José Luis Pizarro, la voz de los madridistas en Radio Marca Barcelona

José Luis Pizarro

Muy activo en las redes sociales, José Luis Pizarro es una “rara avis” en el universo blaugrama casi hegemónico de Barcelona. Pizarro es un madridista en la ciudad condal, lo que tiene su mérito en los tiempos que corren y congrega a sus “vikingos” en “Madridistas en Cataluña“, el programa que presenta en Radio Marca Barcelona. La entrevista que le ha hecho Eloy Lecina para la web elcorazondelaspenas (por peñas) con fotos de Alba Ortuño, nos ayuda a conocerle mejor.

José Luis Pizarro es la sede del Real Madrid en Catalunya. Él se encarga de dar voz a todos los madridistas que viven en tierras catalanas y lo hace a través de las ondas de Radio Marca Barcelona (89.1 FM), emisora en la que se emite su programa: “Madridistas en Cataluña”. El madridismo catalán y todos sus peñistas han encontrado en él a su mejor aliado.

¿Dónde y cuándo nace tu pasión por el Real Madrid?
De bien pequeño, viendo los partidos del equipo con mi abuelo y mi padre. Recuerdo vivir junto a ellos, con enorme pasión, las remontadas del Madrid. Eso sí, el primer recuerdo que tengo como madridista es negativo: la final de la Copa de Europa en el año 1981, que perdimos 1 a 0 contra el Liverpool.

En alguna ocasión, ¿ibas a alguna peña a ver los partidos?
No, la verdad. Como el resto de madridistas que no conocen el mundo de las peñas, solo sabía que en algunas ciudades había más madridistas que en otras. Es cierto que, por entonces, se hablaba mucho de la Peña Madridista El Prat. Era una de las más multitudinarias a nivel nacional y contaba con casi 1.000 socios. Se hablaba también de ciudades como Terrassa, ya que las peñas instaladas allí acogían siempre las reuniones anuales de las peñas merengues; pero la de El Prat era muy conocida porque siempre acompañaban y recibían a los jugadores del Real Madrid en el aeropuerto cuando venían a Catalunya a enfrentarse al FC Barcelona o al Espanyol. Además, Terrassa fue adquiriendo mucha repercusión por su “madridismo”, y ahora hay hasta 5 peñas madridistas ahí.

Las peñas y la radio, siempre de la mano

¿Cuándo empezaste a ir a las peñas o cuál fue la primera a la que fuiste?
La primera vez que fui, me acuerdo perfectamente, fue en el año 1995, a la Peña Madridista Iluro de Mataró. Y es curioso porque no fui a ver un partido, sino para ver si podía viajar con ellos al Santiago Bernabéu a ver el Madrid – Barça. Finalmente, conseguí entrada y me acuerdo que ganamos 5 a 0, ¡en mi primera visita al estadio! Ya había estado anteriormente, pero con el estadio vacío. Mi padre nos había llevado a Madrid alguna vez y me acuerdo que le daba 100 pesetas al hombre que cuidaba el césped para que nos dejara pasar a verlo. Pero claro, no tenía nada que ver el Santiago Bernabéu de esa época con el de ahora, que es de 5 estrellas. Antes era mucho más pequeño.

¿Qué importancia tienen las peñas madridistas en Catalunya?
¡Uy! Muchísima. Durante mucho tiempo, antes de que existieran las redes sociales, era un punto de reunión, de encuentro y de compromiso con el club. El hecho de tener un espacio físico donde se pueden desarrollar todas las pasiones, conocer a gente que tiene tus mismos gustos y compartir el cariño por un equipo… ¡Es maravilloso! Siempre digo que las peñas son una especie de casa regional, de casa de sevillanas, pero en lo deportivo. Las peñas cobran sentido, sobre todo, porque son como pequeñas embajadas del club lejos de la zona de influencia que tiene la propia entidad en su ciudad.

¿Tu pasión por la radio fue impulsada por el Real Madrid?
No del todo. A mí me encantaba el deporte, pero también la música. Con 8-9 años ya practicaba en casa presentando canciones de Eros Ramazzotti y cantantes de aquella época (Ríe).

