José Antonio Pardellas: Un octogenario incombustible

José Antonio Pardellas

Salvador García Llanos en eldiario.es nos ofrece un perfil de José Antonio Pardellas:
La Asociación de la Prensa de Tenerife (APT) hará entrega este lunes del premio Patricio Estévanez, instituido para reconocer los valores de una trayectoria profesional, a José Antonio Pardellas Casas, quien fuera director del Centro Emisor del Atlántico de Radio Nacional de España y uno de los locutores pioneros de la televisión en las islas, un enamorado del medio que se resiste a dejar de cultivarlo, como lo prueba el que aún hoy entretiene con entrevistas, comentarios y tertulias desde una modesta emisora en la capital tinerfeña, La 10 Radio.

Su currículum, desde luego, refleja la valía de su trayectoria y de sus logros. Dejemos constancia de algunos de ellos: licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de La Laguna, y Máster en dirección de empresas audiovisuales por la Universidad Complutense de Madrid. Ejerció como director de la Red de Emisoras Territoriales, con sede en Madrid, tras el proceso de fusión de Radio Nacional y RadioCadena Española. Miembro de la Academia Española de las Ciencias de la Radio. Está en posesión de los premios Ondas y Canarias de comunicación.

Toda una vida, pues, dedicada a la radio. Un compromiso fehaciente que ha ido puliendo con solvencia. Se ha ganado el respeto de todos. Las huellas de su voz están por todo el espectro, por todos lados. Atento a la evolución del medio, ha sabido siempre estar a la altura de las exigencias que iban surgiendo con las nuevas modalidades. Si siempre se ha dicho que la radio sabía de salir de las amenazas y de las crisis que sobre ella se cernían, José Antonio Pardellas es un ejemplo viviente de ello.

Tres recuerdos puntuales de nuestra relación, a los que ya hemos referencia en alguna entrada anterior:
En una ocasión, coincidiendo con una jornada de reflexión electoral, hicimos el programa La Tertulia, que se emitía en Radio Nacional de España, en directo. La realización, con una aportación de datos canarios muy copiosa y con testimonios plurales, mereció una felicitación de candidatos de distinto signo.

El segundo: presentamos una “Tertulia” al tercer Certamen Internacional de Periodismo J&B, con el título “Turismo: La apuesta turística del futuro”. Y resultó ganadora, en noviembre de 1990. Unos meses después, al ser designados por Jerónimo Saavedra para la Dirección General de Relaciones Informativas del Gobierno de Canarias, con gran pena, tuvimos que decir adiós a aquella realización radiofónica.

Y un tercer episodio: pese a la manifiesta enemistad con Joaquín Martínez del Reguero, redactor en RNE, informamos en directo, a los pocos minutos de haberse producido, de un atraco mortal a un furgón blindado en el Puerto de la Cruz. Los dos hicimos lo que había que hacer: comportarse con profesionalidad. Primaba la información y así lo valoraron en Madrid, en varios boletines informativos, a lo largo de aquella accidentada tarde.

Cuando eso, ya se había materializado una reestructuración de las emisoras territoriales. Después de RadioCadena Española, que aquí sucedió a Radio Juventud de Canarias, de donde salieron otros ilustres como Juan Hernández, Tomás Correa, Manuel Negrín y Domingo Alvarez, actual director de RTVE en Canarias, vinieron Radio 3 y Radio 5, apellidada ‘Todo noticias’. Por ahí aparecen nuevos valores, como César Fernández-Trujillo hijo, un ejemplo de saber estar e informar.

Fueron tiempos prósperos, durante los que mantuvo la vocación de servicio público, tan defendida e impulsada por José Antonio Pardellas que ejerció eficazmente la dirección durante varios años y a la que siguió en sus funciones María Luisa Arozarena, que se encargó de mantener, con el celo que la distingue, las mejores relaciones profesionales e institucionales con Madrid y con la sociedad canaria. Domingo Álvarez ha completado ese terceto de directores tinerfeños, cada quien poniendo el listón más alto para producir una radio seria, bien hecha, ecuánime, pluralista, dinámica y con cobertura estimable.

Ahora, Pardellas suma otro galardón. Un octogenario incombustible. Felicitaciones.

58231