José Ángel Martín tiene una colección que alcanza los 3.000 objetos relacionados con The Beatles



José Ángel Martín

Manuel Laya nos lo descubre desde El Norte de Castilla:
José Ángel Martín es vigilante de seguridad y lleva más de 20 años coleccionando cosas de los Beatles, su gran pasión. Muchos aficionados al grupo británico ya le conocen por su programa de radio, ahora podcast, Strawberry Fields Radio Beatles. Más de 10.000 seguidores en sus redes que aprenden, escuchan y comparten su amor por la música de los británicos, como José dice «es una forma de compartir mi locura con el mundo». Actualmente se encuentra a punto de publicar un libro en que ha colaborado con Enrique Sánchez, el culpable de que con 17 años comenzara a coleccionar objetos de los de Liverpool. En una de sus visitas a casa de Lucio Montero, coleccionistas de discos, se quedó tan maravillado de su colección que «se me hicieron ojos chiribitas. Lucio me regaló un libro de mi actual amigo Enrique, ‘Olé Beatles’, ese libro fue mi guía para ir consiguiendo los discos de edición española».

Toda esta historia comienza cuando su madre empezó una colección ‘Los 60 de los 60’, en ella se incluía un disco de los Beatles, José Ángel leyó la biografía y escuchó el disco. De esa colección empezó a hacer una lista de los discos de los Beatles para luego «me iba a la Casa de las Conchas, sacaba los CD’s en el servicio de préstamo y los grababa. Y así comencé a conocer su música y fue como una enfermedad, te atrapa y hasta hoy. La Beatlelmanía me contagió». No era mucha la paga que recibía José pero se las ingeniaba para ir formando su colección poco a poco, su primer disco que lo adquirió en el año 98, una edición 30 aniversario del doble álbum blanco de los Beatles, «con la paga que me daban en casa me bajaba a Radyre y me compraba los discos de Paul Mccartney, que estaban de oferta a mitad de precio, compraba dos cada mes y me aprendía todas las letras. Ahí fue cuando empecé a coleccionar discos originales. Luego ya comencé con los de los Beatles, que eran más caros, al no pasar de moda nunca se rebajaban mucho».

Como José, mucha gente se siente atraída por música que no es de su época, algo que siempre acabo marcándote entre los amigos, «mientras el resto escuchaba los Back Street Boys, las Spice Girls, Ricky Martin o Alejandro Sanz, yo era el bicho raro del grupo, me decían ¡qué haces escuchando música tan vieja y anticuada!». En un tiempo en el que las compras por internet no eran una posibilidad, las tiendas de música eran el centro de los amantes de la música, «cuando tenía algún capricho bajaba a hablar con mi amigo Jaime de Radyre y me lo conseguía. Con el paso de los años ya he ido viajando y aprovecho siempre para pasarme por alguna tienda de discos para conseguir algo». Pero no sólo los discos centraban toda la atención de José Ángel, que también se hacía con todos los libros que caían en sus manos sobre los Beatles, un hábito que fue dejando al comprobar que muchas biografías están llenas de errores, ahora «me compro libros de autores de reputación, de personajes del círculo íntimo de los Beatles, que te puedan aportar datos que tú no conozcas y estén en las biografías convencionales que están plagadas de errores».

Colección
Tras 23 años coleccionando objetos, José Ángel no podría decir a ciencia cierta cuantos objetos podría llegar a tener de los Beatles, «tengo que hacer un inventario pero calculo que tendré unos 3.000 objetos, solo en discos sobrepasan los 1.500, luego hay revistas, libros, merchandising, …». Pero su colección va más allá, y también se centra en la moda, «tengo una camisa que es una réplica de la Vietnam que uso en los años 70 Jonh Lenon, pero también tengo réplicas de sus gafas, cuatro trajes de conciertos, botas,…» añade José Ángel. Pero tener cosas implica disfrutarlas sin duda, «tengo muchos discos originales de los 60 y también sus reediciones mejoradas pero de vez en cuando me gusta ir a esos discos viejos. El sonido de los Beatles para mí es el de un disco viejo y en mono. El miedo a rayarlos siempre está ahí porque son discos que sobrepasan los 50 años».