Llegaste a tener un programa de música, ¿no?
Sí, Top Mediterráneo, que actualmente lo estoy recomponiendo y está en stand-by. En el año 1988, cuando me mudé con mis padres a Premià de Mar -antes vivíamos en el barrio de Sant Andreu- comencé a trabajar en la radio local de aquí, del pueblo. Tenía 14 años y tuve el apoyo de Juan Luis Ferrer, que me ayudó muchísimo en este mundo radiofónico y me enseñó muchas de cosas.

¿Cuándo y por qué se creó el programa “Madridistas en Cataluña”?
Pues, ¡fíjate! Me acuerdo de la fecha exacta: el 12 de noviembre de 2012 comenzamos. Aquí en Premià de Mar, en la radio de Esport360. Esta radio nacía con el objetivo de especializarse únicamente en deporte y su director, Joan Prats, me propuso la idea de hacer un programa dedicado exclusivamente a los madridistas. He de reconocer que al principio no lo veía claro, pero al final me vi con fuerzas y ganas para emprender el proyecto. Comencé llamando a las peñas madridistas de Cataluña para informarles. Me acuerdo que Eusebio Salguero, presidente de la Peña Madridista Iluro, fue uno de los pocos que no me colgó el teléfono.

¿Te colgaban el teléfono?
Sí, sí… Me colgaban o me decían: ¡No! No me interesa, gracias. Muchos se pensaban que era una broma. No se creían que en Catalunya, donde casi todo el mundo es del Barça, se iba a crear un programa para hablar del Real Madrid.

Alguno de los que colaboran en tu programa ahora, ¿lo hizo? ¿Te colgó el teléfono?
¡Y tanto! En su momento, pasaron de mí por completo porque pensaban que les estaba tomando el pelo. Me decían que no podía ser verdad, que no existían precedentes en ese sentido.

Cuándo creaste el programa, ¿qué peso querías que tuvieran las peñas?
Quería que las peñas vinieran al programa y yo ir a las peñas. Una especie de rotación para fomentar la mayor interactividad posible entre todos. De este modo, se podía crear un vínculo entre los madridistas y, lo más importante, que sintieran que el programa era un altavoz para ellos. Un altavoz para explicar sus actividades,
sus frustraciones, sus alegrías, sus penas o incluso hacer peticiones al Ayuntamiento de su ciudad. Es decir, que todas las peñas tuvieran un lugar donde expresar y hacer “madridismo”.

¿A día de hoy tienen el peso que querrías o ha cambiado?
Diría que ha evolucionado y bastante. Lo que más me gusta es que a muchas peñas les sirve el programa para avanzar y crecer, lo que hace que sientan el programa como si fuera suyo. Hemos logrado cuajar en el tejido que representan las peñas, que no deja de ser una gran familia, una entidad social. Formamos parte de ellos y cuando yo llego ahí, no me ven como un ente extraño, sino como algo positivo que les ayuda. ¡Eso es lo bueno!

Los peñistas o los presidentes, cuando van al programa, ¿van a hablar solo de la actualidad del equipo o van también a hablar sobre sus peñas?
Yo les pregunto habitualmente sobre las actividades que organizan. Sobre todo, si tienen alguna cercana en su calendario. Les hago una mención y de esta forma su visita al programa no queda solo diluida en la actualidad del Madrid. Es una forma de ayudarles, objetivo prioritario del “Madridistas en Cataluña”.

¿Es difícil tener un programa del Real Madrid en Catalunya?
Económicamente mucho. La producción del programa, la liquidación con la radio en la que emites… Todo eso comporta cada mes un gasto fijo y un presupuesto anual bastante elevado. Por suerte, contamos con patrocinadores y estamos en la situación de “lo comido, por lo servido”. Así que no me estoy haciendo millonario precisamente (Risas).

Y las peñas, ¿ayudan económicamente?
Están muy fastidiadas, la verdad. Hay muchos socios que a día de hoy no pueden pagar las cuotas y eso afecta a los recursos que estas puedan tener. Pero hay algunas que, pese a las dificultades, siempre están ayudando y eso lo valoro mucho.

