubiló en 2019. Diario de Almería le ha entrevistado:

–En estos años, un recuerdo por encima de todos los demás…
–Sin duda, presentar los distintos actos de difusión de los Juegos Mediterráneos del 2005 y luego la Ceremonia de Clausura. Recuerdo que le dije a Megino: “Juan, me llevaré a la tumba el haber presentado la Clausura de estos Juegos, lo más grandioso que ha pasado nunca en Almería”.

–Sin embargo no ibas a ser tú su presentador.
–No, iba a ser Carlos Herrera quien presentara la Apertura y la Clausura. Estuvimos una semana ensayando todo y él nunca venía a los ensayos. Total, que a la dirección no debió sentarle muy bien aquello y me dijeron a mí si quería hacer la Clausura. Yo creía que era una broma y cuando me di cuenta que iba en serio empecé a dar saltos de alegría.

–¿Cómo pensaron precisamente en ti?
–Porque en la presentación de no sé qué acto me vio Vicente Añó y le gustó mi estilo ante el micrófono. Al acabar, me dijeron si quería ser el animador de los partidos que lo requería (baloncesto, voleibol…) y yo, que estaba en el gabinete de Comunicación, acepté encantado. Incluso las presentaciones de los Juegos en distintas ciudades (Madrid, Barcelona, Sevilla) las hice yo.

–Y cuando todo acabó, otra vez a la Cope.
–Sí, claro, donde empecé en 1973 de casualidad. En COU me quedaron las Matemáticas y me dio clases de recuperación Juan Mateos. Trabajaba en Radio Popular y debió gustarle mi voz porque habló con Paco Moncada y me ofrecieron trabajar allí.

–Tus comienzos fueron difíciles, como en todo.
–Yo tenía entonces 18 años y empecé haciendo programas musicales. Luego sustituí a Mari Nieves y a Pototo en sus vacaciones. Y cuando a Pepe Pardo se le acabó la excedencia y volvió a su trabajo, el director me ofreció hacer los deportes.

–Todo eso son muchas horas…
–Mira, he llegado a estar seis horas diarias ante el micrófono. En el año 1977 me encontré con cinco programas seguidos: Popular 16, Servicio Público, Popular Cope, En Órbita y La tarde. Y yo no era profesional de la radio.

–Eras maestro y agente de seguros, si mal no recuerdo.
–No recuerdas mal. Yo acabé Magisterio pero nunca llegué a ejercer porque estaba ya en la radio; y mi trabajo eran los Seguros, a lo que dedicaba la mañana. Total, que empezaba a trabajar a las 8, acababa a las 3 de la tarde, comía como podía, a las 4 a la radio y allí estaba hasta las 9 de la noche. Hoy no aguantaría eso y más, tras haber tenido problemas de salud, aunque no me he muerto, como han escrito por ahí.

–Bicho malo…
–Pues tal vez sea por eso pero estoy vivito y coleando. Además, sigo presentando los Deportes de Interalmería y no quiero dejar colgado a Juanjo García.

–O sea que jubilado de la radio pero no de la televisión.
–Como te he dicho, 46 años en la Cope ya me dan margen para jubilarme algo que hice en noviembre de 2019. Pero los lunes sigo en Interalmería, donde ‘sólo’ llevo 12 años.

–A ver, cuéntanos anécdotas de este tiempo.
–Recuerdo que estando en directo un terremoto bastante perceptible sacudió Almería. Los compañeros salieron corriendo a la calle pero yo pensé: “Como deje el micrófono y eche a correr se va a crear alarma entre los oyentes”; y seguí como si nada.

–¿Qué te pasó con aquella mariscada con Silvia Tortosa?
–¡Ja, ja, ja! Tras presentar ambos en una discoteca nos fuimos a cenar al Romeral. Bueno, pues ella pelaba las gambas con cuchillo y tenedor y yo, por más que lo intentaba, no me salía. Me puse perdido de líquido.

–Acabamos con algo que te ha resultado entrañable.
–Sí. El año pasado me dieron el premio a mi trayectoria profesional ¡Onda Cero, la competencia! Les estoy agradecidísimo por ese detalle de amistad.

64519