Joyas
Varias son las joyas de la corona de la extensa colección de José Ángel, entre sus posesiones tiene en muy alta estima un libro que conmemora los 30 años de la All-Starr Band, la banda de Ringo Starr, firmado por él, el hecho de que uno de los componentes sea el que haya firmado el libro le da un valor incalculable para él. Sin duda, una de las piezas que más llama la atención es un ladrillo original de The Cavern original, ya que el actual no es el mismo local en el que actuaron los Beatles cuando tocaron allí, es una réplica. También llama la atención un pedazo del primer escenario que los Beatles pisaron como tal en Liverpool, antes tuvieron muchos nombres, el 17 de diciembre de 1960. Enmarcado en un cuadro negro, con una leyenda y una foto, es otra de esas piezas llamativas. José Ángel nos cuenta el ‘chollo’ que consiguió al adquirir el ladrillo, «un chollo fue el ladrillo del Cavern, es algo que siempre quieres tener pero ves los precios y te echa para atrás. Se están pagando entre 600 euros y 1.000 euros por un ladrillo, el dueño aceptaba ofertas y el que conseguí por cerca de 200 euros».

En un segundo escalón de objetos sitúa el primer single que publicaron, Love me do. También el primer single que grabaron de forma profesional en Hamburgo, con el nombre de The Beat Brothers. Entre muchas revistas, José destaca el número uno de la revista del club de fans de época, ‘The monthly book’.

Viajes
Como buen fan de los Beatles, José ha visitado los lugares donde sus ídolos pasaron parte de sus años de fama, alguna de esas odiseas acabó con visitas inesperadas, «la última vez que fui a Barcelona con mi pareja fuimos al hotel donde se hospedaron los Beatles cuando actuaron en la Ciudad Condal, el Avenida Palace. No lo habíamos planeado pero surgió la ocasión. Hablé con los del hotel y les conté un poco que estaba investigaron para un libro y me dejaron subir a la habitación donde se hospedaron. De ahí nos fuimos al exterior de la plaza de toros de La Monumental donde actuaron. La verdad es que no fue premeditado como el viaje que hice a Liverpool. En España solo actuaron en Madrid y Barcelona pero sí es verdad que se puede visitar también Almería, donde John Lennon rodó una película y comenzó a escribir allí su canción Strawberry Fields Forever. Y Paul McCartney hizo un viaje de incógnito atravesando la península, desde Irún a Sevilla».

Lo mejor
Los años coleccionando y la experiencia que ha ido adquiriendo ha hecho que José Ángel haya cambiado sus ganas de coleccionar cosas materias por otras más intangibles, «a raíz de conocer a Enrique ya no soy solo coleccionista de objetos, me gusta ser coleccionista de experiencias, no las cambio por nada. Un montón de experiencias con gente que compartió momentos con los Beatles, esas charlas son impagables, no cambio ninguna experiencia por el ladrillo del Cavern».

Exposición
Que Salamanca tiene un gran número de salas y lugares para montar exposiciones no es un secreto para nadie y también lo sabe José Ángel el cual reconoce que «me encantaría hacer algo en el Museo del Comercio con ese ambiente con el ladrillo abovedado y todo rodeado de aparatos de radio aunque sin duda sería estupendo poder exponer en La Salina por lo céntrico que está, tendría mucha más visibilidad y más visitas».

Aunque sabe de la dificultad de montar una exposición así, «una exposición así implica muchas medidas de seguridad para objetos que valen mucho dinero y se pueden dañar. En Valladolid hicimos una exposición pero solo sacamos el 20% de lo que teníamos».

Deseo
A un ‘fanático’ de los Beatles es muy complicado hacerle un regalo que tenga que ver con el grupo de Liverpool porque «seguramente ya lo tenga» como afirma José. Pero a veces la imaginación vuela y soñar es gratis y reconoce que «me gustaría llegar a conseguir algún objeto personal que haya pertenecido a los Beatles, pero eso es otra liga superior a la mía, tengo el autógrafo de Ringo pero sé que algún otro sería más complicado de conseguir. Alguna prenda, algo que hayan usado en algún concierto, … esas cosas están fuera de mi alcance».

63526