Sabiendo que en la actualidad funciona de maravilla la confrontación entre aficionados de diferentes equipos, ¿por qué solo invitas a gente del Real Madrid al programa?
Es una buena pregunta, pero yo creo que nos basamos en la filosofía de toda la vida del Real Madrid. Nuestro club, desde que se fundó, se ha caracterizado por no fijarse nunca en lo que hacen los demás. Todo lo contrario a lo que hace el Barcelona, pues siendo un club muy poderoso en el deporte, siempre ha tenido tendencia a mirar al Real Madrid. Nosotros, en cambio, al haber promediado mejores estadísticas y conquistar más títulos que nadie, nunca hemos criticado o utilizado a los demás para justificarnos. Ahora la cosa está más igualada, pero históricamente ha sido así. Además, en Catalunya ya hay muchos programas en los que intervienen barcelonistas. Con lo cual, creo que si hablamos solo del Madrid y de las peñas que lo rodean, el madridista va a sentir que le estamos haciendo un guiño concreto, especial.

¿Crees que si hubiera más gente del Barça en las tertulias mejoraría aún más la audiencia?
Es evidente que no podemos competir con esos programas en los que hay confrontación de aficionados o los que son más generalistas. Y no podemos porque nosotros no dejamos de ser un programa de radio “microtemático”. En realidad, somos incluso algo cercano a ser un programa institucional, como una extensión del club. En este caso, nos pasa un poco como a RMTV, el canal del Real Madrid. Eso sí, nos hacen tanto daño desde fuera, que estos formatos nos ayudan a defendernos.

¿Con alguna peña o algún presidente que ha ido a tu programa, hay mala relación?
Siempre hay pequeños problemas, pero muy pocos. Me intento llevar bien con todo el mundo.

Y esos pequeños problemas que han podido surgir, ¿a qué se deben?
¡Bueno…! A veces se quejan porque quieren estar más en el programa, porque se creen más importantes o más mediáticos que otros, pero yo siempre intento ser ecuánime y dar oportunidad a todo el mundo.

Ayudar también a las que más lo necesitan, ¿no?
¡Exacto! Por ejemplo, ¿por qué no va a venir el presidente de la PM de Olesa de Montserrat si es una persona fantástica que siempre nos ha ayudado con el programa? ¿Me explico?

Hiciste el primer viaje a Madrid gracias a Eusebio Salguero, como nos has explicado y él no se pierde ningún programa vuestro. ¿Tenéis una relación especial?
Está y estará en todos mis programas siempre porque es uno de los que más me ha ayudado desde el principio. Siempre que le he tenido que pedir algo, ahí ha estado tendiéndome su mano. Cuando hemos tenido que cambiar de horarios y eso implicaba más coste de producción, por ejemplo, ahí estaba él. Además, es una persona muy mediática en la que muchísima gente se ve representada y ve representado en él al Real Madrid en Catalunya.

Estás muy cerca de las peñas cada día, ¿qué dirías que es imprescindible para que triunfen?
Imprescindible es que intenten sobrevivir sin tener unos costes elevados para sus socios y que obtengan recursos realizando muchas actividades.

¿Y qué error no deben de cometer nunca?
Nunca he entendido que haya peñas que no dejan entrar a las personas que no son socias. Eso implica cerrarse muchas puertas, ya que nunca vas a poder atraer a gente nueva. Y otra cosa fundamental: en la junta directiva tiene que haber una mayor presencia de mujeres y de jóvenes. De esa forma llegas a todas las clases sociales y la imagen de igualdad y renovación que transmites es muy positiva.

Ahora estas trabajando en RMTV, ¿ha afectado eso al programa?
Nos ha beneficiado, tanto a mi programa como al canal del club. Ese punto de unión ha hecho que haya una mayor fuerza y una interactividad que los oyentes perciben, ya que ven que no están solos en Catalunya, que hay un madridista que va y viene, que hace de puente, que es nuestro emisario y que nos sentimos representados por
él. Podría ser yo u otra persona, pero soy un afortunado la verdad y estoy encantado de desarrollar ese papel.

¿Es complicado compaginarlo?
Es complicado, no te voy a engañar. Más que nada porque no está aquí cerca, por mucho que vayas en AVE. Eso sí, cada vez lo llevo mejor. Me voy acostumbrando. Repito: soy un afortunado, así que lo hago con una sonrisa y con mucho gusto.

Es muy especial para ti, ¿verdad?
¡Ni te lo imaginas! La primera vez que me convocaron en el Santiago Bernabéu para hacer una tertulia en RMTV, no estaba nervioso, pero sí muy emocionado. Ser periodista y que te fiche el club que amas es como ser futbolista y ponerte la camiseta del equipo al que has defendido desde que naciste.

¿Qué aceptación ha tenido eso aquí en Catalunya? ¿Ha generado envidia o han valorado tu trabajo?
¡Uf…! Envidia sí que ha generado mucha. Pero, en realidad, he notado los dos extremos. Por un lado, los que piensan que he utilizado a las peñas para llegar donde estoy. Eso me duele en el alma. Pero, por otro lado, me he dado cuenta de quién se ha alegrado de verdad por mí y prefiero quedarme con eso.

Ahora que estás muy cerca del club, ¿se les da importancia a las peñas desde dentro?
Hay un departamento que se ocupa de todas ellas, pero es muy difícil de controlar. En España hay entre 1.600 y 1.700 peñas del Real Madrid, por lo que es dificilísimo contentar o corresponder a todas. Eso sí, además del buen departamento de peñas que tienen, muchos ex jugadores del club desarrollan un papel de relaciones públicas fundamental. Los José Luis Morales, Juan José, Pepe Salguero, Paco Bonet, etc., están haciendo un trabajo fabuloso.

Y en los medios, ¿crees que se les da valor a las peñas?
Sinceramente, solo se acuerdan de ellas cuando llega el Barça-Real Madrid y porque lo tienen muy fácil: llevan a un cámara y a un reportero a los diferentes locales y ya tienen 7 u 8 piezas de ese día. Eso sí, luego durante el año nada de nada.

El programa “Madridistas en Cataluña” tiene futuro ¿Cómo ves tu programa actualmente?
¡Fantásticamente bien! A partir de esta semana cambiamos de horario y pasamos a emitir los viernes de 20:00h a 21:00h. Nos dará mucha más salida y mucha más audiencia, ¡estoy seguro! Llevamos 250 programas en Radio Marca Barcelona y más los 150 que hicimos en Esport360, casi 400 programas a la espalda. Así que estoy súper contento. Creo que es un programa que va a durar muchísimos años, conmigo o sin mí.

¿Dónde ves de aquí a unos años al programa? ¿Hasta dónde crees que puede llegar?
Creo que se podría hacer un programa a nivel nacional. Radio Marca es la radio del deporte y es el mejor escaparate posible. Llevamos varios años pensando en llevar a cabo algún símil en televisión, pero tendría que ser un formato diferente, más dedicado a las peñas y a las personas que las conforman, buscando la emoción de la audiencia.

¿Sería viable un programa de televisión?
Es muy complicado. Necesitaríamos el apoyo de alguna productora o de la propia televisión del club. Es mucho trabajo y hacerlo bien implica hacer frente a unos costes muy elevados. ¡Y lo queremos hacer bien! Para coger una cámara, colocar cuatro sillas y poner de fondo cuatro posters de Cristiano Ronaldo, no lo haremos, no merece la pena.

Y, ¿el tema del periódico que lanzaste? ¿En qué punto está el “Madridistas Plus”?
La misma semana que me llamaron de RMTV, íbamos justamente a retomar la segunda temporada. Yo comencé a subir y bajar de Madrid y lo fuimos postergando todo. Lo tengo pendiente porque queremos volverlo a activar.

¿Tenía buena acogida?
Muy buena. Además, últimamente lo estábamos mandado a casi todas las peñas de España, aunque solo fuera un ejemplar. Lo repartíamos alrededor del Santiago Bernabéu los días de partido y yo iba de autocar en autocar diciendo: “¡Oiga! ¿Puedo dejar un montoncito aquí para cuando venga la gente?”. Y lo hacía yo mismo, ¡eh!, no se
me caen los anillos. Igual presento un programa que estoy en las trincheras, ya que creo que ese es un valor importante en una persona: el poder adaptare a todas las circunstancias.

48592